A diferencia de EEUU, Cuba no interfiere en ningún proceso electoral de otro Estado

Por Raúl Antonio Capote.

«Representantes de Trump una vez más mienten, difaman y difunden información falsa. Es una calumnia», afirmó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de Twitter, en la cual calificó de totalmente falsas las acusaciones de injerencia de Cuba en las elecciones de Estados Unidos

Estas falacias, nacidas del odio y del oportunismo, forman parte de la guerra sucia contra la Isla. Carentes de argumentos reales y huérfanos de ideas sanas y constructivas, recurren a la difamación con el fin de enrarecer cualquier contacto positivo entre ambas naciones.

En noviembre pasado, cuando un grupo de abogados cercanos a Trump habló por primera vez de una posible injerencia cubana en las elecciones, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla rechazó esas afirmaciones, calificándolas de «pura calumnia», agregando que, en contraste con la política estadounidense, el país antillano no interfiere en el proceso electoral de otros países.

Recientemente, Carlos Fernández de Cossío, director general de EEUU en la Cancillería cubana, aseveró que el propio Gobierno estadounidense confirmó la mentira de tales aseveraciones, mientras que José Ramón Cabañas, al frente del Centro de Investigaciones de Política Internacional, publicó en Twitter el texto de una evaluación de la Seguridad Nacional estadounidense sobre el tema, que señala como muy poco probable que Cuba impulsara actividades relacionadas con una narrativa antirrepublicana y prodemócrata.

Tomado de Granma / Foto de portada: Juvenal Balán.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: