Cacerolazo por la vida en Colombia

Por Orlando Oramas León / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano

Un cacerolazo por la vida está convocado hoy en Colombia por diversas organizaciones como expresión del hartazgo ciudadano ante la inseguridad y el abandono de sectores necesitados y marginados.

Exigimos garantías de vida para los pueblos indígenas, afros, campesinos, las comunidades rurales, urbanas y para los sectores más empobrecidos, exigió la Organización Nacional Indígena en su convocatoria a la movilización.

Por su parte el partido Comunes, en respaldo a las protestas, aseguró que «Colombia merece vida digna, por eso nos unimos al cacerolazo. Colombia está cansada que la crisis recaiga sobre los menos favorecidos‘.

Entre las exigencias cardinales del Cacerolazo Nacional están la renta básica, la salud para todos y mejores condiciones de trabajo, educación y vida.

La senadora de Comunes Sandra Ramírez apoyó las manifestaciones y envió un mensaje para unirse «como país y exigirle al gobierno de Iván Duque la implementación de la renta básica para la población más pobre y vulnerable».

«Gran cacerolazo Nacional! Renta Básica para resistir. Vacunas (contra la Covid-19) para no morir, añadió entre sus peticiones.

Ramírez criticó la propuesta de reforma fiscal del gobierno que, afirmó, pretende beneficiar a los más ricos.

#ReformaTributariaEs otra prueba de las mentiras que @IvanDuque prometió en campaña. Lo que quieren es gravar la canasta familiar y darle más exenciones tributarias a los poderosos, suscribió en su cuenta en Twitter.

 

La legisladora graficó su mensaje con la imagen de un poster de la campaña electoral de Iván Duque en el que promete «menos impuestos, más salario mínimo» y un «país solidario».

Por su parte, el movimiento Renta Básica Universal Colombia Humana recalcó que «si el Gobierno no da garantías para una vida digna, el pueblo lo expresa en las calle».

El cacerolazo está planificado en todo el país desde las 19:00 hora local de este miércoles.

La movilización ocurre cuando no cesan en la nación sudamericana los crímenes contra líderes sociales y desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

En lo que va de año suman al menos seis asesinatos de excombatientes de las FARC, convertida en Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común y actualmente llamado partido Comunes, confirmó el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Autoridades de Indepaz calificaron el inicio del 2021 en Colombia como el más violento en cuanto a masacres, enfrentamientos armados, y asesinatos desde la firma en 2016 del Acuerdo de Paz en La Habana entre el gobierno y las FARC.

Varios estudios registraron entre el 1 y el 24 de enero 13 amenazas de muertes a líderes sociales y 14 asesinatos de esos actores, seis de guerrilleros desmovilizados e igual número de masacres.

Con más de 400 homicidios desde 2016, Colombia registra el mayor número de defensores de derechos humanos y líderes sociales asesinados en América Latina y uno de los peores récord de todo el mundo en esta materia, según Naciones Unidas.

Por su parte Human Right Watch, consideró que las autoridades colombianas deben implementar una política integral de protección a la población que incluya el desmantelamiento de los grupos armados ilegales, la garantía de someter a los criminales a la ley y programas de desarrollo social para detener los asesinatos de líderes sociales.

Así consta en el informe «Líderes desprotegidos y comunidades indefensas: Asesinatos de defensores de derechos humanos en zonas remotas de Colombia», que documenta casos ocurridos en los últimos cinco años, así como las graves deficiencias en los esfuerzos gubernamentales para prevenir estos abusos, proteger a los defensores y juzgar a los responsables de los crímenes.

La divulgación hoy del reporte coincide con los llamados a participar en el Cacerolazo Nacional, una acción ciudadana en la que se sumarían diversos sectores afectados por lo que consideran inoperancia del gobierno del presidente Duque e incumplimiento de las promesas que le llevaron a la silla presidencial.

 

 (*) Periodista cubano. Autor de los libros (Raúl Roa, periodismo y Revolución; Corresponsal en Nicaragua. Pohanohara, cubanos en Paraguay, todos de la Editora Política, Cuba. Compilador del libro Cuentos del Arañero, editorial Hermanos Vadell, Venezuela. Subdirector del diario Granma.

Foto de portada: EFE

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: