Lucha contra la COVID-19: Escándalos de vacunación ilegal sacuden Latinoamérica

Por Alejandra García Elizalde/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano Estados Unidos.

La salida a la luz de listados con cientos de nombres de políticos, funcionarios públicos, empresarios, y sus familiares, quienes recibieron ilegalmente dosis de COVID-19 vacunas ha desatado indignación en Perú, Brasil, y Ecuador. Al proceso de vacunación en esos países, que ya avanzaba lentamente y con acceso desigual, se suman además el mal manejo de la pandemia de los gobiernos, la corrupción, el favoritismo, la falta de planificación, y la incapacidad para resolver grandes desafíos.

Los escándalos comenzaron a emergerá mediados de febrero cuando la prensa local de Perú informó que al menos 487 personas accedieron en septiembre a un exclusivo lote de la vacuna china de Sinopharm que debían ser utilizadas como parte de la Fase III de ensayos clínicos. Entre el centenar de oficiales vinculados al «Vacunagate» escandalo está el exPresidente Martin Vizcarra, sacado del poder tras un escandalo de corrupción, y su esposa Maribel Díaz.

Entre octubre y enero, mientras centenares de oficiales del gobierno del actual Presidente Francisco Sagastiy otras figuras publicas se saltaron el protocolo y se inmunizaron extraoficialmente, decenas de hospitales a lo largo del país colapsaron debido al aumento de contagios y la falta de oxigeno medicinal y camas en unidades de cuidados intensivos.

En Brasil se repitió la tragedia. En enero, el inicio de la campaña de vacunación coincidió con la falta de oxigeno medicinal en los Estados de Amazonas y Roraima, donde cientos de pacientes murieron sofocados sin que la administración del ultra derechista Jair Bolsonaro tomara decisiones oportunas para frenar el desastre sanitario.

Dos meses después de arrancar la campaña de vacunación en el segundo país más afectado por la pandemia en el mundo, menos de un 4 por ciento de la población ha recibido dosis de COVID-19 vacunas. Además de las irregularidades que han ocurrido durante el proceso, Brasil ha experimentado una escasez de vacunas que expertos atribuyen a errores de planificación del gobierno.

En Rio de Janeiro, Porto Alegre, o Salvador de Bahía, las autoridades de salud locales tuvieron que suspender las inmunizaciones por falta de vacunas. Mientras, en otros territorios crecieron denuncias sobre dosis abiertas que perdieron validez antes de ser inyectadas o de ancianos que fueron vacunados con jeringas vacías o falsas.

El más reciente escándalo de vacunación irregular ocurrió en Ecuador el viernes, cuando el Ministro de Salud Juan Carlos Zevallos renunció por su mal manejo del plan de inmunización contra la COVID-19. El caso estalló en enero, luego de que medios locales divulgaran que familiares del Ministro habían sido vacunados en un geriátrico privado en Quito. «Lo permití porque soy el Ministro de Salud, un doctor, un hijo», admitió más tarde.

En la carta de renuncia, Zevallos dijo que «entrego un país funcional que se anticipó a decisiones acertadas, que fueron referentes para la región». Sin embargo, de acuerdo con el plan de vacunación que arrancó el 21 de enero, Ecuador ha recibido hasta el momento 8.000 de las 86.000 dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech que, según el Ministerio de Salud, debían haber llegado a finales de febrero.

Su renuncia ocurrió poco después de que los medios de comunicación locales revelaron que un grupo de académicos, políticos, periodistas y dirigentes deportivos de derecha también fueron vacunados irregularmente en el país.

El sábado, Zevallos huyó hacia Estados Unidos a pesar de tener cinco denuncias por tráfico de influencias y una investigación criminal abierta contra él por parte de la Fiscalía General. «Ni su renuncia ni su salida del país impedirán un posible proceso penal. Si las autoridades de Justicia encuentran elementos suficientes, podrían solicitar un juicio contra Zevallos», afirmó el representante de Acción Legal Popular de Ecuador, Santiago Machuca.

“El principal responsable de esta crisis es el Presidente Lenín Moreno”, añadió el Director de Proyectos de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo de Ecuador, Marcelo Espinel. “Tenemos una administración ineficiente, que no tiene políticas ni infraestructura que garantice la vacunación del pueblo” dijo, añadiendo que el mal manejo de la crisis epidemiológica hizo que la popularidad del Presidente cayera al 7 por ciento.

El mal manejo de la pandemia y el entorpecido proceso de vacunación en Latinoamérica amenaza con profundizar los problemas sociales de la región, que ya era considerada la más desigual del mundo.

Expertos estiman que el cierre de escuelas para niños y adolescentes de familias de bajos recursos podría tener efectos negativos a largo plazo. 

Si el continente no acelera su ritmo actual de vacunación, varios países tardarán años en alcanzar los niveles de inmunidad necesarios para volver a la normalidad. La economía, la desigualdad y la pobreza se agudizarán si los gobiernos no tienen capacidad de crear un espacio de normalidad a través de un proceso de vacunación más rápido«, dijo la Profesora de Economía de la Universidad de Tulane, Nora Lustig.

Foto de portada: El Presidente de Perú, Francisco Sagasti, vacunado contra el coronavirus el pasado 9 de febrero/ EPA. 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: