Crecen los gastos militares pese a batalla contra la Covid-19

Compartir

Por Orlando Oramas León (*)/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

 

Aunque pareciera que el planeta debería estar más ocupado en ganar la batalla contra la Covid-19, el aumento de gastos militares globales parecieran apuntar a que se prepara para la guerra.

El gasto militar mundial volvió a aumentar en 2020 hasta alcanzar los mil 981 billones de dólares, con Estados Unidos, China, India, Rusia y Reino Unido a la cabeza, por ese orden.

Así lo asegura el informe que sobre el tema elabora anualmente el Stockholm International Peace Research Institute (Sipri). 

El documento afirma que esas cinco naciones alcanzan el 60 por ciento de egresos en armas, insumos y equipos para guerrear. Y aunque no lo diga el Sipri, coincide que esos países están en el listado de los más afectados por la pandemia a nivel mundial.

De acuerdo al instituto sueco, el gasto en armas creció 2,6 por ciento respecto a los datos de 2019. 

Otra paradoja: ello ocurrió a despecho de la contracción económica internacional que, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional, marcaría un retroceso del 4,4 del Producto Interno Bruto (PIB) global.

La proporción del gasto militar dentro del PIB se incrementó dos décimas, hasta el 2,4 por ciento, lo que supone el mayor aumento interanual desde la crisis financiera de 2009.

Estados Unidos se mantiene a la cabeza con una tendencia al alza por tercer año consecutivo, ahora con un incremento de 4,4 por ciento y un total de 778 mil millones de dólares. Ello representó como promedio cuatro de cada 10 dólares dedicados al armamentismo en el mundo. Buena parte de ese dinero se empleo en la modernización del arsenal nuclear estadounidense.

Y por ahí llega otra paradoja. El gasto en salud pública en Estados Unidos lleva una década estancado, según la publicación especializada Health Affairs.

La investigación, divulgada en el sitio www.axios.com, considera que las erogaciones en ese sector, en la mayor parte de la Unión Americana, se mantuvieron planas o disminuyeron por décadas y dejaron a «los estados mal equipados para responder a la Covid-19 y a otras necesidades sanitarias emergentes».

El estudio encontró que el gasto en salud pública se redujo de 80,40 dólares per cápita en 2008 a 75,83 dólares en 2018.

En sus conclusiones, los autores de la investigación concluyeron que «sin una reforma institucional, los estados son susceptibles a seguir descuidando la salud pública con sólo infusiones de emergencia a corto plazo de fondos federales en medio de una crisis como la de Covid-19».

«Sin una inversión sustancial y sostenida por parte de los estados y un apoyo federal sólido y continuo, Estados Unidos podría continuar con su enfoque «por defecto» de la financiación de la salud pública: «negligencia, pánico, repetición», afirmó el estudio.

Y mientras ello ocurre, el Congreso de Estados Unidos aprobó en 2020 un presupuesto militar para el Pentágono de cerca de 740 mil 500 millones de dólares.

 

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: BBC/ Getty Images. 

 

 

 

 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: