Perú: incertidumbre y segunda vuelta

Por Orlando Oramas León (*) / Colaboración especial para Resumen Latinoamericano Cuba.

Las elecciones generales en Perú muestran la atomización del voto y los resultados preliminares solo aseguran que habrá segunda vuelta el 6 de junio para decidir la presidencia de esa república sudamericana.

Viniendo desde abajo el profesor Pedro Castillo, a quien medios de prensa califican de izquierda radical, encabeza el conteo de las papeletas, según el resultado parcial de la oficina electoral.

Con el 52 por ciento de los votos contabilizados, Castillo tiene el 16.3 por ciento, tres puntos porcentuales por delante del economista Hernando de Soto, uno de los varios aspirantes del espectro político de la derecha peruana.

En tercer lugar aparecen empatados el empresario Rafael López Aliaga y Keiko Fujimori, ambos en la esquina de la derecha, con el 12.9 por ciento, según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

«Hoy el pueblo peruano se acaba de quitar la venda de los ojos», dijo Castillo, un profesor y sindicalista de 51 años, en su natal Cajamarca, en el norte peruano.

El candidato del partido Perú Libre aseguró que «el cambio y la lucha recién comienzan» y reiteró su compromiso en establecer una alianza con «el mismo y verdadero pueblo peruano» para preservar sus raíces.

«Hoy al pueblo peruano se le acaba de quitar la venda de los ojos. Han tenido tiempo suficiente, décadas, pero ¿cómo dejan al país? Llegas a Lima Metropolitana, a las grandes ciudades, y encuentras a los lugares con opulencia que no miran más allá de su nariz», expresó el seguro contendiente en la segunda y definitiva ronda de junio.

Para ese momento Castillo insistió en que no irá a «tocar las puertas de quienes tienen intereses cerrados». Lo cierto es que los peruanos fueron a las urnas para decidir entre 18 candidatos a presidente y en medio del duro azote de la pandemia de la Covid-19, que acumula casi 55 mil muertos y 1,6 millones de enfermos.

La última semana hubo nueve mil 667 contagios de promedio al día, la cifra más alta en 13 meses de pandemia. La jornada sabatina, previa a la votación, hubo récord de 384 fallecidos, casi el doble que la cifra diaria de las últimas 10 semanas.

Para que se tenga una idea, de los 18 aspirantes presidenciales seis contrajeron el virus y tres de ellos enfermaron días antes de la contienda.

Será el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) el que dictamine los datos finales, por lo que el escrutinio continuará hasta procesar todas las papeletas. Ello podría demorar casi un mes y el presidente del JNE, Jorge Luis Salas, adelantó a la agencia oficial Andina que no será hasta mayo cuando se conozca quienes irán a segunda vuelta.

En las elecciones de 2016 el árbitro electoral demoró 29 días en anunciar quienes pasaban al balotaje. Los nombres de los 130 nuevos legisladores podrían conocerse hasta la última semana de mayo, dijo el presidente del JNE.

El próximo presidente del Perú debe ser investido el 28 de julio, cuando se conmemora el bicentenario de la independencia. Su reto es enorme ante la coyuntura provocada por la pandemia, la contracción de la economía, su creciente carácter informal y la crisis política salpicada por la corrupción.

Para muestra un botón: de los 10 jefes de Estado peruano tras el fin del régimen militar en 1980, siete fueron condenados, fueron vinculados a escándalos o están bajo investigación.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: