Presidente de Honduras implicado en tráfico de cocaína a Estados Unidos

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ayudó a traficar miles de kilos de cocaína a Estados Unidos, aseguró el martes un fiscal estadounidense en los alegatos iniciales del juicio federal contra el presunto narcotraficante Geovanny Fuentes en Nueva York.

El fiscal Jacob Gutwillig dijo al jurado que Fuentes “sobornó incluso al presidente de Honduras” y se tornó “intocable” a raíz de esta asociación. “El Presidente lo blindó a prueba de balas”, afirmó.

En 2013 y 2014, Fuentes pagó sobornos por un total de “25.000 dólares en efectivo del dinero de la droga” al actual presidente, a cambio de protección, “y algo más valioso: acceso al laboratorio de droga del acusado” en las montañas de Honduras, añadió.

El fiscal dijo que un hombre presente en esas reuniones, un contador identificado como José Sánchez, que trabajaba para una empresa arrocera a través de la cual Fuentes lavaba dinero, contará al jurado “el shock, el miedo que sintió cuando vio al acusado sentarse con el Presidente”.

El abogado de la defensa, Eylan Schulman, intentó desacreditar el eventual testimonio del contador en sus alegatos iniciales.

La defensa también dijo al jurado que no debe creer el testimonio que prestará “uno de los peores asesinos en la faz de la Tierra”, Leonel Rivera, exlíder del cartel hondureño Los Cachiros, que mató a 78 personas y está preso en Estados Unidos por tráfico de drogas.

Los fiscales a cargo del caso consideran a Hernández como un “co-conspirador” de Fuentes en el envío de toneladas de droga a Estados Unidos, pero no ha sido inculpado ante la justicia.

En las últimas horas la presidencia de Honduras negó que el mandatario hubiera aceptado dinero de Fuentes o haber dado protección a narcotraficantes.

Es 100% falso y parece estar basado en mentiras de criminales confesos que buscan venganza”, dijo la presidencia en su cuenta de Twitter y añadió que publicaciones del Departamento de Estado reconocen una sensible reducción del tráfico de cocaína en Honduras en el último lustro.

La revelación de que los fiscales estadounidenses investigan al mandatario, que ha sido un aliado clave de Estados Unidos en Centroamérica, podría complicar los esfuerzos del gobierno de Joe Biden para invertir 4000 millones de dólares en la región, abordando las raíces de la migración desde esa zona.

Los fiscales también señalaron que apenas se ha recibido ayuda del gobierno hondureño en las investigaciones en curso y lo acusan de proporcionar “solo registros limitados” y de no cumplir con las solicitudes de extradición de posibles testigos contra el presidente.

El hermano del presidente, Tony Hernández, de 42 años, fue hallado culpable de narcotráfico “a gran escala” en Nueva York en octubre de 2019, y su sentencia, aplazada varias veces, está prevista para el 23 de marzo. Puede ser condenado a una pena máxima de cadena perpetua. Los fiscales aseguran que Tony era el intermediario entre Fuentes y el presidente de Honduras.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: