Ecuador y el péndulo político en Latinoamérica

Por Orlando Oramas León (*)  / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Ecuador podría dar otro cambio en el péndulo político del continente, cuando poco más de 13 millones de ciudadanos podrán ejercer el voto para elegir a las nuevas autoridades en unos comicios marcados por denuncias, impugnaciones, una compleja situación económica y el azote de la Covid-19.

El 7 de febrero los ecuatorianos debían recibir cuatro papeletas: Presidente y Vicepresidente, asambleístas nacionales, asambleístas provinciales, y parlamentarios andinos, pero esta última no llegará.

Según Enrique Pita, Vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), el compromiso con el Parlamento Andino no podrá “ser llevado adelante en primera vuelta, sino que tendrá que hacérselo en una segunda vuelta”. Y si esta no fuera necesaria, habría que organizar nuevos comicios solo para ese apartado, dijo.

Este cambio de última hora confirma que el camino para llegar a estos comicios resultó escabroso debido a irregularidades en el CNE y a decisiones de inhabilitación como la que concierne al expresidente Rafael Correa, quien afirma haber sido víctima de una vendetta política del actual mandatario, Lenin Moreno.

Entre las polémicas figuran también las limitaciones impuestas al voto de ecuatorianos en el exterior, denunciadas por el candidato presidencial por la plataforma Unión por la Esperanza (UNES), Andrés Arauz: “Llamamos a los observadores internacionales y a toda la comunidad internacional a estar vigilantes de que no se excluyan los derechos de participación política de nuestros migrantes en el exterior”, señaló.

Arauz también requirió a las misiones de observación electoral que detengan lo que calificó de censura a sus propuestas políticas, en referencia a la decisión de suspender la difusión de cuatro spots en los que aparece el expresidente Rafael Correa.

A pesar de esas maniobras, la encuestadora Comunizaliza reportó que buena parte de los electores entregarán su voto al abanderado de la UNE.

Vale recordar que el joven economista ocupó altos cargos durante el mandato de Correa y se presentó como candidato a la presidencia luego que el líder natural de la Revolución Ciudadana se viera impedido de participar.

En las papeletas se presentan 16 binomios presidenciales, todo un récord. Pero lo más probable es que la contienda se dirima entre Arauz y el banquero y empresario Guillermo Lasso, líder fundador del movimiento CREO, con el cual compitió por la presidencia en 2013 y 2017.

Será entonces una porfía entre el continuismo y el cambio, luego que el presidente Moreno, antiguo aliado de Correa, revelara su verdadera filiación política y aplicara medidas de corte neoliberal que vetó proyectos sociales impulsados por su predecesor y sacó a Ecuador del camino de la integración latinoamericana.

 El país abandonó la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba-TCP) en el 2018 y  la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en el 2019 por mandato de Moreno, quien colocó a Ecuador en la primera línea de ataque contra la Revolución Bolivariana y en la órbita de los gobiernos que apoyaron las peores políticas de Donald Trump para la región.

Vale destacar que los comicios ecuatorianos siguen a la victoria del presidente Alberto Fernández en Argentina; del boliviano Luis Arce de la mano del Movimiento Al Socialismo en Bolivia, y los reclamos en Brasil de destitución del derechista Jair Bolsonaro. Son movimientos del péndulo político que apuntan a la izquierda en el continente.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Rodrigo Buendía/ AFP.

 

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: