Venezuela: Es despiadada y criminal la agresión de los EEUU

Compartir

Por Iván Oliver Rugeles.

Venezuela, como es público y comunicacional a nivel de todo el planeta, está siendo bloqueado desde hace, al menos, seis años, por la primera potencia del mundo.

Es un bloqueo que cada día que transcurre, se hace mucho más atroz y todo ello no lo ha venido promoviendo y activando los Estados Unidos en silencio, sino que lo ha anunciado a través de voces de muy alto tono, como “sanciones”, dizque solo y únicamente contra los gobernantes de un país al que están empeñados en destruirlo.

El imperio gringo trata de explicarle al mundo occidental y cristiano que controla y logra, sobre la base de las mayores falacias y manipulaciones de todo calibre y con el total respaldo del inmenso poder mediático de que dispone, que aplica dicha política porque Venezuela es un país “fallido” y EEUU simplemente deplora y condena que su pueblo haya decidido, a partir de 1999, cuando el “coronel” Chávez”, bajo el «engaño», logra ser designado Presidente del  país y le propone a su pueblo, entre gritos y consignas de claro “corte castro-comunista”, construir un país donde no haya pobres, un país de plena justicia social, que tendrá como primer y fundamental objetivo, cueste lo que nos cueste, asegurarnos que la Patria ya no será jamás el país que, quienes le precedieron en el gobierno y por décadas, se lo habían entregado en bandeja de plata a los yanquis imperialistas.

Ahora, con esta nueva estrategia gringa de decirnos abiertamente a los venezolanos y al mundo que nos ha puesto en la mira y que nos dirá de qué mal nos piensa controlar o quizás destruir, hace una realidad, en nuestro caso particular, que ya no será preciso esperar 20 o más años por la desclasificación de documentos y/o que aparezcan voces arrepentidas, para enterarnos acerca de los entretelones de tales planes y quiénes han sido los cerebros y secuaces que estuvieron detrás de esa política injerencista de las mayores atrocidades y perversiones, como sucedió en el pasado, con otros países hermanos del Continente.  

Tales anuncios no solo los hacen voceros de tercera categoría del “Department of State”. Son voces que provienen de las instancias más elevadas de esa potencia imperial, en acompasado coro con sus cómplices de la Unión Europea y el de los perritos falderos que tienen a su servicio aquí en Latinoamérica y el Caribe.

A cada instante nos dicen que han resuelto endurecer sus posturas contra Venezuela e insisten en pedir la renuncia una y otra vez de su Presidente Maduro y elecciones libres, un país que tiene el récord en la Región en ese tipo de eventos (24 comicios en 22 años), evidenciándose así una descarada, grosera y atrevida injerencia en los asuntos internos de nuestro país, en abierta violación del derecho internacional.

Como una prueba de esto que sostenemos y a modo de abreboca, vemos estos dos enlaces que copiamos, el primero, corresponde al vídeo del momento en que Trump anunció, en compañía del presidente colombiano Iván Duque  (1ro de enero de 2018), que un golpe militar contra Nicolás Maduro podría triunfar «rápidamente»: https://www.youtube.com/watch?v=OdQR6G_VQjI y un segundo, donde leemos que la UE, de acuerdo a información transmitida por la agencia WordPress, endurece su postura en sus vínculos con el gobierno “chavista” venezolano y se agrega allí que Alemania pide la renuncia de Maduro https://elecciones7oenbilbao.wordpress.com/2020/09/21/europa-endurece-su-postura-y-alemania-pide-la-renuncia-de-maduro-primer-informe-18-de-septiembre-2020/.

Ya son más de 170 años de provocaciones y agresiones de todo calibre del imperio yanqui a nuestros pueblos Latinoamericanos y Caribeños… No puede ser que luego de tantos años de calarnos a esos infames gobiernos estadounidenses, no hayamos logrado impedir que nos sigan haciendo tanto daño y esto es preciso repetirlo  tantas veces, como podamos hacerlo…  Ya basta–!!!  ¿Hasta cuándo vamos a permitir sus amenazas y agresiones? 

Nuestra Patria continúa -efectivamente-, siendo salvajemente blanco de todas sus maldades. No admite que los venezolanos, ni que ninguno otro país de su patio trasero, ejerzamos nuestros derechos soberanos a gobernarnos como así los dispongan nuestros pueblos, en el ejercicio pleno e indiscutible de la libertad y la soberanía, total y perfectamente acordada, consentida, jurada y rubricada por los países en la Carta de ONU.

Los gringos nos impiden que tengamos libre acceso al mercado internacional. Nos prohíben haciendo imposible la compra en el exterior de alimentos, de medicamentos, de repuestos y de todo tipo de bienes esenciales, que son imprescindibles para que el país no se paralice, sino que, además, nos prohíbe toda posibilidad de vender nuestras materias primas al mundo, pues no le tiembla la mano para aplicar drásticas e implacables sanciones a todo país o empresa que intente contrarrestar esas decisiones, esos mandatos imperiales.

Es una afrenta criminal, que no puede ser aceptada, bajo ninguna circunstancia, por ninguno de los pueblos libres  del mundo…

Según cifras oficiales, Venezuela ha sufrido una caída brutal del 99% de sus ingresos petroleros entre 2014 y 2019 (https://www.france24.com/es/20200930-venezuela-sufre-ca%C3%ADda-del-99-de-ingresos-petroleros-entre-2014-y-2019-dice-maduro), información ésta, que es más que suficiente para entender lo que ha significado la agresión yanqui a nuestro país, la cual está en pleno desarrollo…  

Claro, dicha conducta imperial ha sido una constante en sus relaciones no solamente con los países de nuestro Continente, a los que históricamente ha querido hacerlos suyos, simplemente porque su “padres fundadores” se lo plantearon como una necesidad para asegurar el “desarrollo y grandeza” de su nación, sino que lo ha sido con el mundo en general y sobre todo, una vez que se erigió en la primera y más poderosa potencia mundial, al término de la Segunda Guerra, luego que probó la bomba atómica, lanzándola sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, cometiendo con ello el mayor y más terrorífico crimen que haya conocido la historia de la humanidad. Allí murieron bárbaramente, en fracciones de minutos, más de 250/300 mil seres humanos. Fue un terrible genocidio planificado exprofeso y que, por otra parte, era claramente innecesario porque ya su fuerza aérea había destruido literalmente, pocas semanas antes, a su capital, Tokio y a casi todas las ciudades más densamente pobladas del Japón. La decisión de Truman de lanzar esas armas mortíferas fue para advertirle a la Unión Soviética, país que había quedado exhausto al término del sangriento conflicto y perdido a más de 20 millones de sus habitantes, que era la primera e indiscutible potencia del mundo (https://www.ensartaos.com.ve/el-mas-atroz-crimen-de-la-historia-que-aun-espera-justicia-hiroshima-y-nagasaki/).

La mayoría de las provocaciones y agresiones históricas a la región Latinoamericana y Caribeña, han sido acontecimientos, en gran medida, desconocidos por nuestros pueblos, porque de ellos muy poco o casi nada se difunde y, por supuesto, menos aún se estudia en las escuelas y liceos desde el Río Grande hasta la Patagonia, simplemente porque en los programas de la enseñanza de la historia, tales temas no están incluidos…

Jamás dejaremos de insistir en que es demasiado necesario terminar de entender que debemos conocer a fondo esas verdades de nuestro pasado y más si advertimos que los sectores de la derecha neoliberal y neo fascista, les molesta que se revise, que se hurgue, que se estudie lo que fue nuestro desarrollo histórico vital, simplemente porque allí salta  a la vista, hasta para el más terco de los indiferentes, la muy clara explicación de los incontables desmanes y tragedias que el imperialismo estadounidense nos ha ocasionado, en perfecta complicidad con ellos y eso, obviamente, para esos sectores es estratégicamente incorrecto que se pretenda desenmascarar a sus poderosos mandantes…

La bárbara política injerencista yanqui en Nuestra América ha sido criminal, grosera, aberrante e intolerable siempre desde que, inclusive, en el caso venezolano, cuando aún no se habían roto los lazos que nos ataban a la monarquía de la España imperial, los gringos le suministraban a las fuerzas realistas, de forma clandestina, armas y todo tipo de pertrechos bélicos por la desembocadura del Río Orinoco.*

Veamos, en lo que sigue, una secuencia histórica de los atropellos e injerencias estadounidenses en nuestras tierras latinoamericanas y caribeñas que hemos podido acopiar, hacia el objetivo de que los mismos los tengamos siempre presentes en nuestra memoria y comprendamos la necesidad urgente de que los pueblos, en razón de esas perversas experiencias, acordemos unirnos y llegar a la conclusión de que solo así es como será posible derrotar a ese enemigo común.

Quizás para algunos sea tediosa la reiteración sobre este tema, pero quienes estamos firmemente persuadidos de que en tanto lo mantengamos presente y muy vivo en nuestra memoria el inmenso daño y sufrimiento que le ha causado los Estados Unidos a nuestros pueblos, que releamos hasta el cansancio todo cuanto se haya escrito y dicho sobre esa política imperial yanqui y le sigamos la pista a los documentos secretos desclasificados de sus organismos de inteligencia, acerca de sus mil fechorías enarbolando falsas banderas de libertad, más temprano que tarde lograremos terminar de entender, sin lugar a ningún tipo de equívocos, que es totalmente cierto que los Estados Unidos ha significado una verdadera tragedia para la Región y que el Libertador Simón Bolívar acertó, como gran visionario que lo fue, cuando escribió en carta a su amigo, el Coronel inglés, Patricio Campbell, en agosto de 1829, es decir, hace ya casi 200, años que: «Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad

Resulta inaudito pretender engañar al mundo, intentando convencerlo que nuestro país amenaza la seguridad de los Estados Unidos, lo cual para nada debe sorprendernos, pues recordemos que igual sucedió con el pequeño país de Granada, ubicado aquí mismo en el Caribe angloparlante, de un poco menos de 90 kilómetros cuadrados, el cual fue invadido en octubre de 1983, porque se convirtió, según lo declaró el presidente de entonces de los EEUU, Ronald Reagan, en un peligro real para la estabilidad y la seguridad de su país…???

Veamos en lo que sigue algunas de las “torceduras de brazos” de los yanquis a nuestros pueblos, para utilizar las mismas palabras de Barak Obama, en la entrevista que le concedió al portal estadounidense Vox, durante una conferencia de prensa realizada en enero de 2015: “Tenemos el Ejército más fuerte del mundo y en ocasiones tenemos que torcer el brazo a los países si no quieren hacer lo que queremos a través de métodos económicos, diplomáticos y a veces militares” (https://actualidad.rt.com/actualidad/166016-obama-torcer-brazos-paises):

1848: Los Estados Unidos le roban a México la mitad de su territorio, lo que hoy conforman los Estados de Texas, Nuevo México, California, Nevada, Arizona y Utah, así como algunas zonas de Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma. (***)

1852-1853: Marines yanquis desembarcan y se mantienen en Buenos Aires para proteger intereses americanos. Se produjo una revuelta de carácter interno, que enfrentó a la Confederación Argentina y el Estado de Buenos Aires, el cual culminó con la reunificación de Argentina en un solo Estado. La batalla de Caseros de 1852, fue el episodio de mayor tensión de aquel conflicto, que significó un punto de inflexión en la Historia Argentina: la caída del gobierno de Juan Manuel de Rosas dejaba así abierto el camino para la organización constitucional del país;

1854: La marina yanqui bombardea y destruye el puerto nicaragüense de San Juan del Norte. El ataque se produjo luego de que las autoridades del país centro americano exigieron el pago de impuestos a una embarcación del millonario norteamericano Cornelius Vanderbilt, quien hacía un viaje en plan de negocios. Ese bombardeo fue la antesala de la invasión de Nicaragua del pirata William Walker;

1855: Interviene en Nicaragua a través de mercenarios e instala en la presidencia del país a su coterráneo William Walker, quien permanece allí durante dos años, asediando, además, a los países vecinos de Honduras y El Salvador;

1898: Un mes antes de declarada la independencia de Cuba, los Estados Unidos le imponen al nuevo país el tratado conocido como la Enmienda Platt, mediante el cual su soberanía quedaba sometida a los mandatos de Washington.

En el tratado se estableció la instalación inmediata de una base militar en la Bahía de Guantánamo y aun en plena vigencia del mismo, el 23 de febrero de 1903, el gobierno gringo le hace firmar al gobierno títere de la Isla, un contrato de arrendamiento para su uso, a perpetuidad…;

1903: A través de cipayos criollos se inmiscuye en los desacuerdos políticos internos del Departamento colombiano de Panamá y lo separa del país hermano para luego construir el canal interoceánico y asumir su control absoluto, lo cual le permitió ponerle la mano al proyecto de su construcción y lo mantuvo bajo su control y operación absolutos hasta 1977, cuando el gobierno popular y patriota del General Omar Torrijos logra integrarlo a la plena soberanía de su país;

1904: El presidente Theodore Roosevelt sostuvo que Estados Unidos podía intervenir en cualquier nación latinoamericana culpable de actuar “incorrectamente” en su política interior o exterior;

1905/09: Invade a la República Dominicana, se apodera de sus aduanas y le impone personal norteamericano como sus administradores;

1914: Marines yanquis ocupan con el objetivo de evitar la llegada armas y pertrechos a manos del ejército federal mexicano, en apoyo a las fuerzas constitucionalistas de Venustiano Carranza, en su lucha revolucionaria;

1919: Marines yanquis ingresan a territorio nicaragüense para darle soporte al dictador Adolfo Díaz, quien había sido tenedor de libros de una empresa minera norteamericana y permanecen allí hasta 1.933, cuando César Augusto Sandino, valeroso y aguerrido, logra, con su ejército del pueblo, que se retiren, pero éste es traicionado y luego asesinado por la Guardia Nacional al mando de Anastasio Somoza García el 21 de febrero de 1934, quien asume el mando de Nicaragua e impone una férrea dictadura, la que, luego de que él muere baleado, 22 años después, por un patriota en febrero de 1956, hereda el mando su hijo Somoza Debayle hasta julio de 1979, mes en que entra triunfante a Managua, el Ejército de Liberación Sandinista, al mando de los Comandantes Daniel Ortega, Tomás Borge y el sacerdote Miguel d’Escoto, entre otros;

1921: Invade a El Salvador para auto-beneficiarse con concesiones aduaneras;

1914/33: Invade y ocupa militarmente a Haití bajo el alegato de que su pueblo ha caído en desmanes y barbaridades incontrolables;

1915/24: Invade a la República Dominicana, la ocupa militarmente por ese largo lapso y la mantiene bajo férreo control a través de marionetas de la oligarquía insular, para beneficiarse de los impuestos aduanales. “Miles de campesinos fueron asesinados o desaparecidos bajo la ocupación norteamericana. Según las estimaciones oficiales de Estados Unidos fueron algo más de 3.000. Otros cuentan que superaron los 10.000 muertos bajo ocupación americana”;

1946: Funda la Escuela de las Américas con sede en la zona del Canal de Panamá, donde recibieron adiestramiento todos quienes luego fueron dictadores en varios países del Continente, entre los cuales vale mencionar a Manuel Odría en el Perú, Marcos Pérez Jiménez en Venezuela, Gustavo Rojas Pinilla en Colombia, Castillo Armas en Guatemala, Luis Somoza Debayle en Nicaragua, René Barrientos en Bolivia, Romeo Vásquez Velásquez en Honduras, Leopoldo Galtieri en Argentina y Manuel Antonio Noriega en Panamá, entre otros miles, incluidos torturadores y criminales despiadados como lo fueron Luis Posada Carriles, cubano batistero y jefe de operaciones de la policía política venezolana durante el gobierno de CAP I y Manuel Contreras, jefe mayor de la policía política de Chile (Dina), durante la sanguinaria dictadura de Augusto Pinochet;

1948: El 24 de noviembre de 1948 es derrocado el presidente venezolano Rómulo Gallegos quien aseguró al salir al exilio, ya una vez en suelo cubano, el 24 del mes de diciembre, lo siguiente (fragmentos de la declaración):

Yo acuso, sin mínimo temor de incurrir en imputación calumniosa, de haber sido animadoras de esta concitación a las Fuerzas Armadas contra los derechos del pueblo poderosas fuerzas económicas (..) el capital venezolano (..)  y, acaso también las del extranjero (..) han sido ellas -no vaciló en denunciarlas, repito- las que han inflado la gana tradicional de poderío que alimentaban los autores del golpe militar (..) ¿Qué significa la presencia (..) de un agregado militar de embajada de potencia extranjera en ajetreos de cooperador y consejero en uno de los cuarteles de Caracas mientras se estaba desarrollando la insurrección militar contra el Gobierno (..) que yo presidía?

Más claro, imposible; no obstante tal declaración, el propio Gallegos se retracta meses después por presiones que sobre él ejerció Rómulo Betancourt, quien ya para ese entonces y desde hacía mucho rato, había resuelto convertirse en una marioneta más al servicio de Washington. Sin embargo, es imposible que se pueda negar la injerencia gringa en el derrocamiento de Gallegos, si tomamos nota que pocos meses antes de ocurrido, se inició una campaña dirigida a imponer la matriz de que Venezuela había sido convertido en “el centro hemisférico del comunismo» (El diario Chicago Tribune, de agosto de 1948) y el mismo embajador yanqui en Caracas, Walter Donnelly, como nos lo reporta en su libro «EEUU. En Venezuela: 1945-1948», la investigadora Margarita López Maya, dice estar muy de acuerdo con lo publicado por el diario de Chicago, al sostener que: «las actividades comunistas habían venido aumentando en el último mes, como que el gobierno no ejercía controles y estaba subestimando el peligro», de donde queda muy en evidencia que el señor embajador Donnelly daba así su opinión favorable a la urgencia en cambiar radicalmente el estatus político de Venezuela, antes de que el comunismo destruya las instalaciones petroleras de la nación suramericana y tanto fue su interés y afán en sostener ese criterio, que el 5 de noviembre de 1948, a solo 19 días del golpe y sobre la base de lo que conocemos como un falso positivo, transmitió a su gobierno que había recibido de un «desconocido», el dato de que el comunista Dr. Fernando Key Sánchez, había viajado el día anterior a la ciudad de Maracaibo con la misión de «darle fuego a todos los intereses americanos en toda la república», de lo cual, agrega la historiadora López Maya en su libro, Donnelly dio parte inmediatamente al ministro de la Defensa, quien ordenó se hiciera una urgente investigación, la cual se llevó a cabo y la misma dio como resultado que se trataba de una alerta falsa…;

1954: Derroca al presidente democrático Jacobo Árbenz de Guatemala por haber decretado la expropiación de extensos latifundios ociosos propiedad de la United Fruit Company, hoy y desde ya varios años, transformada en la que se la conoce como la empresa “Chiquita Brands International, Inc”, con el apoyo del títere coronel del ejército Carlos Castillo Armas, quien muere asesinado tres años más tarde por un custodio de su guardia de honor;

1961: Mercenarios a su servicio invaden a Cuba por Bahía de Cochinos (Playa Girón) y el imperio sufre una derrota aplastante y a partir de allí Fidel Castro, en memorable discurso del 16 de abril de 1961, declara el carácter socialista de la Revolución;

1965: Invade a la República Dominicana con el sólo objetivo de impedir que fuerzas patriotas, al mando del coronel Francisco Caamaño Deño, repusieran en el poder al gobierno democrático, surgido de la urnas, del maestro Juan Bosch, quien había sido derrocado meses antes por la derecha más recalcitrante del país, la misma que había logrado mantener en el poder a Rafael Leónidas Chapita Trujillo por largos 30 años;

1973: Con el apoyo financiero y logístico de la CIA, las fuerzas de la derecha chilena logran torcer el rumbo democrático del país y bajo el mando del general Augusto Pinochet y otros altos oficiales, bombardean el 11 de septiembre de ese año el Palacio de La Moneda, provocando con ello la caída del gobierno de la Unidad Popular, el atroz asesinato del presidente constitucional Salvador Allende y la instauración por diez y siete años de una de las más feroces dictaduras que ha habido en América;

1976: Bajo la inspiración de la DINA, la policía represiva de Pinochet y con el apoyo incondicional de todo orden, tanto logístico como financiero de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA, por su siglas en inglés), se articulan los organismos de inteligencia del propio Chile, de Argentina, de Paraguay, de Uruguay, de Bolivia y de Brasil, para adelantar una política concertada de persecución y aniquilamiento de las voces disidentes de toda la región, la cual tenía como experiencia excelente, el asesinato del Comandante General del Ejército, general René Schneider, en 1.970, debido a su intransigente postura de defender la institucionalidad democrática de su país, dejando muy en claro que respetaría la ratificación del triunfo electoral de Allende por parte el Congreso Chileno, lo cual ocurrió ese mismo año.

Entre las figuras políticas y actos terroristas que se ejecutaron dentro del marco de tal operación criminal, a la que se le conoció como la Operación Cóndor y que repetimos, se trataba de una Plan que a todo evento estuvo apoyado por Washington dentro de su política de la “seguridad nacional”, se destacan las siguientes casos: 1) 1974 (septiembre), en dos operaciones ejecutadas en distintas latitudes, el General allendista y excomandante del Ejército Carlos Prats y señora, mueren asesinados por una bomba colocada en su carro en Buenos Aires y el exsenador socialcristiano y expresidente chileno, Bernardo Leighton y su esposa, son abaleados en Roma, quedando ambos inválidos de por vida; 2) 1.976 (mayo), son asesinados en distintas operaciones el expresidente boliviano, general Juan José Torres (1970/71), quien había liderado en su país un claro gobierno de corte socialista y los parlamentarios de la izquierda uruguaya Zelmar Michelíni y Héctor Gutiérrez Ruiz, así como el importante dirigente del frente amplio William Whitelaw Blanco y, 3) 1.976 (septiembre), el ex canciller de Allende, Orlando Letellier muere asesinado por una bomba colocada en su automóvil en la ciudad de Washington, junto a su secretaria, la ciudadana estadounidense Ronni Moffit y el esposo de ésta, quien los acompañaba, salvó la vida milagrosamente, pero quedó gravemente herido. Según documentos recientemente desclasificados, surgen serias evidencias de que en la planificación de este horrendo crimen por parte de la DINA en Santiago de Chile, participaron de manera activa los cubanos Orlando Bosh, Posada Carriles y Novo Sampoll, todos agentes especiales al servicio de la CIA;

1976: Mafias terroristas bajo el mando de los agentes de la CIA, Orlando Bosh y Posada Carriles, con la asistencia de los venezolanos Hernán Ricardo y Freddy Lugo, hacen explotar en el aire por efectos de una potente bomba, un avión DC8 de Cubana de Aviación, a los pocos minutos de despegar del aeropuerto de Barbados con rumbo a la Habana, donde murieron sus 73 ocupantes;

1980: Desata una agresiva ofensiva diplomática y militar contra el recién inaugurado gobierno Sandinista (julio/79), a través de fuerzas irregulares integradas por exguardias nacionales del régimen dictatorial de la dinastía de los Somoza, disidentes del sandinismo y sectores anticomunistas y recalcitrantes de la derecha nicaragüense, mejor conocida como la contra, que le causaron al país inmensos daños y que, al final, en elecciones apuntalados en una campaña feroz y llena de manipulaciones y mentiras a granel, lograron despojar del poder al FSLN e instaurar una democracia falsa que sumió al país en la mayor pobreza;

1980: Es abaleado en Nueva York, a pleno sol del día, el diplomático cubano ante la ONU, Félix García, por mercenarios cubanos al servicio de la CIA;

1981: Muere en un accidente de aviación el presidente ecuatoriano en ejercicio, Jaime Roldós Aguilera, por causas muy sospechosas en donde las evidencias apuntan a señalar como responsable a la CIA, dada la posición izquierdista del gobernante, a su popularidad y a su negativa a aceptar la instalación en su país de bases militares norteamericanas;

1981: En iguales circunstancias que Roldós, muere el General Omar Torrijos, quien pocos años antes, en octubre de 1.977, había sellado con el gobierno norteamericano la devolución a su país del Canal de Panamá, el cual permanecería algunos años más administrada por funcionarios estadounidenses;

1983: Invade a Granada, país integrado por dos pequeñas islas de 90 kilómetros cuadrados y una población de alrededor 150 mil personas, para demostrarle al mundo que los Estados Unidos, lejos de sus descalabros en Vietnam, Irán, Nicaragua, África, Afganistán y el Líbano, era una potencia que sabía y tenía cómo manejar su poderío militar en cualquier parte del mundo, es decir, en palabras de Donald Reagan, «América había vuelto por sus fueros»;

1989: Invade a Panamá, con la excusa de vengar atropellos proferidos a dos oficiales de su ejército acantonados en la zona del Canal. por parte de la Guardia Nacional al mando de General Manuel Antonio Noriega, pero antes desconoce a su gobierno y designa como nuevo presidente del país a Guillermo Endara, quien se juramenta en la zona ocupada por el Comando Sur. En esa criminal operación mueren masacrados por las bombas gringas más de cuatro mil panameños;

1998: Bandas terroristas de la gusanera cubana de Miami, con el apoyo de la CIA, desatan una oleada de atentados con bombas C4 en Cuba, ocasionando incuantificables pérdidas materiales y la muerte de un joven turista italiano;

2002: Fracasa en su intento de derrocar el gobierno de Hugo Chávez, no obstante que logró articular una fuerza opositora importante, bajo el liderazgo de figuras claves del puntofijismo (AD y COPEY) y factores emergentes de los sectores más derechistas de la sociedad, a los cuales apoyó con ingentes sumas de dólares entregadas por la NED y la USAID;

2004: Con la complicidad del gobierno francés y el apoyo de fuerzas mercenarias al servicio de los sectores más derechistas del país, derrocó al presidente democrático de Haití, Jean Bertrán Arístides y luego lo secuestra para dejarlo doce horas después en África, bajo la protección del gobierno de la República Centroafricana y,

2009: El Presidente de Honduras, Manuel Zelaya, es secuestrado mediante la fuerza  en horas de la madrugada por un pelotón del ejército a plomo limpio en su casa de habitación y lo trasladan en avión, en ropa de dormir, a otro país, a Costa Rica, no sin antes hacer una escala en la Base gringa de Palmarola, para que los altos mandos del ejército estadounidense estacionados allí, verificaran, al ver la “presa”, que se había cumplido la misión tal y como se había ordenado…!!!

Hasta aquí, esta pequeña muestra de las invasiones e injerencias norteamericanas a nuestra América Latina.

Enumerarlas todas, porque es necesario decirlo que las hubo muchas más y de todo tipo y calibre, como hostigamientos y ametrallamientos por decenas de puertos en México, en todos los países de la América Central, así como en Colombia, Ecuador, Perú y Paraguay, nos ocuparía varias cuartillas y consideramos que con esta corta relación de iniquidades y vejámenes, es más que suficiente para demostrar cuan dañinos y perversos han sido para nuestros pueblos, los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica.

Hemos traído de nuevo al tapete de la actualidad esta relación de eventos porque estamos penamente convencidos de que es así como lograremos convencernos de que no podemos seguir la línea de la pasividad. Que debemos prepararnos, ponernos de pie, alistarnos, cueste lo que nos cueste, para librar nuestra segunda independencia junto a nuestros hermanos del Continente, es decir, dar la segunda Batalla de Ayacucho y con ella enterrar y para siempre el sistema capitalista que ha sido y es el mayor y más efectivo sistema de auto degradación que se le ha impuesto a la humanidad…   

_________________

Notas:

 (*)   En 1817 dos barcos, Tigre y Libertad, de comerciantes estadounidenses, fueron retenidos por los patriotas en Guayana, al sur este del territorio venezolano, cuando trataban de hacer llegar armas y otros pertrechos bélicos al ejército español. El gobierno de Estados Unidos, ofendido como suele sentirse cuando le descubren sus macabros intervencionismos en los asuntos de otras naciones, no solo exigió la devolución de las naves, sino también -prueba del mayor descaro- indemnización por daños causados a los “neutrales”, a lo cual nuestro Libertador se negó, dejándonos así un lección de cómo se debemos defender la soberanía de la Patria (http://redangostura.org.ve/?p=4701)

(**) https://actualidad.rt.com/actualidad/166016-obama-torcer-brazos-paises

(***) Sobre este despojo a México, sellado en 1846, en fecha 28 de mayo de 1864, Benito Juárez le escribe a Maximiliano de Habsburgo, el segundo Emperador de México: «¿Es dado al hombre, señor, atacar los derechos ajenos, apoderarse de sus bienes, atentar contra la vida de los que defienden su nacionalidad, hacer de sus virtudes un crimen y de sus vicios propios una virtud? Pero hay una cosa que está fuera del alcance de la perversidad, y es el fallo tremendo de la historia. Ella nos juzgará».

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina / Foto de portada: JR. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: