Libre de ébola, vuelve la tranquilidad a la República Democrática del Congo

Por Patricia María Guerra Soriano (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano

La República Democrática del Congo (RDC) está libre del virus del Ébola, luego de que este lunes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretara oficialmente el fin del duodécimo brote a tres meses de informarse la detección de un caso positivo en la provincia de Kivu del Norte.

Después de que el Ministerio de Salud de ese país anunció el resurgimiento de la enfermedad en Butembo, serían informados doce casos en otras ciudades como Byena, Katwa y Musienene; de esos, once confirmados y uno probable, que resultaron en el fallecimiento de seis personas y en la recuperación de igual cantidad.

El miedo se esconde detrás de noticias que anuncian la aparición de nuevos brotes. Esta vez, la urgencia con la que fueron implementadas las medidas sanitarias correspondientes y la campaña de vacunación contra el virus impidieron un agravamiento de la situación y garantizaron detener la transmisión de manera efectiva, a pesar de que la respuesta a esta epidemia-declaró el ministro de salud congoleño, el doctor Jean-Jacques Mbungani-se vio influenciada por la propagación de la COVID-19 “que no ha perdonado” a ese país.

De acuerdo con la OMS, los resultados de la secuenciación del genoma realizada por el Instituto Nacional de Investigación Biomédica del Congo, hallaron que el primer caso registrado estaba relacionado con el brote anterior, no obstante, aún se desconoce la fuente de infección.

Un brote-según el glosario sobre brotes y epidemias de la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)-consiste en la presencia de “dos o más casos asociados epidemiológicamente entre sí” y sucede por “el aumento inusual del número de casos de una enfermedad más allá de lo normal”.

El brote que se dio por concluido este lunes tiene como precedentes más actuales otros tres eventos ocurridos en los últimos tres años. El primero, se desarrolló en la provincia de Ecuador entre mayo y julio de 2018, en el cual fueron identificados 54 casos y 33 muertos. Días más tarde, en la provincia oriental de Kivu del Norte, sin ninguna conexión con los casos identificados anteriormente, comenzó una arrasadora epidemia de 2018 a 2020, la segunda más letal tras la que afectó a África occidental entre 2014 y 2016 y la peor de las doce en total que ha vivido la República Democrática del Congo en su historia. El tercer brote se anunció nuevamente en Ecuador, el 1 de junio de 2020, y se dio por finalizado el 18 de noviembre de ese año después de provocar 130 casos y 55 decesos.

Aunque el brote terminó continúan existiendo las probabilidades de un resurgimiento. Por eso, la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, luego de reconocer el esfuerzo de los trabajadores sanitarios locales y las autoridades nacionales por su rápida respuesta, habló sobre la importancia de permanecer alertas y de utilizar “la creciente experiencia en respuesta a otras emergencias de salud” que convergen en el país, como el sarampión y el cólera.

Unida a la rápida respuesta de los profesionales sanitarios de la nación africana, la ayuda de la OMS volvió a ser determinante. Alrededor de 60 expertos contribuyeron con los especialistas locales a rastrear contactos, ofrecer el tratamiento orientado y a vacunar a casi 2 000 personas en alto riesgo, incluidos más de 500 trabajadores vinculados directamente con los enfermos.

Sin embargo, el movimiento de los socorristas no siempre estuvo libre de obstáculos, principalmente, debido a la presencia de grupos armados cerca de la frontera con Uganda.

La OMS aseguró que la reaparición del ébola no es inesperada, pues se trata de una enfermedad endémica en ese territorio, en el cual abundan especies de animales que actúan como reservorios del virus que la causa. Por tanto-asegura el organismo internacional-no se puede descartar que la exposición a esos animales o a líquidos corporales de personas enfermas den lugar a otros eventos de transmisión, siendo habitual también que se registren casos esporádicos tras brotes importantes.

(*) Periodista cubana, escribe en Cubaperiodistas, sitio web de la Unión de Periodistas de Cuba.

Foto de portada: JC Wenga /Agencia Anadolu

 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: