El Instituto Cubano del Libro mantendrá viva la literatura

Compartir

Por Gabriela Avila Gómez.

A 54 años llega el Instituto Cubano del Libro (ICL), entidad rectora de todo lo relacionado con la literatura en nuestro país, y que ha tenido que repensar disímiles cuestiones desde que el coronavirus aterrizó en la isla.

Lo que antes se planificaba como actividades presenciales, hoy se mueven al mundo virtual, y los libros digitales comienzan a ganar terreno, a la vez que continúan produciéndose textos en formato físico.

Sobre presente y futuro de la institución, conversó con Cubaliteraria Josué Pérez, poeta y actual vicepresidente del ICL.

—El ICL llega a otro aniversario en medio de la pandemia, ¿cómo ha seguido trabajando a pesar de las restricciones por la situación epidemiológica? ¿Se ha mantenido la producción de libros en formato físico?

El ICL ha mantenido la producción de libros en formato físico: este año se han terminado 145 títulos, y la meta es concluir 556 en el 2021.

Esta cifra sorprenderá a varias personas que han afirmado que en nuestro país no se están haciendo libros, pero sí se están realizando labores de impresión, gracias a la gran inversión que Cuba ha venido realizando en la modernización de sus poligráficos, y que permitirá hacer textos de mayor calidad.

Por su parte, tras dos décadas de creado, el Sistema de Ediciones Territoriales (SET) ha logrado tener una máquina impresora nueva para cada provincia, y se encuentra garantizado el insumo de papel hasta la producción del 2022.

En Cuba se están realizando libros en papel y se seguirán haciendo, no hay divorcio con este tema o intención en que no se haga.

A la vez ratificamos que nuestro país no se encuentra alejado de la edición digital, que llegó para quedarse y brinda posibilidades infinitas.

Se trata de una revolución editorial, la más importante tras la imprenta de Gutenberg: hoy podemos leer digital, impreso y en otros formatos que conviven actualmente.

—¿Cómo se han aprovechado las ventajas de ese mundo virtual en la comercialización y promoción de libros digitales?

Ha existido una gran promoción a través de las redes sociales e Internet de las novedades editoriales que se producen en el país, tanto digitales como impresos.

Gracias a la Jornada por el Día del Libro Cubano y la Jornada por el 54 aniversario del ICL se han promocionado la literatura, los autores y las más 140 novedades editoriales que han estado listas en lo que va de año.

Nunca antes se habían realizado tantas actividades o producido tantos materiales en los que han participado Premios Nacionales e importantes figuras de la literatura.

Sin embargo, aun falta mucho camino por recorrer en aras de realizar una promoción adecuada e intencional hacia la comercialización de los libros digitales, lo que será una realidad a medida que avance ese tema en nuestro país.

Actualmente, la Isla cuenta con alrededor de 750 ebooks de producción nacional en plataformas internacionales, el país cuenta con una librería virtual, y se incluirán otras oportunidades con Artex.

Buscamos que en espacios tan importantes como el Sábado del Libro podamos presentar el título, y decir que se encuentra disponible en las principales librerías del país, y que también puede adquirirse en formato digital. También aspiramos a realizar nuestras actividades de manera presencial y virtual.

—¿Qué planes tiene el ICL para continuar su trabajo a la vez que en el país y el resto del mundo se lucha por eliminar el coronavirus?

El Instituto planea continuar con la promoción de la literatura y los autores a través de su plataformas virtuales y las del Ministerio de Cultura; no tenemos planes de recomenzar las actividades presenciales.

El reto del año en curso es muy duro y difícil, estamos viviendo el peor momento de la pandemia pero vamos a mantener viva la literatura y la promoción de los libros que van saliendo (en todos los formatos), a través de todos los medios posibles.

Respecto a eventos futuros, nos mantenemos planificando la edición 30 de la Feria Internacional del Libro de La Habana para febrero del año 2022, y estar listos en caso de que las condiciones epidemiológicas permitan realizarla de manera presencial.

Sin embargo, van a cambiar muchas cuestiones: la Feria tendrá un importantísimo componente virtual, los grandes eventos nunca volverán a realizarse como los conocíamos, la realidad que hemos vivido en estos más de doce meses ha modificado nuestra forma de ver las cosas y de actuar.

Tenemos que prepararnos para participar en eventos que sucedan en los espacios físicos y virtuales, incluida la presencia en las ferias del libro internacionales, cuando puedan retomarse.

Tomado de Cubaliteraria/ Foto de portada: CubaLiteraria. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: