Avanzan en Rusia productos del grupo empresarial BioCubaFarma

La directora de la oficina de BioCubaFarma en Rusia, Idania Caballero, afirmó este lunes en Moscú que el 2021 será un año de firma de contratos y subrayó el reconocimiento e interés de varias instituciones y empresas rusas por productos del grupo empresarial cubano.

Al resumir el primer aniversario de funcionamiento de BioCubaFarma en la nación euroasiática, Caballero expresó: “Ya tenemos registrado en el país los fármacos Heberprot P para el tratamiento de la úlcera del pie diabético y el Hebermin, de alta eficacia para la cicatrización de quemaduras”.

La representante en Moscú del Grupo Cubano de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica (BioCubaFarma) explicó que la empresa también suministra a Rusia principios activos de vacunas contra la Hepatitis B y el Haemophilus influenzae.

Caballero señaló que en medio de la COVID-19, 2020 fue un año difícil para la búsqueda e identificación de posibles contrapartes nacionales que pudieran estar interesadas en los productos cubanos, cuyo posicionamiento, a pesar de todo, avanza.

“Consideramos que hay espacio para la cooperación y lo está demostrando que en el último año nos hemos entrevistado con cerca de 200 representantes de entidades que se han acercado atraídas por los productos de BioCubaFarma o de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos”, subrayó.

Explicó que a esta última le han transmitido intereses de entes rusos que son de su esfera de trabajo y no del campo de acción de BioCubafarma, aunque ambas empresas cuentan con algunos proyectos cooperados.

No obstante, expresó que alcanzar los objetivos propuestos resulta complejo, “porque introducir un producto nuevo en un mercado requiere de mucha cooperación y recursos”.

Por eso, reveló, la representación cubana en esta capital está interactuando con empresas, universidades e instituciones de investigación y desarrollo.

Recordó que el trabajo de la oficina no parte de cero porque en el año 2014 se registró en Moscú el Heberprot P, medicamento del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, que ya está incluido en el listado de productos básicos del cuadro de medicamentos de Rusia.

“También en la época de la Unión Soviética aquí se llegaron a registrar productos como el Policosanol, la Melagenina, la Coriodermina y en 57 regiones del país hubo equipos del Centro de Inmunoensayo, entre otros”, señaló.

La empresaria cubana manifestó que sostienen conversaciones para registrar y reanudar la comercialización de estos productos, ya conocidos y demandados por el mercado ruso y de los países exsoviéticos.

En tal sentido, indicó que la oficina de BioCubaFarma en Moscú trabaja también con las otros miembros de la Unión Económica Euroasiática (Belarús, Kazajstán, Armenia y Kirguistán), donde se han identificado enfermedades que también están presentes y son relevantes en Cuba.

Caballero reconoció que las industrias farmacéuticas de estos países tienen una gran experiencia en la fabricación de medicamentos genéricos, pero recalcó que Cuba les puede aportar de manera significativa en su diversificación con productos innovadores.

Aclaró que más allá de introducir sus productos en estos mercados, a BioCubaFarma le interesa también evaluar aquellos que la isla caribeña no es capaz aún de producir.

“Pudiéramos encontrar socios que nos ayuden a introducir en el país aquellos productos que no tenemos y que no contamos con condiciones para producir”, dijo.

Como otra arista de la posible cooperación con empresas rusas del sector, la funcionaria cubana citó la transferencia de tecnología. “Lo hemos hecho en el pasado y estamos dispuestos a hacerlo en los negocios que se nos están presentando en estos momentos”, declaró.

Puntualizó que otro objetivo de la oficina es identificar y cerrar negocios para la adquisición de insumos destinados a la industria biofarmacéutica cubana.

BioCubaFarma es un sistema empresarial que investiga, desarrolla, produce y comercializa medicamentos, sistemas de diagnósticos, equipos médicos y servicios de alta tecnología, además de que abarca proyectos y productos agrobiotecnológicos.

Sus objetivos fundamentales son el mejoramiento de la salud de la población, la generación de bienes y servicios exportables y tecnologías de avanzadas en la producción de alimentos.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: PL.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: