Argentina: Recordando a Juan Gelman, a 91 años de su nacimiento

Nace en el barrio de Villa Crespo, Buenos Aires, el 3 de mayo de 1930. Es el tercer hijo de un matrimonio de inmigrantes ucranianos. Su padre, José Gelman era un obrero ferroviario, carpintero, había participado de la revolución rusa de 1905. Su madre, Paulina Burichson, hija de un rabino, había sido estudiante de medicina en Odesa.

Desde muy niño demuestra curiosidad por la palabra, sobretodo en su forma hablada. Una oralidad que podemos encontrar en toda su obra. A la corta edad de once años publica su primer poema de amor en la revista Rojo y Negro.

Entre 1943 y 1948 estudia en el Colegio Nacional de Buenos Aires, y a la edad de quince años ingresa en la Juventud Comunista. Inicia estudios universitarios de Química, que abandonará mientras decide dedicarse a la poesía. Trabaja como camionero, vendedor de autopartes hasta que comienza a ejercer el periodismo.

Comienza a trabajar como redactor en varios diarios entre 1954 y 1955, en ese último año, junto con Héctor Negro, Hugo Ditaranto, Julio César Silvain y otros compañeros más o menos próximos a la juventud comunista, crea el grupo de poesía «El pan duro», al que más tarde se incorporaría Juana Bignozzi, con el fin de autopublicar sus libros de poesía mediante un sistema de venta de bonos anticipados y realización de recitales públicos de poesía en bibliotecas y clubes de barrio. En uno de esos recitales, en el teatro La Máscara, toma contacto con Raúl González Tuñón, el poeta consagrado que el grupo toma como referente más importante.

En 1956 publica su primer libro, Violín y otras cuestiones, libro de poemas que tuvo buena aceptación y que incluía una presentación del poeta Raúl González Tuñón.

En 1958 participará del grupo que edita la revista Nueva Expresión. Comienza a sumarse a las corrientes internas que a partir de la Revolución Cubana critican las políticas del Partido Comunista argentino, actitud que en alguna medida incidirá en su alejamiento del grupo «El pan duro».

En 1959 publica “El juego en que andamos”, 1961; “Velorio del Solo”, y en 1962 “Gotan”. Se edita la antología El pan duro en 1963, con un prólogo dedicado a Gelman, José Luis Mangieri y Navalesi, que están encarcelados tras la proscripción del Partido Comunista y la persecución política desatada desde el Plan CONINTES (Conmoción Interna del Estado). La antología incluye poemas de Gelman, Navalesi, Ditarantom entre otros. El Movimiento por la Legalidad democrática edita en Buenos Aires el cuaderno “Traigo una voz encarcelada” con textos de Gelman y otros escritores presos.

En 1964 se suma a la redacción de La rosa blindada, dirigida por Carlos Alberto Brocato y José Luis Mangieri.

En 1965 publica su libro Cólera buey y en 1969 Traducciones III. Los poemas de Sidney West. Durante estos años su militancia política se ha ligado al peronismo revolucionario.

En 1989 se entera telefónicamente de la muerte de su madre de cáncer y más tarde recibe una carta de ella fechada veinte días antes. Motivado por ese hecho, publica uno de sus libros cumbre, “Carta a mi madre”.

Compone un libro de sonetos en 1992 algunos de los cuales se publican en medios periodísticos. En 1993 publica Salarios del impío y Antología personal en 1994. En 1997 publica Ni el flaco perdón de Dios, un libro con testimonios reunidos de hijos de detenidos-desaparecidos, en coautoría con su esposa Mara Lamadrid.

Comenzó a trabajar como periodista en 1966. Se desempeñó como jefe de redacción de la revista Panorama (1969), secretario de redacción y director del suplemento cultural del diario La Opinión (1971-1973), secretario de redacción de la revista Crisis (1973-1974) y jefe de redacción del diario Noticias de la agrupación Montoneros (1974).

En 1975 aunque estaba amenazado por la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), banda armada de ultraderecha comandada por José López Rega, Ministro de Bienestar Social de Isabel Martínez de Perón, se aleja del país por una resolución política del Movimiento Montoneros del cual estaba integrado, para dar a conocer las violaciones a los derechos humanos que ocurrían en la Argentina de Isabel Perón.

Va a Roma para trabajar en una agencia de noticias Inter Press Service, Madrid, Managua, París, Nueva York y México. Modifica su actividad política contra la dictadura militar con trabajos de traducción para la UNESCO.

En 1976 pasa clandestinamente por la Argentina. El 26 de agosto la dictadura militar secuestra a sus hijos Nora Eva, de 19 años de edad, y Marcelo Ariel, de 20, y a la mujer de éste, María Claudia Iruretagoyena, de 19 años, embarazada de siete meses, quienes pasan a engrosar la lista de los detenidos-desaparecidos (Nora Eva aparecerá después, a diferencia de su hermano y cuñada). Nora es liberada días más tarde, pero Marcelo y Claudia formaron parte de los 30.000 detenidos desaparecidos consecuencias del Golpe de Estado en la Argentina. De su nuera Claudia se supo que fue llevada a Montevideo, donde se la dejó tener a su bebé la que fue regalada pero jamás se encontraron sus restos. En 1978 se entera por un cura de la Secretaría de Estado del Vaticano que su nuera había dado a luz en un campo de concentración.

Según Horacio Verbitsky, fue Gelman quien obtuvo la primera declaración pública de repudio al Estado terrorista argentino por parte de varios jefes de gobierno y de la oposición de los principales países de Europa. Esto se publica en Le Monde con las firmas, entre otros, de Francois Mitterrand y Olof Palme. A finales de 1978 la dirigencia de Montoneros retoma su línea militarista y propone la incalificable «contraofensiva estratégica». Decide abandonar el grupo Montoneros en 1979, ya que estaba en desacuerdo con su verticalismo militarista. Ante esa decisión es acusado de traición y condenado a muerte.

En 1980 publica “Hechos y relaciones”, escribe sobre la lucha contra la dictadura, la derrota, el exilio y las muertes, pero sobre todo a partir de ese libro la poesía de Gelman incluye el dolor y el desgarramiento interno, transmitiendo todo su sufrimiento y conmocionando emocionalmente a través de sus poesías; “Si dulcemente”, y “Gotán” es traducido al italiano y obtiene el Premio «Mondello.

A pesar del fin de la dictadura militar con la presidencia de Alfonsín el 10 de diciembre, queda impedido de regresar al país por una causa judicial.

En 1985 publica “La junta luz”. El juez federal Miguel Guillermo Pons inicia un proceso en su contra por asociación ilícita y en junio es ordenada su captura.

En 1986 el juez Pons lo declara en rebeldía. Publica en ese año “Interrupciones I”. Gana el premio «Boris Vian» por “Com/posiciones” y comienza a colaborar en el diario Página/12 en 1987.

Muchos escritores e intelectuales reclaman públicamente contra el exilio judicial de Gelman. El 31 de diciembre Horacio Verbitsky, con el patrocinio de Carlos Auyero, solicita nuevamente la eximición de prisión.

En 1988 la Cámara Federal de la Capital Federal modifica la resolución del juez Pons, y lo exime de prisión bajo fianza juratoria. Gelman regresa a la Argentina en junio, luego de trece años de proscripción y persecución judicial. Publica “Interrupciones II” y “Anunciaciones”. Vuelve a marcharse a México ese mismo año.

El 7 de enero de 1990 el equipo de antropología forense identifica los restos de su hijo Marcelo, secuestrado en el campo de concentración Automotores Orletti y luego asesinado de un tiro en la nuca la noche del 13 de octubre, su cadáver fue arrojado al canal de San Fernando, oculto en un tambor de aceite.

En 1999 inicia una campaña judicial y de prensa contra el General Eduardo Cabanillas, responsable del robo de su nieta o nieto nacido en cautiverio; y más tarde, por el mismo motivo, con el presidente Julio María Sanguinetti del Uruguay, país donde se presume residirían su nieta y los apropiadores de esta.

Ya en el año 2000, y luego de una tenaz búsqueda que incluyó polémicas públicas con el Comandante en Jefe del Ejército Argentino, Teniente General Balza, y con el presidente Julio María Sanguinetti del Uruguay, encuentra e identifica a su nieta, residente en Montevideo. Luego de ser verificada su identidad, la joven decidió tomar los apellidos de sus verdaderos padres, llamándose María Macarena Gelman García.

Juan, falleció a los 83 años el 14 de enero de 2014 en la ciudad de México.

Tomado de Acercándonos Cultura

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: