En todo el Estado español, de Este a Oeste: “¡Pablo Hasél, libertad!”

A raíz de la orden impuesta por la Audiencia Nacional por la que el rapero debe ingresar en prisión el próximo 12 de febrero, se han organizado diversas concentraciones en el Estado en solidaridad con el artista catalán.

A menos que el Tribunal Constitucional dé un giro de 180º a la sentencia, Pablo Hasél será el primer rapero encarcelado por dar su opinión en toda Europa. La Audiencia Nacional lo condena por expresar su opinión en las letras de sus canciones y en su cuenta personal de Twitter. Concretamente por injurias a la Corona, a las Fuerzas de Seguridad del Estado y enaltecimiento del terrorismo. 

“Yo también, soy Pablo Hasél”, se gritó en las concentraciones de las últimas semanas. La solidaridad se ha extendido desde Vigo hasta Alicante, pasando por Compostela, A Coruña, Ourense, Lugo, Gijón, Zaragoza, Barcelona, Lleida, Girona, Lleida, Madrid y Granada.

“Libertad de expresión, sin pasar por la prisión”, demandaban los más de medio millar de manifestantes en Madrid. Miriam, quien acudió con una pancarta de “Justicia”, no concibe que “Pablo Hasél no está haciendo daño a nadie. Hay gente que roba dinero público y no está pasando nada”. “E non pode ser: rapeiros na cadea e corruptos no poder (y no puede ser: raperos en la cárcel y corruptos en el poder)”, lamentaban cerca de un centenar de personas en Vigo la mañana del sábado 6.

“Audiencia Nacional, Tribunal Fascista”, exclamaban los manifestantes en Madrid, en relación al origen franquista del órgano jurisdiccional en el Tribunal de Orden Público. “Aquí se censura, como en una dictadura”, criticaban en Lugo. Para Miriam, lo peor de todo es que “detrás de él pueden ir muchos otros, normalizando la situación”. “Valtonyc ya se ha exiliado por lo mismo”, concluye.

“Si no hay un movimiento fuerte y organizado que defienda los derechos y las libertades, el Estado va a seguir un paso más allá en la represión”, puntualiza Juan Manuel Olarieta.

Pese a todo, el abogado defensor de represaliados y presos políticos, Juan Manual Olarieta explica que todo surge porque la “primera barrera de oposición al sistema ha sido abandonada”. “Mientras no haya un movimiento fuerte y organizado que defienda los derechos y las libertades, el estado va a seguir un paso más allá en la represión. Esta vez ha sido a la libertad de expresión, pero vendrán más ataques”, responde durante la manifestación a preguntas de El Salto.

“No es que Pablo sea una cabeza de turco, es el inicio de una nueva fase”, prosigue el abogado. “Los presos políticos antes eran personas que practicaban la lucha armada, eso ahora mismo no existe y no significa que el Estado se desarme”. “En medida que los movimientos sociales retroceden, el Estado avanza y llega a condicionar todo lo que son los mensajes en redes sociales, canciones… todo lo que vemos en la nueva Ley Mordaza Digital”, argumenta Olarieta.

“Las leyes están hechas para el beneficio de una clase social y para reprimir y castigar a la clase obrera y a los movimientos populares”, concluye Olarieta.

De forma crítica, el abogado comunista opina que los movimientos sociales “retroceden y buscan la manera de acoplarse a la legalidad, en lugar de cuestionarse la legalidad y modificarla por la vía de la lucha y de la movilización”. “El movimiento comunista debería ser mucho más crítico y debería hacer frente a las situaciones, a la represión , a la restricción de derechos y libertades”, continúa. “No sólo no se le hace frente, sino que los movimientos que deberían ser revolucionarios, en muchas ocasiones son complacientes de las medidas cuestionables que toma el estado”. “Hace mucho que no veo pasos hacia delante que hagan temblar el sistema”, demanda. 

Abogado Juan Manuel Olarieta en la manifestacion de Madrid.

Sobre el incumplimiento de las propias leyes del sistema judicial, Olarieta censura que “pensar que un estado va a auto obligarse a si mismo a cumplir sus normas es un absurdo”. “Las leyes están hechas para el beneficio de una clase social y para reprimir y castigar a la clase obrera y a los movimientos populares”, concluye quien defendió a los miembros del ilegalizado PCE (r).

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina / Fotos: Miguel Nuñez

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: