Colombia: Presentan un proyecto de ley para permitir el porte masivo de armas y se desata la polémica

Dirigentes políticos del Centro Democrático (CD), el frente fundado por el expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, presentaron este martes en el Congreso de ese país un proyecto de ley para permitir la portación de armas a la población de manera masiva, como un posible mecanismo de defensa personal.

En concreto, la iniciativa plantea eliminar la figura de portación especial de armas dispuesta bajo el Gobierno de Juan Manuel Santos, que limita su uso exclusivo a personas que cumplen con ciertos requisitos. La senadora María Fernanda Cabal, una de las legisladoras que impulsa la nueva propuesta, sostuvo que esta restricción «redujo las posibilidades de protección personal a miles de colombianos».

Al dar a conocer la noticia, mediante un video en sus redes sociales, esa legisladora opinó: «Cada año, los colombianos se siente más inseguros». Con ese tono crítico, preguntó: «¿Por qué la vida del delincuente vale más que la del ciudadano de bien?».

La política también afirmó que el 99 % de los homicidios producidos en la nación latinoamericana se producen con armas ilegales. «Quien delinque sabe que no lo hace con un arma legal y que el otro está desprotegido. El problema no son las armas en sí, sino quién las usa», consideró.

Christian Garcés, otro de los representantes que impulsa la extensión de autorizaciones para poseer armamento, afirma que de las casi 400.000 licencias que había en 2016, la cifra se redujo a 6.000.

«Mientras, más de 2,5 millones de armas ilegales circulan y son usadas en la gran mayoría de delitos», subrayó.

Igualmente, Garcés aclaró que «la intención no es armar a todos los colombianos, sino fortalecer el monopolio del Estado sobre las armas, fomentando el registro de las mismas«. En caso de sancionarse, se aplicaría «con un proceso de requisitos y tiempos claros para que las autoridades expidan permisos de tenencia y porte a la ciudadanía que opte por protegerse con un arma de corto alcance».

Sobre las chances de aprobación, actualmente el CD tiene 18 bancas de las 108 totales en la cámara alta, y resta por ver si se producen consensos con otros frentes. En la Cámara de Representantes, el uribismo posee 32 de los 172 escaños, siendo la fuerza política con más legisladores en ambos recintos del Congreso.

Críticas

Al poco tiempo de conocerse la presentación del proyecto, las redes sociales se plagaron de repudios contra la propuesta, al considerarla como una alternativa peligrosa para afrontar el conflicto de la inseguridad.

En efecto, el youtuber Daniel Samper Ospina cuestionó la idea de «armar a los ciudadanos de bien», afirmando que «los ciudadanos de bien son de bien porque no andan armados«. Con ese tono, señaló que esta clase de iniciativas dieron origen a los paramilitares, como se conoce a los grupos paralelos a las fuerzas estatales que enfrentaron directamente a las guerrillas a partir del uribismo.

«Uno vuelve al Congreso y se encuentra con María Fernanda Cabal que radica un proyecto de ley para que los colombianos se armen», escribió el líder social César Pachón. «¿Será que uno tiene que aprender a ‘convivir’ con esta gente?», acotó el dirigente.
Otros cibernautas, con ironía, pusieron en duda la responsabilidad ciudadana para usar esta clase de instrumentos.

Asimismo, algunos usuarios bromearon sobre el concepto de «armas para gente de bien», y realizaron memes con el rostro de la senadora Cabal.

A su vez, Johana Fuentes, editora general adjunta en W Radio, criticó la aparente «doble moral» del otro congresista, haciendo una comparación con su postura en cuanto al consumo personal de drogas: «Según Christian Garcés, promotor del porte de armas, es más peligrosa una persona fumando marihuana en un parque que una persona portando un arma».

Más allá de los altos índices de inseguridad que registra Colombia, la Policía Nacional afirma que en los últimos años se está reduciendo la tasa de homicidios. De hecho, en 2020 se contabilizaron 12.019 muertes violentas, que representan 635 menos que el año anterior. Además, en la celebración de Año Nuevo más reciente se produjo el índice más bajo de los últimos 17 años: hubo 41 homicidios, un 42 % menos que al comienzo del 2020, cuando ocurrieron 71 fallecimientos violentos.

Tomado de RT/ Foto de portada: Lluis Robayo / AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: