Peruanos a las urnas sin pronósticos claros

Por Orlando Oramas León (*)  / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano

Los peruanos irán a las urnas el domingo 11 de abril, pero esos comicios generales no parecen ser la solución a la crisis social y política que se extiende desde hace un lustro en esa nación andina.

Más de 25 millones de ciudadanos están convocados a votar, mientras la pandemia de la Covid-19 no da tregua tras contagiar a más de 1,5 millones de personas, de las cuales más de 53 mil perdieron la vida.

En tales condiciones la cita será para elegir nuevo presidente, dos vicepresidentes, 130 congresistas de la República y cinco legisladores al Parlamento Andino para el período 2021-2026.

En caso de que ningún candidato presidencial alcance más del 50 por ciento de los votos válidamente emitidos, habrá una segunda ronda electoral fijada para el 6 de junio.

Pero son pocos los motivos de optimismo entre la población e igual de baja la probabilidad de que el resultado consiga cambiar la percepción de un Estado fallido, con una presidencia frágil y un poder legislativo atomizado.

De hecho los pronósticos indican que será necesaria una segunda votación entre los dos candidatos que obtengan el mayor número de papeletas.

Se decantarán entre un primer grupo de seis en el que prevalecen aspirantes de la derecha, entre ellos Yonhy Lescano, del Partido Acción Popular, quien no pasa de 15 por ciento de apoyo en los sondeos.

Tendrá de rivales al exfutbolista George Forsyth , Rafael López, Keiko Fujimori, Hernando de Soto y Verónika Mendoza del bloque de izquierda Juntos por el Perú.

Mendoza pareciera dar un soplo fresco ante sus contrincantes, que poco se diferencian entre las propuestas neoliberales responsables de la crisis y el hartazgo ciudadano por el abandono de políticas sociales y la corrupción rampante en la clase política.

Por ello sus competidores coinciden en atacarla con argumentos macartistas y una feroz campaña de mentiras e insultos en las redes sociales.

La abanderada de Juntos por el Perú afirmó que su postulación representa a los trabajadores, a los campesinos, los pueblos originarios y a las mujeres luchadoras.

Además, defendió la soberanía de su patria y rechazó que deba someterse a los designios de ningún otro país.

En sus actos de campaña rindió tributo a las víctimas de la represión durante las protestas de noviembre de 2020, que obligaron a renunciar al presidente derechista Manuel Merino.

La pugna por la presidencia de la República se muestra reñida y a la vez dispersa, pues ninguno de los 18 candidatos dispone de preferencias contundentes para hacerse de la silla presidencial con solidez.

La dispersión también se avizora para el futuro Congreso peruano, donde los analistas auguran que entrará una docena de fuerzas políticas, expresión de la fragmentación e inestabilidad del poder legislativo en los últimos años.

Fue el lustro en el que Perú sufrió su más grave crisis política, marcada por la salida de tres presidentes, la disolución del Parlamento y la desconfianza de los ciudadanos.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Andina

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: