Artistas contra la masacre en Gaza

Compartir

Los firmantes de este MANIFIESTO piden al Gobierno de España que tome una fuerte posición: «Aquí no cabe neutralidad ni equidistancia. Nuestra obligación debe llevarnos a posicionarnos con el oprimido y no con armar al Estado Opresor».

En consecuencia piden al Estado Español el cese de la venta de armas al Estado de Israel «porque al utilizarlas Israel nos está haciendo partícipes indirectos de sus crímenes de guerra y de su Apartheid contra el pueblo palestino».

El Manifiesto argumenta su petición con datos y citas a resoluciones internacionales y concluye con una cita de Luther King: “No duelen los actos de la gente mala, duele la indiferencia de la gente buena”.

Entre los artistas que suscriben el texto figuran: Charo López, Rosana Pastor, Jose Miguel Monzón (El Gran Wyoming), Juan Diego Boto, Beatriz Rico, Juan Jesús Valverde, Tristán Ulloa, Ignacio Redondo Rodriguez, Alicia Borrachero Bonilla, Cristina del Valle, Carmen Paris, Mercedes Lezcano, Pilar Ordoñez, José Luís Garcia Pérez, Carmen Peire, Laura Cepeda, Gloría Muñoz, Ramoncin o Pilar Bardem, entre otros.

El texto íntegro del Manifiesto es el que reproducimos a continuación:

MANIFIESTO DE ARTISTAS ESPAÑOLES CONTRA LA MASACRE EN GAZA Y LA INACCIÓN ANTE EL APARTHEID EN PALESTINA

Los abajo aquí firmantes nos dirigimos al Gobierno de España para solicitar el cese inmediato de la venta de armas al Estado de Israel porque al utilizarlas Israel nos está haciendo partícipes indirectos de sus crímenes de guerra y de su Apartheid contra el pueblo palestino.
Durante las últimas semanas estamos siendo testigos de la brutal violencia a la que se están enfrentando los palestinos y las palestinas en los territorios ocupados por parte de las fuerzas israelíes y de los colonos armados. El silencio se torna complicidad cuando se producen
violaciones sistemáticas de los derechos humanos y por ello denunciamos firme y contundentemente las quiebras continuas que ejerce el estado de Israel contra la población palestina:

  • Violación del Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. La opresión del Estado de Israel hacia la población palestina supone una clara violación de este artículo.
  • La detención y la agresión a equipos médicos, así como el bombardeo de centros sanitarios y hospitales, supone una Violación del Derecho Internacional Humanitario.
  • Los ataques aéreos indiscriminados contra la población civil de la Franja de Gaza, en la que hasta el momento al menos 181 palestinos han sido asesinados 52 de ellos menores, suponen Crímenes de guerra de lesa humanidad, una clara violación del artículo 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional.
  • Con la excusa “Self defense” contra Hamás, Israel viola El artículo 51.4 del Protocolo I del Convenio de Ginebra que prohíbe los ataques indiscriminados, es decir, los que “pueden alcanzar indistintamente a objetivos militares y a personas civiles o a bienes de carácter civil”.
  • Palestina no tiene ejército por lo que los bombardeos a la Franja de Gaza supone una violación del Artículo 51.5.b del Protocolo I del Convenio de Ginebra.
  • El artículo 48 del Protocolo I de del documento citado con anterioridad establece la “norma básica” con respecto a la protección de los civiles: el principio de distinción. Es uno de los pilares del derecho internacional humanitario. Israel lo incumple con total impunidad.
  • Acorde con el artículo 147 del IV Convenio de Ginebra, “la destrucción y la apropiación de bienes no justificadas por necesidades militares y realizadas a gran escala de modo ilícito y arbitrario” constituyen una infracción grave y por ende un crimen de guerra.
  •  Violación de el artículo 55 del IV Convenio de Ginebra,:”la potencia ocupante tiene el deber de abastecer a la población en víveres y productos médicos; y tendrá la obligación especialmente, de importar víveres, medicamentos y cualquier otro artículo necesario cuando sean insuficientes los recursos del territorio ocupado. Israel lleva bloqueando la Franja de Gaza por tierra, por mar y por aire desde 2007, evitando el acceso de víveres, medicamentos, material de reconstrucción, productos de primera necesidad como el agua y la electricidad a más de 2 millones de personas que sobreviven en la franja».
  • La ocupación ilegal de Israel de los Territorios Palestinos suponen violaciones del Reglamento de La Haya de 1907 (arts. 42 a 56), el IV Convenio de Ginebra (IV CG, arts. 27 a 34 y 47 a 78), así como en ciertas disposiciones del Protocolo adicional I del Convenio de Ginebra y del derecho internacional humanitario consuetudinario.
  • Las violencias desmedidas militar y policial de las fuerzas israelíes contra los manifestantes palestinos supone una violación del IV Convenio de Ginebra que prohíbe específicamente las acciones punitivas globales. Su artículo 33 dispone: “Están prohibidos los castigos colectivos, así como toda medida de intimidación o de terrorismo”.
  • Acorde con la Resolución 1993/77 de la Comisión de Derechos Humanos, la práctica de los desalojos forzosos de los palestinos por parte de Israel constituye una violación grave de los derechos humanos, en particular el derecho a una vivienda adecuada.
  • La anexión de los territorios palestinos por parte del Estado de Israel supone una grave violación de la Carta de las Naciones Unidas y de los Convenios de Ginebra, y es contraria a la norma fundamental afirmada muchas veces por el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de las Naciones Unidas: la adquisición de territorio por la guerra o la fuerza es inadmisible.
  • Es habitual que Israel someta a los palestinos y a las palestinas a detención administrativa sin cargos ni juicio, práctica que supone la violación de las disposiciones del artículo 75 del Protocolo I del Convenio de Ginebra.
  • El ataque a la Mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar en el mundo más sagrado para el Islam, suponen violación grave de la Convención de la Haya sobre Protección de Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado, de 14 de mayo de 1954.
  • Acorde con el Convenio sobre los Derechos del Niño, Naciones Unidas, 20 de noviembre de 1989, Israel estaría violando este convenio con su práctica de detención, agresión y asesinato de niños palestinos.
  • La tortura y las vejaciones con las que somete el Estado de Israel al pueblo palestino suponen una violación del Artículo 8 del Estatuto de la Corte Penal Internacional.
  • Extorsionar a palestinos para forzarles a que sirvan en sus fuerzas de inteligencia suponen también la violación del Artículo 8 del Estatuto de la Corte Penal Internacional.
  • La destrucción de medios de comunicación en Gaza, la agresión, detención de periodistas, fotógrafos, personas que cuentan o comparten lo que se está viviendo en Palestina, especialmente en Gaza.. supone una violación parte de Israel de El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) de 1948 el cual reconoce el derecho a la libertad de opinión y de expresión.

La lista de las violaciones de los Derechos Humanos por parte de Israel es interminable, sin olvidar que el Estado de Israel es el único Estado que ha sido creado por las Naciones Unidas lo que supuso el desplazamiento de casi 800.000 personas. Irónicamente Israel es el Estado que menos respeta las Resoluciones de su creador, las Naciones Unidas, y continúa impune con su violación sistemática a los Derechos Humanos Universales. Es por esto que pedimos al Gobierno de España que tome una fuerte posición, aquí no cabe neutralidad ni equidistancia. Nuestra obligación debe llevarnos a posicionarnos con el oprimido y no con armar al Estado Opresor.

La historia de la humanidad tiene muchos capítulos negros, y Palestina es uno de ellos. Si el mundo hubiese alzado la voz contra la Alemania Nazi, contra el Apartheid en Sudáfrica… habríamos salvado millones de vidas humanas por lo que ahora más que nunca es imprescindible que plantemos cara al Estado de Apartheid de Israel y nos posicionemos a favor de los Derechos Humanos porque como dijo Martin Luther King “No duelen los actos de la gente mala, duele la indiferencia de la gente buena”.

Firmantes

Pilar Bardem, Charo López, Rosana Pastor, Amparo Pamplona, Jose Miguel Monzón Navarro, Juan Diego Boto, Amparo Fernández Peris, Jaime Pujol Reinés, Beatriz Rico, Juan Jesús Valverde, Tristán Ulloa, Ignacio Redondo Rodriguez, Alicia Borrachero Bonilla, Cristina del Valle, Carmen Paris, Mercedes Lezcano, Pilar Ordoñez, José Luís Garcia Pérez, Carmen Peire, Laura Cepeda, Gloría Muñoz, Alfredo Manuel Martin Mujica, Ramoncin, Luz Olier Arenas, Carlos Olalla, Rosa Estévez, Cristina Plaza Hernández, María Isabel Blanco Picallo, Beatriz Bergamín Serredi, Angel Jorge Prado, Antonio Vico, Juan Calot, Juan José porta pequeño, Esmeralda Cayuelas Grao, Andrea Guardiola, Paloma Suarez Olivera, Cristina González Schebler, José Hervás, Ana García Soler, Abdelhamid Krim, Concha Busto Nieto, María Estela Pérez Sánchez, M. Laure Rodriguez Quiroga, R. Mónica Gutiérrez Cano, Carmen Peris, Esther Garcia Rodriguez, Mario Prado Rodriguez, Mª
LLuisa Magaña Esmerats, Basil Ramis, Abdeltafi Abdelselam Hamed, Ana Jelin Karpowicz, Ana Lezcano, María José González del Valle, Inés Morales, Dolores Graiño Espitia, Jesús Palacio García, Jorge J. Montes Salguero, José Marín Calvo, Julián Rodriguez Gallego, José Angel Ruíz González, Guillermo Arroyo Rodriguez, Jaime Ruíz Reig, José Antonio Ortega, Mikel Cortabitarte Basarte, Josefa Ayuso Pesoa, Victoria González Luna, Enrique Toribio Ruíz, Fran Espinosa, Jorge Castro, Amparo Panadero, Juan Carlos López García, Francisca Segura Mora, Carmen Clara Rodriguez, Ana Fernández.

Tomado de Asociación Paz Ahora/ Facebook/  Foto de portada: AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: