Estados Unidos: El pequeño infierno de la niña Luisa

Por Nicanor León Cotayo

Este miércoles la BBC, narró el caso de una niña inmigrante salvadoreña, llamada Luisa de apenas 9 años de edad.

Muchos se han conmovido al conocer lo sucedido, pues se trata de una pequeña migrante que lleva 532 días,  enclaustrada junto a su madre, en manos de autoridades de Estados Unidos.

La BBC señala que ella, con su voz dulce y animada, escribe  cartas a congresistas de un país que no conoce para pedir ser liberada de un centro de reclusión para familias migrantes.

Añade, que durante una conversación telefónica, la niña dijo  “todas mis amigas ya se fueron y yo solita me he quedado aquí con otra amiga”.

Refiere que el llamado Acuerdo Flores, vigente desde 1997, estipula que los  niños migrantes deben ser liberados después de cumplir el máximo de 20 días bajo detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

No obstante, este no ha sido el caso de Luisa y de otros cuatro niños, junto a sus madres,  entre 3 y 16 años, que acumulan más de 500 días en el mismo centro.

Ella y su mamá han preferido no separarse mientras luchan por evitar su deportación.

BBC finalmente comentó que el caso de Luisa revela la situación muy complicada de una disfuncional política migratoria que hereda Joe Biden.

Paralelamente la cadena CNN reportó que un cubano-estadounidense, Alejandro Mayorkas fue nombrado como Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Es el primer latino-inmigrante responsable de supervisar la inmigración y cuestiones fronterizas.

Ex fiscal estadounidense de 61 años, nació en La Habana y llegó a Estados Unidos como hijo pequeño de inmigrantes.

También dirigió los Servicios de Ciudadanía e Inmigración y fue luego Secretario adjunto de Seguridad Nacional durante la presidencia de Barack Obama.

Mayorkas era el principal candidato para esa cartera y jugó un rol importante en el acuerdo de entendimiento cubano-estadounidense a partir de 2014, desmantelado por Donald Trump en 2017.

Mientras, el presidente Joe Biden comienza a dar pasos para suavizar políticas fronterizas y otras medidas migratorias dictadas  por  Trump.

Algunos consideran  que el infierno no tiene  sucursal en la tierra, les bastaría asomarse al caso de la niña Luisa para certificarlo.

Tomado de Cubasí / NYT

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: