Diálogos en Red (I): Entrevista a Ricardo Patiño

José E. Nováez: Buenas, estamos aquí en este nuevo espacio que estamos iniciando, Diálogos en Red, un espacio del Capítulo Cubano de la Red en Defensa de la Humanidad de conjunto con la Unión de Periodistas de Cuba, para reflexionar sobre los temas que nos preocupan y ocupan como latinoamericanos y como ciudadanos del mundo.

Hoy tenemos un invitado de lujo, nos acompaña Ricardo Patiño, ex canciller del gobierno de Rafael Correa durante la Revolución Ciudadana, ex ministro de Economía, ex ministro de Defensa, un hombre con una larga trayectoria a favor de la articulación latinoamericana y a favor de las causas justas del continente desde los tempranos años de la Revolución Sandinista. Es un placer tenerlo acá con nosotros, Ricardo.

Ricardo Patiño: Gracias, gracias por la invitación, gracias a la Unión de Periodistas de Cuba, a la Red de Intelectuales, a todos ustedes, por permitirme compartir y conversar sobre lo que pasa en nuestro país, sobre lo que pasa en nuestra América Latina también.

José E. Nováez: Sí, Ecuador es sin dudas un actor político clave en la escena latinoamericana sobre todo desde los años de la Revolución Ciudadana, y donde se abre ahora mismo un escenario de confrontación electoral que puede  tener profundas implicaciones para la dinámica de la izquierda en el continente.

Entonces quisiera que nos comenzara hablando un poco. Tras cuatro años de Lenin Moreno y cuando ya se acerca el momento de que tenga que dejar el Palacio de Carondelet, ¿Cuál es el saldo económico y político de su gestión en el Ecuador?

Ricardo Patiño: Mira, tengo que decirlo, lamentablemente ha sido un desastre, deja a nuestro país en ruinas el traidor de Moreno; mira, primero en lo moral, deja la moral muy baja en la población, con desánimo, decepción, dejando de creer en la política, todo lo cual habíamos logrado recuperar en los diez años de nuestro gobierno. Entre el 2007 y el 2017 las y los ecuatorianos habíamos vuelto a creer en la democracia, habíamos recuperado nuestra autoestima, es como que un huracán hubiera pasado por encima de nosotros.

Pero este gobierno también fracturó totalmente la nueva institucionalidad del estado, construida con tanto esfuerzo y capacidad durante diez años. Una nueva Constitución estableció cinco funciones del estado, entre ellas incluimos la función de participación ciudadana y control social. Moreno llevó adelante una consulta popular que violó las normas constitucionales, y a partir de allí tomó él y sus aliados de la derecha política y económica todas esas funciones y las usaron para echar abajo las políticas públicas en salud, en educación, para asociarse con el Fondo Monetario en la consigna de menos estado, menos inversión pública, despido de trabajadores públicos y privados y de regreso a los contratos laborales basura, reducción de impuestos para los grandes grupos empresariales, y simultáneamente aumento de impuestos para los pequeños productores, incremento del precio del combustible, eliminación de la tan importante Ley de Comunicación, y del necesario control sobre las operaciones de la banca, y más.

Y por otro lado utilizaba también, aunque esto, digamos, lo que es secundario pero también hay que decirlo, para perseguir a quienes formamos parte del gobierno de la Revolución Ciudadana, para perseguir y proscribirnos políticamente; lo más importante es lo primero, el haber destruido las políticas públicas, la institucionalidad pública.

Pero por otro lado, en lo económico el Ecuador reciente, al término de la gestión de Moreno, que el 24 de mayo tendrá que irse a su casa o tal vez a la cárcel, en lo económico reciente una caída drástica del producto interno bruto, y no por la pandemia del COVID, esto ya venía de antes, de mucho antes, debido al pésimo manejo económico, que contó la gestión directa del neoliberal presidente de la Confederación Empresarial, Richard Martínez, que fue nombrado tempranamente como ministro de Economía y Finanzas, y el asesoramiento condicionado del Fondo Monetario Internacional; la pobreza y el desempleo campea en nuestro país; por otro lado FALTA la acción económica, e insisto, no es solamente por pandemia, sino de antes de la pandemia; Lenín Moreno también endeudó irresponsablemente el país, con el agravante de que estos recursos no se quedaron ni siquiera en el país sino que sirvieron para una irresponsable fuga de divisas por importaciones no controladas, por fuga descarada de divisas de la banca privada, ni un kilómetro de vías, peor, hospitales o centros educativos fueron construidos con esa inmensa deuda externa.

Y en lo político sólo desazón, descrédito, inestabilidad, con la impresión generalizada de que no hay presidente en nuestro país, movilizaciones permanentes exigiendo cambio de rumbo, los gobiernos locales abandonados a su suerte sin recibir recursos, que les corresponden por ley.

En su gobierno pensemos solamente que Moreno ha tenido cuatro vicepresidentes, cuatro vicepresidentes en cuatro años, y al único que eligió el pueblo, Jorge Glas Espinel, le hicieron una emboscada judicial y lo tienen en prisión injusta e ilegalmente desde hace tres meses, tres años y medio, sin ninguna prueba que demuestre alguna irregularidad de su parte.

Es lamentable decir esto, este resumen de lo que nos deja la traición política, y de lo que nos deja la aplicación de una política neoliberal en el gobierno de Moreno.

José E. Nováez: Sí, sin dudas el lawfare, como lo han dado en llamar, y el neoliberalismo, han venido de la mano con el retorno de la derecha al poder en determinados procesos, en algunos casos por ganar en las urnas, y en otros casos, como bien usted dice, por abandonar la línea política que decían defender y abrazar un camino que es todo lo contrario.

Yo quería preguntarle, son cuatro años de gestión neoliberal en el Ecuador, cuatros años que, como usted decía, han dejado la economía en muy malas condiciones, y han incluso afectado la capacidad de respuesta del Ecuador ante situaciones tan complejas como la actual crisis que estamos viviendo. Quería preguntarle entonces qué alternativas cree usted que existen en el contexto actual, en la crisis de la COVID que está atravesando el mundo, y el Ecuador, por supuesto, en un país muy golpeado, vemos las cifras con horror de la cantidad de enfermos y fallecidos cada día, ¿cómo, qué alternativas se pudieran sacar adelante, pudiera sacar adelante un gobierno progresista en el Ecuador para dar respuesta rápida a esta profunda crisis sanitaria, humana, en medio de este escenario de dinámicas privatizadoras, de FALTA de las grandes transnacionales farmacéuticas?

Ricardo Patiño: ¿Te refieres básicamente al tema de la salud o a la economía en general?

José E. Nováez: De la COVID y la economía en general.

Ricardo Patiño: Bueno, okey. Respecto al tema de la salud y de la pandemia, como lo he dicho, el irresponsable manejo de la economía con la aplicación de una de sus máximas, que es la reducción del gasto público, los llevó a tomar dos decisiones que afectaron muchísimo las condiciones en las que el Ecuador se encontraba respecto al tema sanitario, uno, la reducción de la inversión en salud, redujeron al treinta por ciento el presupuesto de inversión en salud respecto al nivel al que nosotros lo habíamos llevado en el gobierno de Rafael Correa, no sólo eso, eliminaron las partidas presupuestales de mantenimiento de los hospitales y de los centros de salud, lo que generó un deterioro de su infraestructura, de la provisión de medicinas e insumos, y por otro lado, el despido de médicos nacionales y del contingente de personal médico y sanitario cubano, que tanto beneficio había traído a nuestra población, unos meses antes los habían regresado simplemente por razones ideológicas y políticas, una torpeza sin nombre.

Pero mira que a los pocos días, apenas el 22 de marzo del 2020, a los pocos días de comenzada la pandemia, que llegó la pandemia al Ecuador, tuvo que renunciar la ministra de Salud en rechazo a no haber recibido un centavo más de recursos a pesar de estar enfrentando una pandemia de las dimensiones que todos conocemos, tuvo que renunciar, irse a su casa y decir: “Señor presidente, usted me pide que atiende la pandemia, no puedo si el ministerio de Finanzas neoliberal aplicando las políticas del Fondo Monetario me dice que no tiene más plata, ¿Cómo puedo yo enfrentar una pandemia en estas condiciones?”, pero a esto hay que sumarle también que habían desarticulado el sistema nacional de seguridad ciudadana, que permitía una excelente coordinación en nuestro gobierno entre el Ministerio de Salud, hospitales de la seguridad social, centros médicos de la policía y fuerzas armadas, red privada de salud, Cruz Roja, policía y fuerzas armadas, esto fue desarticulado con el pretexto de reducir burocracia, cuánto daño nos hizo también esto, y claro, somos unos de los países del mundo con peor índice de contagiados y muertos por COVID; escenas dantescas se produjeron en mi ciudad, en Guayaquil, en los primeros meses de la pandemia en nuestro país.

Y en el último mes, para rematarlo, cuando se inicia el programa masivo de vacunación y todos comenzamos a tener un poco de esperanza han renunciado dos ministros de Salud, o sea, en un mes hemos tenido tres ministros de Salud en los últimos días, ambos han renunciado por estar involucrado en programas de vacunación privilegiadas, o como se les llama en el Ecuador, Vacunados VIP, very important person, ya que en vez de vacunar ese programa masivo a los médicos de la primera línea lo hicieron con sus parientes, con políticos conservadores, con periodistas sometidos al gobierno, a los integrantes del Club Rotario y a jóvenes tuiteros también de la línea del gobierno, esto es lo que ha pasado con la salud.

Tenemos posibilidades, por supuesto, de recuperarnos, claro que sí, incluso Andrés Arauz antes de ser presidente, desde hace algunos meses atrás ya ha desarrollado conversaciones con Argentina, con México, con Rusia, creo que también con China, para estar seguro de que cuando llegue al gobierno tengamos vacunas, porque este gobierno ha sido tan irresponsable de que ni siquiera vacunas hay, y las pocas que llegaron las aplicaron a sus amigos en vez de aplicarlas al personal sanitario de primera línea; estamos seguros de que Andrés Arauz al llegar al gobierno el 24 de mayo ya tendrá incluso posibilidades de recibir inmediatamente el aporte internacional.

Y no han hecho las gestiones para conseguir vacunas de Rusia y de China también por atropellamiento ideológico, por cercenamiento ideológico en sus cabezas, no quieren que vayan las vacunas china y rusa porque creen que nos van a hacer comunistas a todos, en su concepto, en su mal y equivocado concepto del comunismo, esto es lo que ha pasado.

Pero ya incluso Andrés Arauz también, además de esas gestiones que ha hecho ha ofrecido que va a volver a su puesto a los médicos, que volveremos a tener la atención médica que se merece, claro, los primeros días va a ser un poco complicado porque hay que rehacer, reconfigurar los temas respecto al tema de la salud.

José E. Nováez: Sí, cómo no. Sin dudas el neoliberalismo, cuatro años de gestión neoliberal, de poner intereses ideológicos o económicos egoístas por encima de los intereses del pueblo han dejado un saldo social sobre todo muy doloroso para un pueblo como el ecuatoriano, que llegó a disfrutar bajo la Revolución Ciudadana de altos estándares, altos niveles de vida, alta, un alto grado de inversión social en materia de ciencia, de tecnología, de salud, de educación, y todo esto el neoliberalismo lo deteriora.

Quería, quisiera que nos hablara también un poco, ya entrando en el programa político positivo del binomio Arauz-Rabascall, primero cómo considera usted, como economista, que puede Ecuador, un país dolarizado, golpeado por cuatro años de políticas neoliberales depredatorias, cómo puede sustentar una propuesta soberana en beneficio del pueblo en las condiciones actuales, y cuál es el programa del binomio Arauz-Abascal para hacerle frente a la situación actual del Ecuador.

Ricardo Patiño: Mira, lo hicimos durante nuestro gobierno, en el gobierno de Rafael Correa aplicamos una política económica basada en el fortalecimiento de la demanda doméstica, del mercado interno, con un importante crecimiento de la capacidad de consumo de la población, que se basó en más empleo, porque había un crecimiento importante de la economía, que lo vamos a volver a hacer, a mejores salarios y beneficios sociales en general, a servicios públicos de calidad y gratuitos, lo que significa que la población tiene que usar menos de sus ingresos en atenderse en temas que tienen que ver con los servicios públicos, y a una importante presencia de la inversión pública; a esto agregamos políticas de comercio exterior que también protegen, que protejan la producción nacional, especialmente la pequeña y la mediana industria y artesanía, y de la producción agropecuaria, estos son unos de los elementos principales que aplicamos, digamos, para mejorar el mercado interno, con lo cual mejoramos la demanda y mejoramos también, digamos, prácticamente, casi automáticamente la oferta de la producción, con lo cual se mejoraba el empleo; esta elemental política económica, que tiene que ver con el sentido común, no con la ideología, pero sí con un criterio de crecimiento de la economía sobre la base del mejoramiento de la calidad de vida de la población, es lo que estoy convencido de que el candidato presidencial y futuro presidente lo hará.

No olvidemos que cuando Rafael Correa tomó riendas de la nación ecuatoriana en enero del 2007 veníamos de veinticinco años de aplicación de políticas neoliberales que convirtieron a nuestro país en un terreno diezmado, sacamos al país del atraso, del desempleo, más de un millón de ecuatorianos salieron de la pobreza, inundamos al país de infraestructuras para los próximos decenios, convertimos al Ecuador en un país exportador de energía limpia, cuando antes pasábamos penurias con apagones e importando electricidad de nuestros vecinos, lo hicimos, y estoy seguro que lo volveremos a hacer, porque además, Andrés Arauz no solamente que es un brillante economista, sino que es un hombre con ideas innovadoras, y además fue parte del proyecto de la Revolución Ciudadana, fue director del Banco Central, trabajó en planificación económica, de tal manera que él sabe cómo lo hicimos, y él fue, no solamente sabe, sino que fue un gestor directo de esa política económica; Andrés lo ha dicho claramente a propósito de la pregunta que hacía respecto a las relaciones internacionales con los organismos internacionales, le ha dicho muy claramente al Fondo Monetario y a los potenciales inversionistas extranjeros que no se someterá a presiones externas que conduzcan a la recesión, al desempleo y a la pobreza de la población, él ha diseñado una propuesta, se denomina “Contratos de Certidumbre Económica”, que invita a la inversión extranjera en el Ecuador, extranjera, pero que no plantea el regreso de los onerosos tratados bilaterales de inversión, que en nuestro gobierno fueron denunciados, que eran figuras jurídicas que sólo establecían beneficios, incluso ni siquiera para los inversionistas, sino para potenciales inversionistas, es decir, con esos contratos bilaterales de inversión una persona que quisiera hacer inversión en el Ecuador y que ya hubiera comenzado a viajar al Ecuador para preguntar sobre las políticas económicas, sobre las normas jurídicas, que ya hubiera hecho ese gasto, si es que el gobierno tomaba alguna decisión y cambiaba alguna ley ya se lo podía indizar aunque ni siquiera hubiera comenzado a invertir, esos son los tratados bilaterales de inversión; por supuesto que no vamos a volver a eso porque esos tratados traían sólo beneficios para los inversionistas y potenciales inversionistas, pero también sólo incertidumbre, riesgo y perjuicios para la nación.

En lo inmediato, en lo inmediato, esto, te estoy hablando de un poco la gestión a mediano plazo, en lo inmediato las prioridades de la gestión están asociadas a salud, empleo, economía y seguridad ciudadana, tres aspectos en los que el Ecuador tiene que inmediatamente, en lo que tiene que recuperarse, salud por el tema de la pandemia, la importancia de la vacunación masiva, de recuperar el sistema nacional de salud; en empleo y economía Andrés ha planteado una propuesta que es muy innovadora y que al principio los ecuatorianos, especialmente la derecha dijo: “Qué barbaridad, qué populismo tan absurdo”, pero cuando ya Alemania también dijo lo mismo, cuando el gobierno de Biden también dijo que iba a hacer lo mismo, dijeron: “Ah, qué inteligente que es la propuesta de Andrés Arauz”, porque planteó dar mil dólares a un millón de ecuatorianos de los más afectados por la pobreza y la pandemia de los últimos tiempos, de los últimos cuatro años, para que pues tengan capacidad de pagar sus deudas, de tener, de financiar los consumos fundamentales, de emprender pequeñas actividades en pequeños emprendimientos, y eso, estamos hablando de muchos recursos, es incorporar al torrente de la economía mil millones de dólares a población que no va poner esa plata en paraísos fiscales sino que la va a invertir y a consumir en el país, con lo cual estamos seguros de que va a generarse una recuperación inmediata de la economía y también del empleo, que después habrá que mantenerlo en el mediano plazo.

Estas  son algunas de las propuestas fundamentales, insisto, salud, empleo, economía y seguridad ciudadana, que también ha sido afectada mucho por lo que ha pasado, el desbaratamiento, la eliminación del sistema nacional de seguridad.

Y al mediano plazo las tres palabras básicas del mensaje de Andrés Arauz es trabajo, dignidad y futuro; trabajo, poner en marcha la economía para recuperar las capacidades laborales; dignidad, para recuperar las políticas sociales, y también dignidad a nivel internacional para recuperar la soberanía diezmada en los últimos tiempos; y futuro, lo que significa básicamente énfasis en la educación, en la innovación desde la infancia hasta la universidad, que es el planteamiento principal para el futuro de nuestro país, como lo habíamos iniciado en el período de la Revolución Ciudadana y que ahora habrá que recuperarlo también.

José E. Nováez: Ricardo, uno de los temas claves ahora mismo en el escenario latinoamericano es el tema de la integración, fue un tema en que se avanzó mucho en los primeros, las primeras décadas del siglo xxi, y que el triunfo de gobiernos neoliberales o de derecha ha fracturado o ha llevado a una detención, y en algunos sentidos han hecho retroceder mecanismos de integración que ya estaban muy avanzados, en ese sentido Andrés Arauz ha hablado varias veces explícitamente de la necesidad de retomar los mecanismos de integración como una forma de dar una respuesta conjunta a nivel latinoamericano a muchos de los retos del mundo contemporáneo. Quería preguntarle entonces qué posibilidades cree usted se abren a nivel continental con la victoria del progresismo en Ecuador para temas centrales como el Banco del Sur, la moneda latinoamericana y otras iniciativas.

Ricardo Patiño: Estoy convencido de que lo vamos a hacer, no será inmediato porque todavía faltan algunos procesos electorales y políticos en América Latina que lo permitan; por ahora tenemos una importante base, digamos, México, Argentina, Bolivia, Venezuela, Cuba, Nicaragua, que pueden permitir tanto en la dinámica de UNASUR, que son los países de Sudamérica, como de CELAC, que incluye Sudamérica, Centroamérica y el Caribe, recuperar la vida, la fortaleza, la vigencia, la dinámica, de la integración sudamericana y latinoamericana, todavía faltan elecciones en Perú, ojalá tengamos muy buenos resultados, elecciones en Chile, elecciones próximas en Brasil, y yo creo que con esto podríamos ir configurando ya una recuperación del proceso de integración.

Mira, es lamentable decir, es lamentable oír lo que tú y yo decimos y lo que dicen los medios, que los gobiernos de derecha echaron o tiraron tierra a los procesos de integración, no son gobiernos de derecha, son gobiernos miopes, porque cualquier gobierno de derecha entiende que la integración es necesaria, la integración es fundamental, no tienes que ser de derecha o de izquierda, es que en un mundo globalizado y constituido en bloques no puedes vivir desarticulado, atomizado, para discutir los temas de ambiente, los temas comerciales, los temas de emigración, los temas de derechos humanos, todo, para los acuerdos comerciales, de propiedad intelectual, para todo necesitas tener, poder hablar con una voz fuerte, y una voz fuerte no la puede impulsar el Ecuador, que tiene diecisiete millones de habitantes, discutiendo con la Unión Europea, con los Estados Unidos, con Rusia o con China, no, necesitamos ser una población mucho mayor, saber que tenemos recursos con los cuales negociar a nivel internacional, que podemos impulsar proyectos de financiamiento al desarrollo de nuestra región pero de manera articulada, que podemos recuperar la iniciativa del Banco del Sur; yo no sé si lo conocías tú, pero nosotros estuvimos a cargo del impulso del Banco del Sur, a mí personalmente me tocó hacer un montón de gestiones, entre ellas, una de ellas invitar a los cancilleres de los países del Banco del Sur para ir a las Islas Galápagos a tener una reunión especial solamente para asegurar de que se aplicaran todas las medidas pragmáticas, necesarias, en cada país para que ya arranque el Banco del Sur, y cuando estábamos por abrir las puertas, ya estaba definida la sede, la subsede, los organismos operativos, las normas de crédito, todo, cuando estaba todo listo gana el gobierno de Macri y nos explosiona, nos hace abortar el proyecto, estaba listo, en los próximos días iba a abrir el Banco del Sur, y lamentablemente el gobierno de Macri llegó a decir: “No, yo no quiero nada de UNASUR, no quiero estar en el Banco del Sur”, y por supuesto esto explosionó por dentro, dinamitó por dentro ese proyecto.

¿Y sabes una anécdota interesante?, nuestro representante ante el director del Banco del Sur era Andrés Arauz, es nuestro candidato a la presidencia, así que no me queda dudas que Andrés va a poner todo su esfuerzo, toda su capacidad, es un hombre tremendamente capaz, es un economista brillante y con una clara concepción de la importancia de la integración, y lo va a poner con toda su capacidad enfrente, y estoy seguro de que él junto con Andrés Manuel López Obrador, con Alberto Fernández, con Luis Arce, con Nicolás Maduro, con Miguel, el presidente de Cuba, con el presidente de Nicaragua, con Daniel Ortega, y con los otros presidentes que tengamos en los próximos meses, vamos a recuperar, van a recuperar entre ellos el proceso de integración; solamente una advertencia, por favor, tengo que decirles a ellos con cariño, el proceso de integración no puede solamente ser de gobierno, tiene que ser de los pueblos, tenemos que lograr que los pueblos también hagan conciencia de la integración, defiendan la integración, amen la integración, ejecuten la integración, vigilen la integración, porque si no cualquier gobierno o grupo de gobiernos con miradas miopes y torpes pueden también intentar otra vez echar abajo ese proceso que es tan importante, así que vamos, estoy seguro que la victoria de Andrés va a impulsar la integración, a reimpulsar, digamos, la integración sudamericana y latinoamericana, pero con el cuidado de que no nos quedemos solamente en las esferas gubernamentales sino que hagamos un trabajo con la población, con la ciudadanía, para que sea carne también de ella.

José E. Nováez: Ricardo, quería hacerle una última pregunta que un poco va a servir de síntesis de todo esto que hemos estado conversando en esta tarde. Este 11 de abrir ya se abre la segunda vuelta de las elecciones en Ecuador, la primera la ganó Andrés Arauz con un margen amplio con respecto al segundo y tercer puesto. ¿Qué expectativas, qué horizontes políticos se abren con una posible victoria del progresismo en Ecuador?, ¿y cuáles considera usted, hemos hablado de esto en la tarde pero un poco como para sintetizar a modo de plecas, cuáles considera usted que son los retos fundamentales que tiene el gobierno, un posible gobierno de Andrés Arauz en el futuro cercano?

Ricardo Patiño: Bueno, tengo que ser sincero, yo quiero que gane Andrés Arauz, por supuesto, es el proyecto nuestro, pero también objetivamente creo que va a ganar, dejando de lado los sentimientos y los deseos creo que va a ganar, en primer lugar porque ganó la primera vuelta con trece puntos de diferencia ante el segundo, obtuvo treinta y tres por ciento cerrando, 32.7, el segundo fue 19.7, digamos que fue treinta y tres contra veinte, con trece puntos de diferencia; pero en la segunda vuelta, digamos, los que llegaron terceros y cuartos no representan a la derecha ecuatoriana, el tercer puesto representa a lo que es el pensamiento plurinacional, digamos, cercano a la población indígena, a la población joven, a la población ambientalista de alguna manera, y el cuarto en gran medida representa a una población que no fue orgánica al Partido de Izquierda Democrática, que representaba Xavier Hervas, que fue el cuarto candidato, que no llegó mal, llegó con dieciséis por ciento de la votación, pero que realmente él representa un poco la votación antisistema, ¿no?, porque se presentó en la plataforma de TikTok vestido de viuda, quitándose la ropa, en patineta, haciendo un poco de locuras, y mucha juventud dijo, bueno, ante el descrédito del gobierno de Moreno, y también que fue un descrédito de la política, votemos por este loco para ver si hace alguna cosa, de manera que, digamos, y si fuera orgánico sería un voto de centroizquierda, por tanto la votación del tercero y el cuarto es muy difícil que se alinee completamente a Lasso, y según las encuestas que hemos visto también una buena parte de esos votos se alinearán con Andrés Arauz, tenemos encuestas últimas que indican que hay FALTA, si no un poco más, entre Andrés Arauz en primer lugar, y en segundo lugar Guillermo Lasso, esperamos que esa diferencia se consolide y ojalá aumente en los próximos días, porque estamos apenas a veinte días de las elecciones, las elecciones son el 11 de abril, estamos muy cerca de ese día, y confiamos en que el resultado va a ser favorable a nuestro candidato para que volvamos a, como hemos dicho nosotros en un slogan, a recuperar el futuro, vamos a tener un futuro de progreso, de equidad, de justicia, de soberanía, de dignidad, que es lo fundamental.

Y en eso, cerrando con lo que tú decías, como hemos dicho, las prioridades de Andrés serán, primero, recuperar la salud de la gente, que también va a significar recuperar la esperanza de vivir si quiera, o sea, de vivir, porque cada vez en Ecuador está la gente más asustada porque otra vez, FALTA creo que es la tercera ola del COVID, y ve que se vacunan a los miembros del Club Rotario porque han hecho caridad en los tiempos anteriores, se vacunan a los periodistas amigos del régimen, se vacuna a la mamá del ministro de Salud, a la mamá, digamos, no es porque están en primera línea, no era médica, no, es porque era la mamá, porque estaba en un centro de personas de la tercera edad, que está bien, hay que vacunar a personas, si se hubieran vacunado a todas las personas de la tercera edad está bien, pero no a la mamá del ministro de Salud solamente, o algunos ex presidentes amigos del presidente Moreno, es terrible, entonces la gente ha perdido hasta la fe en esto, de tal manera que ahí hay que trabajar otra vez con orden, con justicia, con equidad, recuperar la salud de la gente.

Y como te decía, con este programa de mil de uno, o sea, mil dólares a un millón de familias ecuatorianas, yo estoy seguro que en muy pocas semanas vamos a hablar de una recuperación de la dinámica de la economía ecuatoriana, es tal vez una medida keynesiana, sí, muy brusca, ¿no?, pero es necesario hacerla, en momentos de crisis es indispensable actuar de esta manera, no como decía Keynes, de abrir un hueco para cerrarlo después, sino de abrir oportunidades, de entregar recursos a población que no va a poner esa plata en paraísos fiscales, sino que la va a convertir en demanda efectiva en la economía, y que incluso puede también a través de iniciativas productivas generar oferta productiva, pero que eso estamos seguros que en muy pocas semanas recuperará la dinámica de la economía.

Con esos dos temas en lo principal, esto es, mejorar la expectativa de salud, vacunar a la población, y que ya el miedo a morir comience a dejar de estar en las conciencias y en el corazón de los ecuatorianos, y por otro lado la recuperación del empleo y de la dinámica de la economía, creo que con esto el Ecuador comenzará a ver otra vez con futuro, con esperanza, lo que se viene en adelante.

Así es que esperamos que efectivamente el 11 de abril tengamos esa victoria contundente, y que el fantasma de un nuevo gobierno neoliberal como el de Guillermo Lasso, el candidato de la banca, que ha cogobernado estrechamente con Moreno, esto hay que decirlo también, me faltó decirlo en la primera pregunta que me hiciste, Lasso no es que ha estado ahí mirando al gobierno de Moreno, ha sido cogobernante, han estado sus militantes cogobernando con Moreno, le han dado todas las, el apoyo de mayoría en la Asamblea para tomar todas las decisiones malsanas que ha tomado, ha estado, pero lo ha dicho abiertamente, ha estado en permanente coordinación con las principales autoridades, especialmente con la ministra de Gobierno, con María Paula Romo, la responsable de la represión de octubre del 2019, o sea, ha estado cogobernando, quisiera él volver a gobernar en este período, estamos seguros que el pueblo ecuatoriano no se lo va a permitir y que vamos a poder ver el futuro del Ecuador, y el presente cercano también, ya en otras condiciones, esa es la expectativa que tenemos, y confiamos mucho en que se cumpla efectivamente en los próximos días.

José E. Nováez: Seguramente que sí. Desde acá de Cuba confiamos mucho también, estamos muy atentos al desenvolvimiento de la realidad política en la hermana República del Ecuador.

Yo le agradezco profundamente que haya aceptado esta invitación para abrir este espacio Diálogos en Red, un espacio conjunto, un esfuerzo conjunto del Capítulo Cubano de la Red en Defensa de la Humanidad con la Unión de Periodistas de Cuba, y quisiera invitarlo a que nos acompañara a ver un material que nos hicieron llegar los compas del Capítulo Ecuatoriano, donde el candidato Andrés Arauz en un cortometraje, quince minutos, hace una síntesis de algunas de las premisas fundamentales de su programa de gobierno, y creo que va a complementar muy bien lo que hemos estado hablando esta tarde.

Ricardo Patiño: Muchas gracias, gracias por esta invitación, ha sido muy grato poder compartir con ustedes mis criterios, y cuidado, no es él el que va a complementar lo que yo digo, yo soy el que estoy complementando lo que dice el candidato.

José E. Nováez: Claro, FALTA el indicado con toda la razón. Lo abrazo fuerte.

Ricardo Patiño: Gracias, gracias a ti. ¿Hicieron un programa especial con él?

José E. Nováez: Estamos teniendo unos problemitas técnicos, de todas formas esto lo recortamos ahora.

Ricardo Patiño: Bueno, ¿ustedes ponen después eso o lo voy a ver?

José E. Nováez: Si quiere verlo, sí.

Ricardo Patiño: Claro, encantado, sí.

José E. Nováez: Vamos a salir y vamos a entrar otra vez, hemos tenido problemas para cargar el material.

Ricardo Patiño: ¿Hicieron un programa especial con él?

Andrés Arauz: Gracias compañeros y compañeras, muchísimas gracias por estar aquí presentes esta noche, agradeciendo también a todos nuestros hermanos y hermanas de la patria grande que se han hecho presentes el día de hoy, gracias por estar aquí, algunos presencialmente y otros de forma remota, realmente se siente el cariño de toda nuestra América, que también está hinchando, también está alentando para que el Ecuador recupere su futuro y así promover la integración de nuestra patria grande.

No estamos solos, compañeros, no estamos solos, contamos con esa hermandad latinoamericana que está muy pendiente de lo que ocurre en el Ecuador porque sabe que ya no podemos tener  apenas proyectos nacionales, proyectos de un solo país, no, ahora tenemos que siempre, siempre soñar en términos de la patria grande, y así podremos lograr esas transformaciones que sean sostenibles en el tiempo y que nos permitan seguir soñando con más oportunidades, con nuevos planteamientos, con cambios y transformaciones estructurales para poder recuperar nuestro futuro colectivo, sólo en el sentido de la patria grande es que podremos realmente lograr esas transformaciones; así que mi cariño y mi agradecimiento enorme a mis hermanos y hermanas de toda nuestra América por apoyarnos en el evento de hoy, muchísimas gracias.

En primer lugar quisiera partir por el concepto de democracia, la democracia que está definida en nuestra Constitución, porque hay las democracias liberales, las definiciones eurocentristas, las prácticas democráticas anglosajonas; nosotros tenemos la democracia definida en la Constitución de Montecristi, que significa garantizar los derechos del Buen Vivir, permitir las expresiones con libertad, con  responsabilidad, con autonomía, pero siempre pensando en garantizar los derechos propios y los del otro, ese reconocimiento del otro, ese reconocimiento que está en nuestro Artículo 1 de la Constitución, que de partida nos ordena, porque la Constitución no es, pues, texto de lectura, son órdenes, son mandatos, son disposiciones, y la Constitución nos ordena en su primer Artículo la construcción y la ejecución de un estado plurinacional e intercultural, plurinacional e intercultural, compañeros y compañeras; y podemos hablar muchísimo sobre esas dos palabras, seguramente las hablaremos más a partir de esta conversación.

Pero yo quisiera enfocar en uno de los conceptos, que es el reconocimiento a la diversidad, el reconocimiento a la diversidad, partiendo desde lo descolonial, lo descolonial, que no podemos simplemente someternos a una forma de ver, analizar, leer y aplicar la vida y el mundo, tenemos que construir esa diversidad y reconocerla, reconocerla en la institucionalidad del estado, reconocerla en la práctica diaria de nuestra vida, erradicar la discriminación, el racismo, fomentar las prácticas culturales basadas en la interculturalidad, construir permanentemente los espacios adecuados para visibilizar lo invisibilizado, ser permanentemente críticos y autocríticos de lo que planteamos en nuestros textos, de lo que se convierte en el pensamiento hegemónico y convertirlo en contrahegemónico, pero tampoco desde una sola visión, sino desde la diversidad, esa diversidad que tiene el Ecuador, que quizás siendo el país más geográficamente pequeño tiene una inmensa diversidad cultural y también biológica, climática, a nivel de nuestros pueblos y nacionalidades, y no podemos considerar que eso es una carga, como lo han dicho ciertos rectores de universidades privadas en Quito, sino que esa diversidad es nuestra riqueza, es nuestro principal activo, nuestro principal acervo, y está ahí nuestro reto, en democracia reconocer la diversidad, respetar al otro en términos ideológicos, en términos políticos, pero sobre todo con el afán de construir ese estado plurinacional e intercultural.

Y yo creo que ahí tenemos que hacer críticas y autocríticas, en donde no avanzamos suficientemente en la profundización de ese estado plurinacional e intercultural. Ahora podemos asumir ese desafío con la experiencia aprendida, y apalancar la construcción de nuestra democracia a partir de ese reconocimiento del otro, porque si no cómo se explican que estos últimos cuatro, cinco años, hayamos vivido una etapa tan profunda de odio, de polarización en nuestro país, que tristemente todavía la sentimos en las calles, porque cada vez se va aplacando, porque está siendo reemplazado ese odio por la fuerza del amor, del respeto, de la esperanza, de la urgente necesidad de aglomerar nuestras fuerzas en pos de una unidad, de una unión de todo nuestro pueblo, en respeto de la biodiversidad, de la diversidad cultural, de la diversidad sexo genérica, de la diversidad que existe en todos los ámbitos de nuestra vida común en sociedad, y pronto, si logramos masticar bien el concepto y luego desplegarlo en nuestra vida pública realmente vamos a poder lograr esa democracia más cercana a los ideales de la Constitución del Buen Vivir, que es la construcción de esa democracia plurinacional e intercultural, en respeto a nosotros mismos, compañeros, compañeras.

Un pilar de la democracia actual desde hace algunos siglos es el proceso electoral, el proceso plebiscitario, en donde el pueblo de vez en cuando logra pronunciarse para poder orientar su futuro, es una decisión colectiva, pero que por la mecánica de cómo está construida la democracia liberal, electoral, no deja de ser la suma de criterios individuales. Creemos que la democracia es colectiva, pero la democracia electoral, liberal, sigue siendo la suma de los individuales, y eso ya nos plantea retos, porque entonces cómo planteamos los derechos colectivos en el marco de una decisión individual, y bueno, hay formas para poder procesar esto, ahí está uno de los retos, de cómo ya en la práctica construir esa democracia intercultural y plurinacional que respete algunos de los principios de la democracia liberal pero que se ajuste a los principios constitucionales del Buen Vivir, y uno de esos elementos es que mientras eso se reforme las decisiones individuales en el proceso electoral dependen de la información o de los sentimientos que tenga ese individuo en particular.

En la dinámica del siglo xxi esto, que en el siglo xx se aplicaba con los medios de comunicación masivos para tratar de incidir en la voluntad del elector, ahora vemos cómo a través de la estrategia del big data, de los algoritmos, de la microsegmentación, del FALTA personalizado y de enviar el mensaje individualizado, pueden decir a una persona un mensaje totalmente contrario al que envían a otra persona, pero satisfacen los intereses o las voluntades de ambas a pura manipulación del mensaje, eso permiten las tecnologías del siglo xxi, sí, te puedo decir me gusta el rojo, y a ti, me gusta el verde, y asegurarme de que tú no sepas que yo dije que me gustaba el verde y a ti que me gustaba el rojo simplemente a partir del uso de tecnologías de información y comunicación, y ese poder lo ejercen muy pocos, básicamente cuatro o cinco plataformas a nivel mundial, todas concentradas en un solo eje geopolítico, que han visto ya desplegada toda su fuerza en las últimas semanas cuando al mismísimo presidente de los Estados Unidos deciden censurarle la cuenta, y además, de forma sincronizada, claramente cartelizada entre las grandes plataformas tecnológicas, una censura del siglo xxi; yo no estoy defendiéndole a ese tipo, a esa persona, pero estoy ejemplificando el enorme poder de poder silenciar a toda una forma de expresión así, así de sencillo.

Y resulta, pues, que eso ya nos ocurrió a nosotros, porque esa, una de esas grandes plataformas ya censuró la cuenta del ex presidente Correa, y cuando quiso abrir una nueva le volvieron a cerrar y punto, se acabó, es una demostración, que si lo han hecho en Ecuador y lo han hecho en Estados Unidos lo han hecho en el resto del mundo, pues, ¿cuántos de los que están aquí o de los que nos ven a partir del internet, especialmente nuestros hermanos migrantes, nos van a contar historias de que fueron suspendidas su cuenta, o cerrada su cuenta, por promover un pensamiento alternativo, progresista?, muchísimos, estamos hablando de miles, ¿dónde están los estudios que revelan la censura de esos pocos oligopolios a nivel planetario, dónde están?

¿Pero por qué los menciono aquí?, porque en el contexto de la democracia en el siglo xxi esos son actores fundamentales, esos son actores fundamentales, y reflejan la trascendencia de las tecnologías de información y la comunicación en el devenir democrático de los pueblos de América Latina y del mundo entero, entonces esto me lleva a mi siguiente punto, el rol de la información, de la comunicación y de la educación en el proceso democrático.

Y ahí, bueno, pues todos venimos de una herencia del pensamiento donde decimos democracia sin educación no es democracia; evidentemente el conocimiento, el saber que un recibe en el sistema educativo es trascendental para luego tomar buenas decisiones democráticas, por supuesto, pero esa es quizás una lectura demasiado sistémica, estructural, ahora entremos a los detalles, y ahí quisiera mencionar nada más algunas pincelazos sin entrar a profundidad.

Pero ya mencionó el compañero Jaime la trascendencia de la conectividad, ¿Cómo podemos expresarnos democráticamente en el siglo xxi, en el contexto de pandemia, si la conectividad no ha sido universalizada? Muchos de ustedes con sus teléfonos ahí, cuando se les va la señal veinte segundos están que ya se estresan porque no tienen conexión, veinte segundos y ya están en pánico, imagínense estar desconectados meses enteros, como le ocurre a trescientas sesenta y nueve parroquias rurales de nuestra patria, imagínense el impacto de la desconexión con la dinámica del conocimiento planetario, que influye en nuestro país y que está básicamente censurada a la población ecuatoriana de esas trescientas sesenta y nueve parroquias, es una especie de segregación del siglo xxi, tú tienes internet, tú no tienes internet, condenado, salvado; por eso hemos propuesto con agresividad, al principio se mofaban, se reían, ahora nos copian, el internet como derecho humano, el acceso al internet como derecho humano, y esa propuesta, compañeros y compañeras, es apenas el inicio, porque queremos ir mucho más allá, y ojalá podemos continuar con las lecciones de este evento en posteriores ocasiones una vez que logremos la victoria, para poder demostrar el grado de profundización que necesitamos para recuperar la soberanía del conocimiento para la patria grande en materia del acceso a las comunicaciones, telecomunicaciones, infraestructura esencial y crítica como los contenidos que circulan en el internet, así que oportunidades tenemos enormes, compañeros, y creatividad no nos falta, así que lo vamos a poder lograr junto con nuestros hermanos de la patria grande.

El tema internacional es fundamental, comencé hablando de la integración de la patria grande, comencé mencionando el control oligopólico y de cártel que tienen las grandes plataformas y cómo inciden en la democracia, y terminé reflexionando sobre cómo el desarrollo cognitivo de los más pequeños incide en cómo logramos transformar nuestra sociedad y la democracia de nuestro país, y el rol de los contenidos culturales, creativos, de los videojuegos hasta las obras literarias que leemos en la escuela y todo lo que haya en el medio y por los lados, esa es nuestra apuesta a poder ir hacia un pensamiento contrahegemónico, decolonial, que respete el estado plurinacional e intercultural dispuesto en nuestra bella Constitución.

Muchísimas gracias.

Tomado de REDH/ Foto de portada: Gary Granja/ Reuters

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: