Pluralidad e inclusividad en la sociedad cubana

Compartir

La sociedad cubana del futuro, y también la de hoy tiene que ser, necesariamente, mucho más plural e inclusiva, asegura Mario Luis Castillo Albalá, licenciado en Enfermería y presidente de la Cátedra de Sexología y Educación Integral de la Sexualidad de la Universidad Médica de Villa Clara.

Castillo Albalá señaló al diario Granma, que sueña con un país donde todos estemos unidos, en el que no haya ningún tipo de discriminación por razones de raza, color, orientación sexual o posición económica.

A propósito de la celebración de la Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, subrayó que mucho se ha evolucionado en el país en relación con este asunto, que es difícil y complejo, porque tiene que ver con elementos culturales que no se modifican de la noche a la mañana.

En lo logrado, refirió, ha tenido que ver la labor del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y, desde luego, la voluntad del Partido y del Gobierno para avanzar en este tema, de lo cual da fe la nueva Constitución.

Sin embargo, señaló al diario que aún existen personas, organismos e instituciones, dentro de la sociedad cubana, con prejuicios respecto a las personas que manifiestan una orientación sexual diferente, lo que se evidencia en las dificultades que enfrentan para ejercer algún tipo de trabajo, e incluso en las maneras en que todavía se les enseña a los niños lo estipulado en los programas de educación sexual.

De acuerdo con Castillo Albalá, para lograr la verdadera igualdad a la que aspiramos, resulta necesaria la ruptura de mitos heteropatriarcales en torno a la conformación de las familias, y para ello existen muchos desafíos, a pesar de todo lo que se ha avanzado gracias a la Revolución y, en especial, a la labor de Vilma Espín.

Ahora estamos a las puertas de un nuevo Código de las Familias, y se llega a este momento como resultado de conquistas sociales, de consensos sobre bases científicas y de conciencia social para garantizar los derechos de todas las personas, en especial los de la comunidad LGBTIQ+, explicó a Granma el licenciado en Enfermería.

En cuanto al camino por andar, Castillo Albalá resaltó que tiene que haber un mayor respeto hacia lo diferente, y corresponde a la comunidad LGBTIQ+ ser más responsables, respetarse más.

Si actuamos así, estaremos acompañando todo el esfuerzo legislativo y educativo que hoy realiza el Estado cubano para vencer en esta batalla cultural, que no será una lucha de un día, ni de dos, pero que al final la ganaremos, declaró a Granma.

Tomado de ACN

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: