Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba llama a la paz y la justicia

Compartir

La Iglesia ha celebrado la Pascua de nuestro Señor Jesucristo y continuamos en esperanza, anunciando la Buena Noticia de la resurrección en nuestro mundo. El año 2020 y lo que va del 2021 ha sido un tiempo de grandes desafíos y aprendizajes para la humanidad: una etapa de pruebas, luchas y crisis, en las que deberíamos buscar los caminos del entendimiento, la solidaridad y la mutua comprensión entre las naciones. Desde la fe que profesamos, este es el camino que vivimos y buscamos: el camino de la paz y la justicia que emanan del Reinado de Dios.

El informe presentado por el Buró de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del gobierno de los Estados Unidos el pasado 30 de marzo ante el Congreso, sobre supuestas violaciones de los derechos humanos en Cuba, una vez más, desconoce la realidad cubana y su historia.

Estas políticas de relaciones exteriores, de continuidad con la administración pasada, continúan afectando principalmente a las familias cubanas, pero también al pueblo estadounidense, y atentan contra la construcción de relaciones pacíficas y armoniosas en la región, impidiendo que existan espacios de entendimiento y crecimiento mutuo.

Nosotras y nosotros, líderes de Organizaciones Basadas en la Fe (OBFs), consejos y alianzas de iglesias a nivel nacional, regional e internacional, los cuales desarrollamos diferentes redes de cooperación entre y con organizaciones e iglesias en la República de Cuba, consideramos que:

  • Informes de tal índole no conducen a un diálogo constructivo y eficaz. Exhortamos a conversaciones entre ambos gobiernos sobre todos los temas que se consideren necesarios. La paz y el entendimiento nacen cuando existe la posibilidad de escuchar al otro, de dialogar con la otra y juntos, en respeto. Construyamos sociedades de amor con justicia y una comunidad internacional debidamente enfocada para el desarrollo humano y de toda la creación.
  • Las políticas de bloqueo y sanciones unilaterales implementadas desde hace décadas, no han dado el resultado esperado por los gobiernos de los Estados Unidos, sino que, por el contrario, han ocasionado mayor vulnerabilidad en las personas y han hecho cada día más difíciles las relaciones bilaterales. Es necesario poner fin al bloqueo y a las sanciones unilaterales y avanzar en un diálogo serio, respetuoso y adecuado para las dos naciones soberanas.
  • Dado que la hermana nación estadounidense tiene una nueva administración, continuamos abogando desde Cuba, desde nuestras contrapartes en los Estados Unidos y desde las Iglesias y Organizaciones Basadas en la Fe regionales e internacionales, por nuevas políticas de entendimiento y cooperación mutua.

Vivimos y confiamos en la esperanza de un nuevo momento, donde manos cubanas y estadounidenses puedan estrecharse: artistas, deportistas, creyentes, no creyentes, científicos, familias, niños, jóvenes, personas ancianas, mujeres, hombres; que todos y todas podamos vivir en paz bajo el mismo cielo y bajo el mismo Dios que nos ama sin hacer acepción de personas.

Desde nuestra fe en Dios, entendemos que el camino ha de ser siempre el de la paz, la compresión y el respeto.

“Seguid la Paz con todos y todas”

Hebreos 12:14a

“Juzgad conforme a la verdad, y haced misericordia y piedad

cada cual con su hermano y su hermana

Zacarías 7:9b

Tomado  del perfil en Facebook del MEC

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: