Cuba: Motivos

Por Tania Causse.

Ayer inició nuestro 8vo. Congreso. Se rompe otro corojo que jamás dejará espacio a ningún Zanjón.

El que circula por redes y medios como «el Congreso de la continuidad», ya, solo por eso, genera aún mayores desasosiegos entre los que pretenden derrotar esta Revolución tremendísima. Desde mi trinchera sigo todo lo que se prepara; releo los materiales publicados por nuestra prensa, de los que saco conclusiones, pero una en particular que compartíamos con nuestro hijo: ¡nunca ha sido fácil!, como bien predijo Fidel: todo a partir de 1959 sería más difícil… mira que nuestro Comandante se adelantó en análisis y sucesos. Pero, para mí, esa premonición califica entre las de más valía, alerta y certeza milimétrica.

Es cierto que son más de 60 años bajo un bloqueo asesino, que el tiempo acumula los problemas, y que 242 medidas de Trump encima de todo eso, más un virus mortal, hacen de estas circunstancias un escenario de extrema complejidad. Pero no se nos olvida que hemos saltado muros altísimos y, algunas veces, más que saltarlos, los hemos tumbado.

Recordaba, junto a mi hijo –que por primera vez tiene conciencia plena de la celebración de un Congreso del Partido–, que su abuelo fue delegado al 1ro., al 3ro. y al 4to., y que siempre iba y regresaba ¡Al machete! Y es que nuestros congresos del Partido no son eventos de cartón. Allí se va al abordaje de nuestros problemas, a la propuesta concreta, a entrarle a las dificultades y a autocriticarnos para seguir construyendo.

A 46 años de aquel 1er. Congreso, Fidel está más vivo que nunca, Raúl nos sigue dirigiendo desde la vanguardia que es el Partido, y Díaz-Canel, quien encarna lo mejor de toda la firmeza e inteligencia que hay en la continuidad, son motivos suficientes para que empiece la más importante de las celebraciones.

Tomado de Granma / Foto de portada: Juvenal Balán.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: