Ana Belén Montes, Chelsea Manning, Edward Snowden: La ética crucificada

Por Cubainformación TV / Basado en un texto de Rosa Miriam Elizalde.

La puertorriqueña Ana Belén Montes fue encarcelada en 2001 en Fort Worth, Texas, donde no puede recibir visitas, salvo de un hermano. Ni llamar por teléfono, ni recibir periódicos, ni ver televisión, ni relacionarse con otras reclusas.

Tiene 64 años y ha pasado dos décadas en absoluta soledad. Nelson Mandela lo dijo: “lo peor es estar encerrado con uno mismo”.

Montes, oficial de la Agencia de Inteligencia Militar del Pentágono, estaba a cargo de Cuba. Pero, como declaró al juez, “obedecí mi conciencia más que obedecer la ley. La política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta” y “me consideré moralmente obligada a ayudar a la Isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político”.

Ana Belén Montes fue condenada por entregar a La Habana información sobre planes militares de agresión desde EEUU.

Es la crucifixión que impone el régimen norteamericano a quienes, desde una sacudida ética, deciden anteponer la vida de seres inocentes a su propia seguridad y libertad.

Son los Ron Ridenhours, Chelsea Manning, Edward Snowden… O Daniel Ellsberg, quien filtró los llamados Pentagon Papers sobre la invasión estadounidense a Vietnam. En la película “The Post: los oscuros secretos del Pentágono”, Ellsberg lanza una pregunta crucial: “¿No iría Ud. a la cárcel por evitar una guerra?”.  

Esa fue la intención de Ana Belén Montes, que saldrá en libertad, 22 años después, en 2023.

Tomado de Cubainformación.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: