Brasil, dos años de demolición con Bolsonaro

Compartir

Afirmó en entrevista con Resumen Latinoamericano Cuba el periodista y analista político brasileño Beto Almeida quien destacó además, que la Brigada Henry Reeve es una iniciativa de elevadísima nobleza en defensa de la Humanidad

Por Hedelberto López Blanch (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano Cuba.

Carlos Alberto Almeida (Beto), es uno de los más destacados periodistas y analistas políticos de Brasil, integrante del equipo de Telesur desde su fundación, y se desempeña como corresponsal de esta televisora en el gigante latinoamericano.

El también miembro de la Red en Defensa de la Humanidad y del Consejo Editorial de Brasil de Fato ha jugado un destacado papel en defensa de los pueblos.

Carlos Alberto Almeida (Beto), destacado periodista y analista político de Brasil.

Resumen Latinoamericano conversó con el especialista para conocer los últimos acontecimientos ocurridos en el gigante sudamericano.

RL.- ¿Cómo analiza la anulación de las acusaciones contra Lula por el Tribunal Supremo Federal? ¿Cuáles son los pasos futuros en este proceso y qué posibilidades existen de que Lula y el PT alcancen un nuevo gobierno en 2022?

Beto.- La anulación de las condenas a Lula es expresión de una división en el campo conservador. Una parcela de los que organizaron el golpe contra Dilma Rousseff y planearon la prisión de Lula, calculan el resultado de todo esto como un enorme fracaso económico y social pues hace cuatro años Brasil tenía la sexta posición en la economía mundial y ahora retrocedió a la décima segunda, además de ser el segundo país con mayor desigualdad en el orbe. Un amplio sector industrial-comercial, vinculado al mercado interno prevé un cuadro todavía peor. Esta división se refleja en la Corte Suprema y en los Medios de Comunicación, que han participado del golpe.

En la Corte Suprema se dividen ahora dos tendencias «jurídicas», una que anula las condenas a Lula pero no los procesos que serán transferidos para la Justicia del Distrito Federal, pues era técnicamente incorrecto que estuvieran en Curitiba, conducido por un juez que ha falsificado todo el juicio, que actuaba como un hombre de Washington, y que mediante la Operación Lava Jato pensaba destruir a Petrobras y a todas las empresas estratégicas brasileñas que compiten con compañías estadounidenses en América Latina, África y Medio Oriente. La línea del ministro Edson Fachin, permite a Lula ser candidato, pero mantiene las condenas de la Operación Lava Jato y a Lula bajo amenaza. La otra línea, la del ministro Gilmar Mendes, quiere la suspensión del juez Sergio Moro, lo que anularía todos los procesos de Lava Jato, aunque no cuenta con unanimidad en el bloque dominante que está haciendo esta revisión.

Por ejemplo, la TV Globo ya proyecta una imagen de Lula inocente, porque pretende un nuevo acuerdo político y quiere librarse de Bolsonaro, por su incompetencia política. En este nuevo acuerdo los sectores representados por la poderosa TV Globo, admiten un nuevo gobierno con programas sociales del Partido de los Trabajadores, pero no la revisión de las privatizaciones ni analizar la demolición de los derechos laborales o de la seguridad social ocurrida en estos años. De todas formas, un sector conservador ve que solo con Lula y el PT será posible otro acuerdo político. Aún falta contemplar la participación de los militares en este escenario, y Lula reconoce que estas fuerzas se deben incluir en un nuevo proyecto soberano de desarrollo estratégico. El juego empezó, la pelota esta rodando y Lula está en la cancha. Hay esperanzas realistas de un cambio progresista. Pero el juego no está terminado….

RL.- ¿Qué criterios tiene sobre los dos años del régimen de Jair Bolsonaro y cuáles son sus principales desaciertos?

Beto.- Han sido dos años de demolición. Jair Bolsonaro dijo al inicio que vino para demoler, no para construir nada. Y esta demoliendo lo que fue montado desde la era de Getulio Vargas: las empresas estatales, la Petrobras, las leyes laborales, los derechos de seguridad social, la estructura del servicio público profesional. En política externa el país rebasó la categoría de ser un vasallo de Estados Unidos, sobretodo en el gobierno de Donald Trump, y ahora busca una relación con Joe Biden, pero siempre bajo la subordinación del país. En vez de aprovechar las inmensas posibilidades estratégicas que tiene la nación por ser miembro del BRICS, ocurre lo contrario con Bolsonaro al hostilizar a China, Rusia y el Mercosur. No obstante, la dependencia económica de Brasil con China y hacia el comercio internacional, lo obliga a buscar una relación pragmática con esos países, porque hay una enorme presión de los sectores productivos y exportadores. El retraso del país en la compra de las vacunas es fruto de esta política externa obtusa con resultados criminales porque vamos en camino de los 300 000 muertos. Fueron dos años de demolición del patrimonio público y del Estado y Bolsonaro continúa las privatizaciones de Fernando Collor de Melo, Fernando Henrique Cardoso y Michel Temer, pero con mucho más salvajismo.

RL.- ¿Qué opina sobre la salida de los médicos cubanos de Brasil por presiones de Bolsonaro? ¿Qué piensa de la propuesta del Premio Nobel de la Paz para la Henry Reeve?

Beto.- Está muy claro que la salida de los Médicos Cubanos de Brasil ha provocado la elevación de la letalidad con la pandemia, porque muchos ciudadanos con enfermedades que estaban bajo tratamiento con esos galenos fueron abandonados por la inhumana política de Bolsonaro. Eso contribuyó, desgraciadamente, a la mortalidad de pacientes que se internaban sin las condiciones de atención debida.  Debo agregar que además fue un gravísimo crimen contra el derecho del pueblo brasileño a la salud, y una agresión injustificable a los profesionales de la isla y a la propia historia de humanismo de la Revolución cubana.

Considero más que justo que el Premio Nobel de la Paz sea otorgado a la Brigada Médica Henry Reeve por ser una iniciativa de elevadísima nobleza en defensa de la Humanidad, y a la vez sería una manera de darle al propio Premio una posibilidad de ennoblecerse, ya que estuvo en manos muy impropias en el pasado.

RL.- ¿Cómo evalúa la situación de Brasil y sobre todo de su pueblo?

Beto.- ¡Lastimable! ¿Cómo es posible que un país riquísimo en niobio y petróleo, no tenga estructuras hospitalarias para atender a su pueblo, ni siquiera vacunas, cuando posee fábricas de aviones? Es deprimente el cuadro sanitario con personas muriendo en las colas de los hospitales y contenedores instalados en las afuera de los centros de salud para depositar cadáveres; con los sepultureros de Manaos y de otras ciudades a quienes se les obliga a trabajar horas extras y hasta en las noche para no detener los enterramientos. El desempleo se ha ampliado radicalmente porque Bolsonaro eligió como prioridad el Estado Mínimo, o sea, hacer cortes radicales de inversiones, paralizar obras de infraestructuras públicas, en salud y educación. Ha demolido bruscamente los derechos laborales, debilitado los sindicatos y obliga a los obreros a recibir menos del salario mínimo legal. Asimismo, la paralización de la industria naval fruto del desmontaje, paso a paso, de Petrobras, lleva al estancamiento económico y social de vastas regiones; la desnacionalización de oleoductos, gasoductos y de refinerías, obliga Brasil (que es autosuficiente en petróleo) a importar derivados del crudo por lo que un botellón de gas cuesta 50 dólares. La gente esta volviendo a cocinar con madera, en un país petrolero. Por eso es urgente la unidad de las fuerzas progresistas, no solo de izquierda, para enfrentar este proceso de demolición comandado por Bolsonaro, que actúa en nombre de intereses imperiales con el objetivo de eliminar la industrialización y convertir a Brasil en una colonia mineral, petrolera y agraria.

(*)  Periodista cubano. Escribe para el diario Juventud Rebelde y el semanario Opciones. Es el autor de «La Emigración cubana en Estados Unidos”, «Historias Secretas de Médicos Cubanos en África» y «Miami, dinero sucio», entre otros.

Foto de portada: Mauro Pimentel / AFP / Getty Images.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: