Brasil tiene el índice más alto de mortalidad por coronavirus en el Hemisferio Sur

La segunda ola de la pandemia de coronavirus ubicó a Brasil como el país con el mayor índice mortalidad  por COVID-19 en el continente americano y también en el Hemisferio Sur. El número total de personas contagiadas se acerca a los 14 millones y los especialistas sugieren que la llegada del invierno austral puede conducir a una nueva ola. Mientras que la campaña de vacunación avanza a un ritmo ralentizado con un 13 por ciento de la población vacunada con la primera dosis y sólo un cinco por ciento que recibió la segunda dosis.

Actualmente, el gigante sudamericano contabiliza 176 muertes por cada 100 mil habitantes. Con esta cifra, supera las 172 muertes por cada 100 mil habitantes en Estados Unidos. En Sudamérica, Brasil se ubica a la cabeza, seguido de su vecino Perú que tiene un índice de 174 muertes por cada 100 mil habitantes.

Para el demógrafo, José Eustaquio Alves, investigador del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en un mes la tasa de mortalidad de Brasil podría superar la del Reino Unido (187 muertes por cada 100 mil habitantes) y la de Italia (194 muertes por cada 100 mil habitantes).

Según Alves, Brasil sólo sería superado por Bélgica y algunos países europeos. Por ejemplo, en República Checa el índice de mortalidad por covid-19 es de 267 muertes por cada 100 mil habitantes, seguido de Hungría con 265 muertes por cada 100 mil habitantes. «Son países de clima frío y una estructura demográfica bastante envejecida, más vulnerable a la enfermedad”, dijo Alves. Mientras que en Brasil la población de más de 65 años representa menos del 10 por ciento total.

En San Pablo, la expectativa de vida cayó por primera vez en 80 años a causa de las muertes por COVID-19. El estudio oficial de la Fundación Sedae confirmó la tendencia de reversión demográfica. Del total de los casi 375 000 brasileños que murieron por COVID-19, más de 88 000 son del estado de San Pablo.

Brasil atraviesa una fase crítica de la pandemia. El país tiene un sistema sanitario público colapsado con faltantes en medicamentos y tanques de oxígeno para los pacientes graves de COVID-19. Desde Europa, países como Francia y España mantienen la suspensión de vuelos provenientes de Brasil, donde circula la variante local del virus, denominada P1, originada en la ciudad de Manaos. Considerada mucho más contagiosa, la variante P1 podría generar mas infecciones que otras cepas y demanda más anticuerpos para resistir al virus. Además, la variante P1 dio lugar a nuevas mutaciones como la P2 que circula en Rio de Janiero. Recientemente también fue detectada la variante P4 en el estado de Belo Horizonte, capital del estado Minas Gerais.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: