¿Japón, primer país del mundo sin cigarrillos?

Compartir

Japón podría convertirse en el primer país del mundo donde ya no se fumen cigarrillos en un futuro no muy lejano.

O al menos este es el futuro que imaginan en Philip Morris, uno de los «top» de la industria. El gigante mundial del tabaco ha anunciado su intención de frenar la venta de cigarrillos tradicionales en el país asiático durante los próximos 10 años.

Será el primer mercado en el que se llevará a cabo esta estrategia comercial.

Teniendo en cuenta el horizonte que vislumbra la empresa, será «una compañía de cigarrillos sin cigarrillos», tal como fue planteado por el director general de la multinacional estadounidense, Jarek Olczak, en una entrevista con el diario Nikkei.

Parecería casi un oxímoron para el fabricante de Marlboros, que sin embargo ya en 2016 había anunciado un objetivo a largo plazo que prevé reemplazar los tradicionales ‘rubios’ por alternativas consideradas menos dañinas para la salud.

Sin embargo, sin indicar nunca un marco de tiempo definido para lograr esta transición. «Queremos que Japón sea el primer mercado del mundo» con una nueva perspectiva del fumar, dijo el número uno de Philip Morris, apuntando a su dispositivo capaz de calentar tabaco sin quemarlo y contando con el posible impulso comercial de un nuevo conjunto de tecnologías alternativas.

La tierra del sol naciente está bastante lejos de ser una sociedad libre de humo por ahora, ni mucho menos. En cambio, se considera uno de los paraísos de los fumadores: los cigarrillos son mucho más baratos que en otros lugares, con un precio medio de unos 3,80 euros por paquete.

Y los paquetes generalmente no contienen imágenes de denuncia sobre riesgos para la salud, como ocurre por ejemplo en Italia o Argentina para concienciar sobre las posibles consecuencias del tabaquismo.

A pesar de la caída en el número de fumadores en los últimos veinte años, el porcentaje de los que todavía no abandonan el cigarrillo sigue siendo alto, especialmente entre los hombres: los hombres japoneses fumadores, según las encuestas de tres años del ministerio de Salud de Japón han caído del pico del 48,4% alcanzado en 2001 al 28,8% registrado en 2019, mientras que las mujeres fumadoras siguen siendo del 8,8%.

Pero un país de vanguardia sin cigarrillos tal vez ni siquiera se adapte al estado japonés. Es que, si por un lado están, por supuesto, los costos de salud relacionados con los daños resultantes del tabaquismo, el gobierno de Tokio también obtiene ingresos sustanciales de esta industria y controla un tercio del capital social de Japan Tobacco, el tercer mayor fabricante de cigarrillos del mundo.

Tomado de ANSA/ Foto de portada: Nippon

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: