Cuba-EEUU: Afirman que Biden dará los primeros pasos

Por Raúl Antonio Capote (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

A pesar de las expectativas creadas sobre la posibilidad de que el recién electo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, retomará la política seguida por Barack Obama con relación a Cuba, la posición del mandatario ha sido cautelosa, repitiendo en varias ocasiones que la política a seguir está “bajo revisión”.

Según informó este lunes el diario, Los Angeles Times, la administración Biden-Harris, levantará algunas de las restricciones impuestas por Trump a los negocios, envíos de remesas, los viajes entre Estados Unidos y Cuba, así como reanudará las conversaciones diplomáticas.

La administración también restaurará algunos de los servicios de cableado, incluyendo Western Union, que se utilizan para transmitir el dinero y que el gobierno anterior bloqueó.

El jefe de asuntos del hemisferio occidental para el Consejo de Seguridad Nacional, Juan González, expresó recientemente que el “compromiso de Biden sobre Cuba es levantar las limitaciones a las remesas y posibilitar los viajes de los estadounidenses a la isla”.

Por otra parte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció que próximamente revisarán las políticas de la administración Trump hacia la nación caribeña.

A pesar de las intenciones, Biden, tiene que enfrentar una seria oposición al mejoramiento de las relaciones entre ambos países por parte del lobby anticubano en el Congreso y en el Senado de los EE.UU., donde importantes figuras están en contra de la normalización.

Un elemento a tener en cuenta en el nuevo escenario es la presencia de diez cubanoamericanos en el Congreso de Estados Unidos. Se trata de los republicanos Carlos Giménez, María Elvira Salazar y Nicole Malliotakis; Albio Sires, demócrata de Nueva Jersey, y los republicanos Mario Díaz-Balart, de Florida; Alex Mooney, de Virginia Occidental, y Anthony González, de Ohio.

Los otros electos son los senadores Marco Rubio, por Florida, y Ted Cruz, de Texas, dos republicanos a los que se suma el demócrata Bob Menéndez, de New Jersey.

Donald Trump dejó el terreno minado, el actual mandatario deberá sortear cuatro obstáculos fundamentales:

  • La inclusión de Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo.
  • Las acusaciones por supuestas violaciones de los derechos humanos en la Isla,
  • La manipulación del tema del monopolio de los militares sobre la economía.
  • La acusación de que Cuba sostiene al “régimen” de Maduro, económica y militarmente.

Sacar a la Isla de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, lleva tiempo y un montón de trámites burocráticos, según refiere el diario angelino, por lo que habrá que esperar un tiempo para ver con claridad que sucede, sobre todo cuando el lobby encabezado por Carone, Cruz y Rubio se muestra decidido a impedir que tal cosa ocurra.

Biden tiene la posibilidad de pasar a la historia de su país como continuador del proceso que inició Obama, incluso llegar más lejos, un acercamiento beneficiaría a las dos partes, sin lugar a dudas, pero los cubanos sabemos bien que solo debemos confiar el futuro a nuestros esfuerzos, esperemos que prime la inteligencia, el respeto y el derecho.

(*)  Escritor, profesor, investigador y periodista cubano. Es autor de “Juego de Iluminaciones”, “El caballero ilustrado”, “El adversario”, “Enemigo” y “La guerra que se nos hace”.

Foto de portada: Eric Baradat/ AFP. 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: