Argentina: Federico Soria habla de los incendios en Chubut, «Hay intereses para extraer el oro que está debajo de los bosques nativos»

Por Carlos Aznárez / Resumen Latinoamericano Argentina.

Federico Soria es un gran luchador medioambientalista y conocedor de las argucias del extractivismo para implantar sus teorías. Soria vive actualmente en Mendoza, donde milita en la Asamblea de Uspallata, pero también conoce, por haber residido en Bariloche, lo que viene ocurriendo en la Patagonia con la ola de incendios que devastaron decenas de miles de hectáreas recientemente. Con él dialogamos sobre la tragedia producida en Chubut con los incendios de bosques y viviendas.

-Todavía humean las miles de hectáreas incendiadas y las 300 viviendas destruidas por el fuego en la provincia patagónica de Chubut y sin embargo absolutamente nadie ha sido castigado por lo que se convirtió en catástrofe nacional. ¿Cree como afirman muchos pobladores que todo esto fue provocado? ¿Por quiénes, si fuera así?

-Yo estuve residiendo diez años en Bariloche en la zona de la comarca, formando parte de los colectivos socio ambientales. Realice unos trabajos de investigación respecto del catastro minero de las provincias patagónicas. Cuando empezaron una serie de incendios en el año 2015, agregué a ese trabajo de investigación el tema de los bosques, porque en las provincias de Chubut y Rio Negro, también en Neuquén, pero mas que nada en Chubut y Rio Negro, hay una gran cantidad de concesiones mineras dentro de zona de bosque protegido, por la Ley Nacional de Bosques Nativos (Ley 26331) . A raíz de eso incorporamos lo que se hizo, básicamente fue una superposición del mapa de catastro minero con el mapa del ordenamiento territorial de bosque nativo.

-¿Cuáles fueron los resultados de esa investigación?

-En el caso de la provincia de Chubut hay aproximadamente 200 concesiones mineras que abarcan 400.000 has., dentro de zona de protección de bosques nativos. De todas estas concesiones mineras, el 75% es para búsqueda y extracción de oro. O sea que hay documentos oficiales respaldatorios de que existe intención de buscar oro debajo de los bosques. Esto nos lleva a sospechar, porque la Ley de Bosques Nativos establece distintas categorías de protección, las zonas rojas, amarillas y verdes. Rojas de máxima protección: allí no se puede tocar el bosque , no se puede tocas ni un árbol, es una zona intangible. La zona amarilla: permite el uso del bosque pero sin eliminarlo. La zona verde: es la única  que permite una reconversión del suelo. Y la mayoría de estas concesiones mineras caen en zona roja y amarillas, entonces hay una incompatibilidad desde el punto de vista legal. El Estado ha otorgado concesiones mineras en zonas que el propio Estado ha definido como zonas de protección de bosque nativo. Esas concesiones mineras están vigentes y sus titulares, tienen expectativas de lucro a partir de la extracción del oro que está debajo del bosque. La sospecha es muy clara, y en este caso, hay un documento oficial que lo respalda. Hay intereses por extraer el oro que está debajo del bosque y repito, hay un documento oficial que lo respalda. En eso se centra nuestra sospecha sobre los incendios porque con la eliminación del bosque, se estaría dando vía libre para que se den las condiciones para desarrollar la minería a gran escala en esa zona.

Recordemos además que el primer lugar que quisieron reventar en Chubut, es en la zona de Esquel. El yacimiento Cerro Esquel, está precisamente en una zona de bosque nativo.

-Las arrasadas localidades de El Hoyo y alrededores también entran dentro de ese esquema?

– En El Hoyo también hay concesiones mineras, prácticamente en todos los ejidos municipales de la Comarca Andina, El Hoyo, Lago Puelo, en Epuyen, en Golondrinas, en Cushamen, Maiten. Hay concesiones mineras tanto dentro de los ejidos urbanos como rodeando los mismos en zona de bosque nativo. La mayoría de esos Municipios tienen ordenanzas que prohíben la minería metalífera en el ámbito de sus territorios, por lo cual, también hay otra incompatibilidad legal ahí.  Los vecinos vienen reclamando desde hace muchos años que los intendentes y concejales reclamen a las provincias que den de baja esas concesiones mineras. Trámite que no se ha hecho en ninguno de los municipios de la Comarca. O sea que ahí también está la sospecha. Toda esta documentación oficial es respaldatoria y abona la tesis de que el extractivismo está detrás de lo que recientemente ha ocurrido, sin dejar de lado de que también hay negocios inmobiliarios y que los intereses forestales por la plantación de pinos en la zona de bosque nativo, también estén detrás de los incendios.

Federico Soria.

-Hay una teoría que ha circulado estos días, de que es necesario quemar, además de arrasar con todo, para saber más fácilmente que hay debajo de esa zona que se quema. ¿Es así eso?

–No, no hace falta eso, ya se sabe que hay. Toda la zona se exploró en la década del  los 70. Había una Empresa Estatal que era Fabricaciones Militares que se dedicaba a la exploración y que diseñó los planes mineros, y ya determinó donde está el oro en toda la cordillera. Y las concesiones mineras ya están otorgadas. Eso no es tan así. Va más por lo que acabo de decir. Tiene fundamento. El tema es que cuando se tira una teoría conspirativa hay que ver cuales son los fundamentos para tomarla o descartarla. En el trabajo que hicimos ahí, insisto, nos basamos en documentos oficiales para respaldarlo.

-Hay un tema que quisiera consultarte.  Estos días después que estallaron todos estos incendios, se vuelve a insistir por parte del gobernador Arcioni de que se va a llevar adelante el tema de la zonificación minera  cueste lo que cueste, ¿vos crees que están en posibilidades a pesar de la oposición que tienen, que es una oposición muy fuerte de parte de la población, de seguir avanzando con este tipo de cosas; y cuál es el negocio de Arcioni y del gobierno nacional que lo apoya?

Partimos de la base de que tanto el gobierno provincial de Chubut, como el gobierno nacional, sostienen que pueden obtener recursos económicos para el Estado a partir del extrativismo, cosa que es totalmente errónea. Ya sabemos que las provincias mineras argentinas como Catamarca, San Juan, Jujuy, incluso la misma provincia de Santa Cruz que es la provincia con más cantidad de explotación megaminera, son provincias que están empobrecidas, que sus arcas provinciales están totalmente agotadas; y que dependen del aporte del gobierno nacional para solventar sus gastos. Con lo cual. la idea que tiene Arcioni es totalmente errada y lo que están haciendo tanto el gobierno provincial como el nacional, es privilegiar negocios corporativos, de índole privada, que nada tiene que ver con lo que sería, entre comillas,  el desarrollo de  la nación, y menos que menos un beneficio para la población. Arcioni está llevando a cabo esta cuestión así. Si vos miras, el tema minero de hace dos o tres años, Arcioni estaba totalmente en contra. El era vicegobernador de Mario Das Neves y estaba encolumnado detrás de la postura que tenía Das Neves durante el último período, que era en contra. Después del fallecimiento de Das Neves, al principio tenía esta postura contraria y después se dio vuelta. Se pueden ver los videos que están en YouTube, de Arcioni pronunciándose en contra de la megaminería y ahora defendiéndola. Nos da idea de estos políticos veletas que se dan vuelta como una media ante el primer atisbo de negocio que pueden vislumbrar cuando se les acerca algún grupo corporativo. Sobre todo, el gobierno nacional que impulsa desde el primer momento modelos extractivistas en todos los territorios. Esto es una estrategia. Y en esto están de acuerdo, por más que exterioricen hacia un conflicto político, en esto van a estar siempre de acuerdo. Lo otro, es más bien para la tribuna, que hay desencuentros, desavenencias. O hacer renunciar a un ministro. Lo fundamental es que en esto están de acuerdo y lo van a tratar de seguir llevando adelante cueste lo que cueste. Hoy no le dan los números en la Legislatura, tengo entendido, por eso, esta foto de idas y vueltas, mas allá de la resistencia popular que ha sido muy fuerte desde hace ya unos cuantos meses.

-Y de paso, en todo esto, ha crecido la xenofobia con el pueblo Mapuche, el racismo abierto de la derecha. Tratando, no solo de aplaudir la idea de la zonificación minera, sino también de  sacarse de encima la población originaria con toda la fuerza y actos repudiables que están haciendo.

-Sí,  hay un sector de la población que siempre se expresa de manera discriminatoria, xenófoba,  racista y en el sur siempre se dirigen a los Mapuche, para exteriorizar el enano fascista que llevan dentro. Al gobierno le viene muy bien eso, tanto el gobierno provincial como nacional, que si bien tiene organismos específicos que deberían estar defendiendo a los pueblos originarios, no están echando mano a eso, con lo cual están dejando vía libre a que la oposición partidaria, algunos dirigentes del PRO, salgan a expresarse de esa manera. Con todo un discurso despectivo, racista, xenófobo, discriminador y fascista en contra de Pueblo Mapuche, responsabilizándolo de los incendios, sin ninguna prueba. Vale recordar, el gobierno de Macri ni siquiera pudo demostrar la existencia de la RAM, de esa organización que se inventaron. Y ahora salen de nuevo a exteriorizar toda esa xenofobia que tienen adentro.

-Por último ¿Cómo está la pelea por el agua en Mendoza después de la gran batalla que ha dado el pueblo mendocino, muy parecido a la que ahora esta dando el pueblo de Chubut?

-Desde diciembre de 2019, que fue el conflicto, donde el gobierno quiso voltear la Ley 7722 que es la Ley que prohíbe el uso de sustancias tóxicas en la minería. El gobierno logró anularla pero tubo que volver atrás, debido a la pueblada  que hubo en Mendoza con cortes en toda la provincia. Después de eso se calmó un poco pero a los pocos meses el lobby megaminero volvió a insistir y un  poco copiando la zonificación de Chubut, ahora pretenden empezar por la zona de Malargüe, al sur de la provincia de Mendoza, donde ellos dicen que habría licencia social, cosa que no es verdad. Solamente hay un grupo muy fuerte, a nivel local, de empresarios y dirigentes políticos que apoyan la megaminería, pero la población en general no está a favor. Entonces desde Malargüe se está impulsando una suerte de zonificación para excluir al departamento de la aplicación de la Ley 7722. El tema es que Malargüe abarca más o menos un tercio de la superficie de Mendoza, con lo cual, las voces en alerta son muchas. Allí se origina además el rio Atuel por el cual  nosotros tenemos un conflicto con la provincia de La Pampa, con lo cual también desde La Pampa, hay voces de alerta al proyecto. En los últimos tiempos se ha intensificado ese lobby, el gobernador insiste en que la Ley 7722 debería modificarse, que la idea de él era fantástica y que la provincia necesita la megamineria para diversificar la economía, y todo el discurso que le soplaban las corporaciones en aquel entonces. Tienen bastante claro que cuando avanzaron sobre eso, la respuesta popular superó el umbral de la masa crítica y tuvieron que dar marcha atrás sobre sus pasos, y no están dispuestos a repetir un tropezón y un papelón político de esa magnitud, pero siguen las intentonas. Ahora pusieron en la Dirección de Minería a Roberto Zenobi, un lobista muy fuerte, presidente de la Cámara Empresaria Minera, y de vuelta vuelven a impulsar el tema. Y también está la Minera San Jorge que es de Uspallata donde vivo yo, y que han traído un peso pesado de la Barrick Gold, Julio Claudeville, que fue durante muchos años el gerente corporativo de la Mina Veladero. Lo han traído a Uspallata, y están haciendo lobby, están haciendo campaña, están dando dádivas. Hace un mes que hay lluvias muy fuertes en la provincia de Mendoza, y en algunos lugares, en los barrios pobres ha habido inundaciones y damnificados, y ésta gente –estos empresarios y lobbistas- van y ofrecen colchones, electrodomésticos, etc. Están suplantando las prácticas clientelares que hacen el Estado o los Partidos Políticos. En este sentido, nosotros estamos dando la vos de alerta. La Minera San Jorge en este momento tiene su expediente trabado. No hay posibilidad de aprobación. Pero bueno, intentan ir utilizando esto como presión al gobierno, torcerle el brazo, para que reactive el expediente y lo aprueben. Pero nosotros siempre hemos estado atentos y seguimos en alerta permanente y movilización. Han habido casos de persecución  ideológica y hostigamiento laboral en Uspallata. El tema megaminero sigue latente, están agazapados. Mientras continúen las concesiones mineras vigentes no van a dejar de tener la expectativa de lucro a partir de la extracción de metales.

Transcripción: Ana Ambroggi

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina / Foto de portada: AICA.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: