Prosigue respaldo en Uruguay a la recogida de firmas contra ley que limita derechos de los ciudadanos

Compartir

 

Por Liset García (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano

Este fin de semana volvió Uruguay a movilizarse en aras de seguir reuniendo las 675 mil firmas ciudadanas necesarias para someter a plebiscito revocatorio parcial la Ley de Urgente Consideración (LUC), tildada de antidemocrática. La recopilación inició el pasado 30 de diciembre luego del llamado de diversas fuerzas progresistas uruguayas a emprender esa larga marcha.

Con la movilización del pasado 1 de Mayo en varios puntos del país, se reunieron 80 mil firmas, que sumadas a las casi 300 mil reportadas a finales de marzo por la Comisión Pro referendo, el total sobrepasa la mitad de la meta, cuyo plazo vence el 9 de julio venidero, fecha en que deben presentarse a la Corte Electoral para que habilite la convocatoria a la consulta ciudadana.

Desde que Fernando Pereira, presidente de la central sindical única uruguaya, Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores, conocida popularmente como Pit-Cnt, estampara la primera rúbrica en un simbólico acto de arrancada, quedó abierto el camino hacia la derogación de 135 artículos de los casi 500 de esa legislación promulgada sin diálogo por el gobierno del país en julio pasado.

El expresidente José Mujica, se sumó también a la campaña mediante un video grabado el pasado miércoles, en el que pidió a los militantes del Frente Amplio que redoblen esfuerzos para seguir consiguiendo adhesiones, cuyo total debe corresponderse con el 25 por ciento del padrón electoral, según establece la Constitución.

Por su parte, el ex-vicepresidente del país, Raúl Sendic, se sumó a la convocatoria de recogida de firmas contra los artículos de la LUC que pudieran tener “nefastas consecuencias” para el pueblo, según afirmó en un video difundido por él.

La estrategia de esta campaña está a cargo de la Comisión Nacional Pro Referéndum, integrada por decenas de organizaciones sociales, entre las que se destacan el Pit-Cnt, la Federación de constructores de viviendas por ayuda mutua (Fucvam) y la Federación de Estudiantes Universitarios.

Cuenta además con el sostenido apoyo del Frente Amplio que evalúa a la LUC como antipopular programa de restauración conservadora e inspiración neoliberal.

A solo seis semanas de la fecha límite, a la movilización respondió el popular empresario Fernando Cristino, quien reapareció en la esfera pública luego de varios meses de ausencia, y lo hizo exhibiendo una foto suya con la planilla y su firma, en redes sociales. En el momento de su rúbrica declaró que sentía el compromiso de apoyar la campaña para que luego el pueblo decida en referéndum si quiero o no derogar la LUC.

(*) Periodista cubana de la Revista Bohemia

Foto de portada: Nodal

 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: