ONU advierte ataques contra asilo de refugiados en la Unión Europea

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) pidió a los Estados que investiguen y pongan fin a las prácticas de expulsión y rechazo a refugiados y solicitantes de asilo en fronteras terrestres y marítimas de Europa.

El ACNUR ha recibido un flujo continuo de informes de algunos estados europeos que restringen el acceso al asilo, devuelven a las personas después de que han llegado al territorio o las aguas territoriales y utilizan la violencia contra ellas en las fronteras”, dijo la Alta Comisionada Asistente para la Protección del ACNUR, Gillian Triggs.

Los rechazos se llevan a cabo de forma violenta y aparentemente sistemática. Los barcos que transportan a refugiados están siendo remolcados. Las personas son detenidas después de aterrizar y luego empujadas hacia el mar. Muchos han denunciado violencia y abuso por parte de las fuerzas estatales”, añadió.

Algunas de las prácticas de naciones europeas son las detenciones de manera informal a las personas que llegan por tierra y su devolución por la fuerza a países vecinos sin tener en cuenta sus necesidades de protección internacional, afirmaron desde el ente.

Tres documentos rigen los temas de refugiados en la región: La Convención de Refugiados de 1951, la Convención Europea de Derechos Humanos y la legislación de la Unión Europea (UE). Estos documentos requieren que los estados protejan el derecho de las personas a buscar asilo y protección contra las devoluciones, aunque sean de forma irregular.

Por lo tanto, la agencia alega que las autoridades no pueden denegar de forma automática la entrada o el regreso de personas sin evaluar antes su situación individual y necesidad de protección.

 “Respetar las vidas humanas y los derechos de los refugiados no es una opción, es una obligación legal y moral. Si bien los países tienen el derecho legítimo de administrar sus fronteras de acuerdo con el derecho internacional, también deben respetar los derechos humanos. Las devoluciones son simplemente ilegales«, dijo Triggs.

La comisionada añadió que solicitar asilo es un derecho humano fundamental y resaltó que la pandemia de la Covid-19 no es excepcional para ese derecho. Aseverando que es totalmente posible protegerse contra la pandemia y garantizar el acceso a asilos justos y rápidos.

La ACNUR dejó claras sus preocupaciones a los estados europeos. Además, pide investigaciones urgentes sobre presuntas violaciones y malos tratos basados en testimonios creíbles que son verificados por organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y otras instituciones.

Abogamos por la creación de mecanismos nacionales de supervisión independientes para garantizar el acceso al asilo, prevenir violaciones de derechos en las fronteras y garantizar la rendición de cuentas. El Pacto de la UE también propone un seguimiento independiente e instamos a los Estados miembros de la UE a que lo apoyen”, dijo Triggs.

Al menos 95.000 personas llegaron a la UE por mar y tierra en 2020, una cifra que representa una disminución en 23 por ciento en comparación con los arribados en 2019 (123.700) y en un 33 por ciento en comparación con 2018 (141.500).

Finalmente, la ACNUR reconoce que algunos estados tienen responsabilidad desproporcionada para acoger recién llegados, pero piden el apoyo solidario de otros Estados Europeos. Asimismo, instó a los gobiernos a cumplir sus compromisos con la protección de refugiados y está dispuesto a ayudarlos a cumplir con sus obligaciones internacionales de asilo.

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: ACNUR. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: