Reino Unido ratifica su presencia militar en las Islas Malvinas y Argentina pide poner fin al colonialismo

La Cancillería de Argentina reiteró este martes su reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas, en respuesta a un documento publicado por el gobierno británico, en el que ratifica la presencia militar en el archipiélago situado en el mar argentino. 

En un comunicado oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano señaló que el Reino Unido «debe escuchar» a la comunidad internacional, ya que esta «promueve el fin del colonialismo en el mundo». Del mismo modo, la Cancillería argentina ratificó que «el camino para la solución del diferendo por la soberanía es el diálogo bilateral», especialmente en el caso de las Islas Malvinas.

En el texto, la Casa Rosada advierte que las consideraciones postuladas por la administración de Boris Johnson «reiteran la tradicional mirada colonialista del Reino Unido sobre las Islas Malvinas y el conjunto de posesiones británicas alrededor del mundo», y que «para la Argentina no expresan novedad respecto de la política colonial británica».

«Bajo el argumento no reconocido por las Naciones Unidas de defender el ‘derecho a la libre determinación’, Reino Unido sostiene lailegítima presencia en el Atlántico Sur, con el objetivo de apropiarse de las riquezas que allí existen y controlar tanto el acceso a la Antártida como del pasaje bioceánico entre el Atlántico y el Pacífico», manifestó la cartera que dirige el canciller Felipe Solá. 

Asimismo, señala que Argentina ha denunciado «en forma permanente que uno de los objetivos principales del Reino Unido es sostener una base militar en Malvinas», y expresó que se trata de una «circunstancia que los países del Atlántico Sur de América Latina y África que conforman la Zona de Paz del Atlántico Sur (ZPCAS) han planteado como una amenaza para toda la región».

El documento al que el Gobierno argentino hace referencia fue publicado este martes y tiene más de 100 páginas. Se trata de la primera Revisión Integrada tras el Brexit, y fue elaborada por el primer ministro Boris Johnson.

En ‘Gran Bretaña mundial en una era competitiva. La revisión integrada de seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior’, el Reino Unido anuncia que mantendrá una «presencia permanente» de sus fuerzas militares en las Islas Malvinas, la Isla de Ascensión y el territorio británico del Océano Índico. 

También anuncia la ampliación de su presupuesto en Defensa en 6.600 millones de libras (unos 9.170 millones de dólares) «durante los próximos cuatro años en áreas que incluyen espacio, cibernética, tecnologías cuánticas, biología de ingeniería, armas de energía dirigida y alta velocidad avanzada y misiles».

Pese a esa declaración sobre el territorio en disputa, Reino Unido reafirma que continuará «profundizando sus lazos» con algunos países de la región como Brasil y México, así como con Argentina, Chile y Colombia para «apoyar» sus intereses.

A mediados de 2019, el Comité de Descolonización de la ONU pidió a los Gobiernos de Argentina y el Reino Unido que reanudaran las negociaciones para una solución pacífica a la controversia sobre la soberanía de las Islas Malvinas, iniciada desde la ocupación británica de 1833.  

Tomado de RT/ Foto de portada: Martin Bernetti / AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: