Panamá reportó llegada de agresiva cepa de virus SARS-CoV-2

El Ministerio de Salud (Minsa) informó la llegada a Panamá de la cepa P1 del virus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, en una viajera procedente de Brasil, y aplicó desde hoy nuevas medidas restrictivas.

Desde las 0:00 hora local de este domingo es obligatorio para los viajeros que provengan o visitaron Suramérica en los últimos 15 días, realizarse la prueba de antígeno o PCR previo a su registro en Migración de los puestos fronterizos.

El ministro del ramo, Luis Francisco Sucre, explicó en una comparecencia televisiva que la paciente detectada es una extranjera residente en este país, que a su retorno fue positiva al virus y se procedió a la secuenciación del mismo, con lo cual confirmaron que es la variante detectada inicialmente en territorio brasilero.

En una nota oficial el Minsa aseguró que la cepa es más ‘contagiosa, virulenta, patogénica y transmisible de todas las variantes conocidas hasta ahora a nivel mundial. Puede ser dos veces más transmisible y evadir la respuesta inmune, así como, afectar a las personas jóvenes. Por otro lado, disminuye en un 30 por ciento la efectividad de la vacuna’.

Como forma de proteger al país de nuevos ingresos del P1, el regulador panameño de salud suspendió temporalmente la entrada al territorio nacional de turistas que hayan permanecido o transitado por cualquier país de Suramérica en los últimos 15 días, lo cual se aplicará a partir de las 0:00 hora local del 31 de marzo.

Desde esa fecha solo entrarán los nacionales y extranjeros residentes que antes visitaron cualquier país suramericano, pero a la llegada les harán test diagnósticos en los puntos fronterizos y los someterán a cuarentena obligatoria.

En la comunicación, la institución recomendó a la población abstenerse de visitar países de la subregión donde circula la nueva cepa, al tiempo que exhortó a velar por las medidas de bioseguridad en el feriado por la celebración católica de Semana Santa, durante la cual el Minsa sugiere mantenerse dentro de la burbuja familiar.

Aunque los expertos aún temen la llegada de una tercera ola de la pandemia de Covid-19, los niveles de contagio y fallecimientos diarios mantienen una meseta con un bajo nivel respecto a etapas anteriores de recrudecimiento y ayer el parte refirió 480 casos positivos nuevos y tres defunciones en las anteriores 24 horas.

Panamá aplicó hasta el sábado 352 mil 876 dosis de vacuna contra la Covid-19, y durante la pandemia acumuló 353 mil 497 casos, de los cuales seis mil 90 fallecieron, por lo que especialistas consideran inmunizados a esos grupos de personas, quienes reducirían los contagiados potenciales si ocurriera el pronosticado incremento.

Tomado de Prensa Latina/ Foto de portada: Luis Acosta/ AFP

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: