Mujeres y liderazgo, preguntas para otro 8 de marzo

Por Ania Terrero/ Especial para Resumen Latinoamericano

En tiempos de pandemia se ha vuelto más necesario que nunca voltear la mirada hacia las mujeres, sus capacidades, potencialidades y también, por supuesto, sus desafíos. Aunque ellas han jugado roles fundamentales en la respuesta a la crisis sanitaria a lo largo del mundo, tanto desde espacios científicos y políticos como económicos y domésticos, varias investigaciones advierten que la COVID-19 pueden suponer un retraso de décadas en las luchas por la igualdad de género. Sobre todo, porque ha sacado a flote prejuicios no superados que las limitan y las encasillan en roles abiertamente sexistas.

Tras poco más de un año desde que el nuevo coronavirus se extendiera por el mundo, el próximo 8 de marzo celebraremos un Día Internacional de la Mujer diferente, pero más importante que nunca. En ese contexto, esta semana ONU Mujeres anunció el tema en que se centrará: “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19”.

Potenciar el liderazgo de mujeres y niñas a lo largo del mundo resulta ahora una urgencia pues, al fin y al cabo, no estamos en condiciones de renunciar a sus talentos. Se trata, insiste la agencia de Naciones Unidas, de celebrar los enormes esfuerzos que realizan ellas en todo el mundo para forjar un futuro más igualitario y recuperarse de la pandemia.

El enfoque de la conmemoración está en concordancia con el tema prioritario del 65º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que instaba a “la participación de las mujeres y la adopción de decisiones por ellas de forma plena y efectiva en la vida pública, así como la eliminación de la violencia, para lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas”.

Se articula además con la campaña Generación Igualdad, que exige el derecho de las mujeres a la toma de decisiones en todas las esferas de la vida, la igual remuneración, la distribución equitativa de los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados, el fin de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas y unos servicios de atención de la salud que den respuesta a sus necesidades.

No es secreto para nadie, en el mundo como en Cuba, las mujeres han estado en la primera línea de respuesta ante el complejo virus. Además, han jugado posiciones políticas claves y valientes. Sin embargo, advierte ONU Mujeres, la crisis ha puesto de relieve tanto la importancia fundamental de las contribuciones de las mujeres como las cargas desproporcionadas que soportan. Aún queda mucho por andar.

Aunque actualmente se acepta más que nunca que las mujeres aportan experiencias, perspectivas y habilidades diferentes, y que contribuyen de manera indispensable en las decisiones, políticas y leyes que funcionan mejor para todas y todos, ellas son jefas de Estado y de gobierno en tan sólo 20 países del mundo. Los hombres siguen representando el 75 por ciento de los cargos parlamentarios y ostentan el 73 por ciento de los puestos directivos. La mayoría de las personas que negocian los procesos formales de paz también son hombres.

En Cuba, mientras tanto, el panorama es un poco más optimista. Si hace veinte años por cada tres dirigentes, una era de sexo femenino y representaban apenas el 32 por ciento en los diferentes cargos del país, hoy superan el 48. Mientras, la Asamblea Nacional del Poder Popular ya alcanza el 53,22 por ciento de diputadas. A nivel mundial, la Isla ocupa el segundo lugar en participación femenina en los parlamentos.

En paralelo, ellas ganan protagonismo en la Administración Central del Estado, las universidades y los centros de ciencia, entre otros espacios. Las cubanas son más de la mitad de quienes trabajan en la economía estatal civil, muchas entre las líderes comunitarias, las agricultoras, las académicas, las maestras y quienes responden con creatividad casi milagrosa ante las vicisitudes de la vida cotidiana.

No obstante, acá también queda mucho por hacer. Detrás de estos números asoman obstáculos, invisibles a veces, que hay que saltar. Estudios académicos y de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) enfocan las miradas, una y otra vez, hacia la desigual distribución de las cargas hogareñas. Según la periodista Dixie Edith, suele ser el primer punto en cualquier argumentación sobre los escollos que enfrentan las mujeres cuando deciden ocupar posiciones de poder o incorporarse plenamente al empleo remunerado. Se le suman las tareas de cuidado infantil y de personas mayores, crecientes en una sociedad con un altísimo nivel de envejecimiento demográfico. En tiempos de pandemia, con el incremento de las labores domésticas y de cuidados, estas tensiones aumentan.

No por gusto el comunicado de ONU Mujeres insiste en que han surgido nuevos obstáculos que se suman a los de carácter social y sistémico que persistían antes y que frenan la participación y el liderazgo de las mujeres. “En todo el mundo, las mujeres se enfrentan a un aumento de la violencia doméstica, a tareas de cuidados no remunerados, al desempleo y a la pobreza. Pese a que las mujeres constituyen la mayoría del personal de primera línea, existe una representación desproporcionada e inadecuada de mujeres en los espacios de política nacionales y mundiales relacionados con la Covid-19”, declara.

Urge por tanto aunar esfuerzos y reivindicar una vez más la necesidad de más mujeres líderes, en todos los espacios, que no tengan que lidiar con prejuicios, sexismos, limitaciones y obstáculos.

Al fin y al cabo, el conflicto nunca ha sido si las mujeres tienen la misma capacidad de liderazgo que los hombres. Ellas han demostrado con creces su capacidad para hacerlo. La pregunta necesaria a repetir es por qué su liderazgo muchas veces se limita y se invisibiliza. ¿Por qué se silencia su potencial y su poder? Este Día de la Mujer también habrá que buscar esas respuestas.

(*) Periodista cubana. Columnista de Cubadebate

Foto de portada: Alexandre Meneghini / Reuters

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: