La OPS resalta el desarrollo de los candidatos cubanos anti-COVID en el Día Mundial de la Salud

Por Gladys Leidys Ramos López 

La Mayor de las Antillas tiene el privilegio de contar con cinco candidatos vacunales, dos de ellos en fase III de ensayos clínicos y en intervenciones comunitarias, así lo reconoció hoy el doctor José Moya Medina, representante de la OPS/OMS en Cuba.

En el contexto del Día Mundial de la Salud, que se celebra cada 7 de abril para conmemorar la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1948, Moya Medina deseó la culminación de los estudios de los candidatos cubanos con buenos resultados de eficacia, y que sean aprobados por la Agencia Nacional Reguladora (Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos) para su aplicación nacional, cita la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

No obstante, Moya Medina alertó que si bien esta es una manera de contener la pandemia de la COVID-19, hay que mantener las medidas de prevención.

Con respecto al impacto de la COVID-19, el representante de la OPS/OMS señaló que ha sacado a relucir las profundas inequidades sociales de América Latina y el Caribe, cuyos sistemas de salud, fragmentados y debilitados por reformas previas, no han alcanzado a vigilar, prevenir y contener la nueva enfermedad.

Mas, en Cuba la realidad es diferente, pues la elaboración de un plan de prevención y control de la enfermedad fue premisa desde  que se dio a conocer la transmisión del virus en China, y su aplicación ha permitido avanzar en la batalla contra la COVID-19, aun cuando sigue siendo necesaria la responsabilidad individual, por encima de cualquier acción gubernamental.

Asimismo, el desarrollo de los cinco candidatos vacunales ha demostrado que además del sistema de salud cubano, la fortaleza de la ciencia es innegable. El inyectable Soberana 02, por ejemplo, constituye la primera vacuna desarrollada en América Latina en llegar a su tercera fase del ensayo clínico, y la segunda dosis de esta etapa ya se aplica a los voluntarios desde el pasado 4 de abril.

De igual manera, Abdala avanza firmemente en su tercera fase del estudio. Mientras, Soberana Plus se ha convertido en la esperanza de personas convalecientes de la enfermedad y en refuerzo de otros inyectables.

Tener vacunas propias contra la COVID-19 que sean seguras y eficaces es una premisa de este archipiélago del Caribe, que vale no solo el reconocimiento de organismos internacionales de la salud, sino la expectativa y confianza histórica que ha puesto todo el pueblo, y hasta otras naciones, en la capacidad e innovación de los científicos e investigadores cubanos.

Tomado de Granma/ Foto de portada: BioCubaFarma

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: