Abdala y Soberana: Información sobre alérgicos, variantes del virus y exportación de vacunas

Compartir

Por Yanel Blanco Miranda.

“Las personas alérgicas al tiomersal también podrán vacunarse”, declaró en conferencia de prensa el Dr. Yuri Valdés Balbín, director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas (IFV).

“En el sistema productivo hay dos presentaciones, la multidosis que es la más utilizada en las intervenciones sanitarias (masivas) por la factibilidad y que lleva tiomersal para garantizar la esterilidad del producto y las monodosis que en algunos casos tienen tiomersal y en otros no. Nosotros tenemos planificado seguir haciendo lotes de vacunas monodosis sin tiomersal para aquellas personas alérgicas a esa sustancia y que puedan acceder al esquema de inmunización”.

En cuanto a Abdala, manifestó que también están terminando de producir lotes de vacunas monodosis sin tiomersal.

Con respecto a la vacunación de los convalecientes, otras de las preocupaciones de la población, el Dr. Vicente Vérez, director general del IFV apuntó que “estamos en la etapa final de concluir la fase II en convalecientes con Soberana Plus que contó con 450 sujetos».

“Este estudio incluyó un ensayo a doble ciego con placebo y ahora nos hallamos en la evaluación final de la respuesta inmune de esos convalecientes. Todo parece indicar que confirma los resultados que tuvimos en la fase I.

“Por otro lado, a partir de la suma de resultados fase I más los de Soberana Plus como parte del refuerzo a Soberana 02, tuvimos la oportunidad de incluirla en una parte de la intervención sanitaria. En este momento se está aplicando la dosis de Soberana Plus al personal convaleciente de salud donde ya hicimos la intervención con las dos vacunas.

“Aspiramos a tener el autorizo para movernos a todos los convalecientes en el país porque consideramos que en un escenario de circulación de cepas (variantes) tan disímiles es importante que todos los que padecieron la enfermedad estén protegidos de manera tal, que su respuesta inmune tenga la capacidad de arreglárselas con cualquier cepa, pues cualquier reinfección es un problema”.

Más allá de nuestras fronteras

Eulogio Pimentel Vázquez, vicepresidente BioCubaFarma, subrayó que desde el sábado que se anunció la eficacia de Soberana 02 y el lunes la Abdala en su fase III, se ha suscitado el interés de varios países.

Hemos recibido, por parte de los que ya estaban en negociación y contratación con nosotros, la petición de que aceleremos el proceso y los nuevos interesados preguntan cómo podría lograr acceder a las vacunas”.

Según el Dr. Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, “las vacunas nuestras durante 30 años se han estado usando en unos 35 países en el mundo, por lo que existe una experiencia tanto en América Latina, Asia, África. En esta ocasión también tienen interés en usar estas contra la COVID-19. Argentina es otro de los que tiene interés, ellos mismos lo han manifestado y han estado esperando por estos resultados”.

En cuanto a Venezuela existe un contrato para mandar 12 millones de dosis; no obstante, aclara Eulogio Pimentel que las 30 mil dosis que arribaron a Caracas el día de ayer, forman parte de “una donación que hizo Cuba a nuestro hermano país y no tienen un fin comercial.

“Es un apoyo moral y material de la dimensión clínica que puede representar la inmunización de al menos diez mil personas”.

Al referirse a la colaboración con Irán, el Dr. Vicente Vérez, director general del IFV, expresó que “nosotros estamos llevando un ensayo fase III de eficacia en varias ciudades de ese país con el Instituto Pasteur, a partir de acuerdos previos que tenemos. Ese estudio tiene también tres brazos: un grupo placebo, uno con dos dosis y otros con tres. En este momento estamos terminando de aplicar la tercera dosis. El resultado, del cual ellos están contentos y nosotros también, es que en ese ensayo clínico se ha demostrado realmente la alta seguridad de la vacuna y los eventos adversos que se han visto han sido muy pocos. Lo que confirma que hablamos de una vacuna muy segura y que tiene una estabilidad térmica de dos a ocho grados y lo que representa una ventaja”.

Asimismo mencionó que “una vez que avancemos un poco más en la eficacia de la fase III, un equipo médico nuestro saldrá hacia allá para, de conjunto con los especialistas del Instituto Pasteur, realizar el análisis final de la eficacia de los resultados que tienen».

“Esto es una fortaleza. Ellos están pensando en un autorizo de eficacia sobre la base de los resultados de la respuesta inmune que les hemos mostrado aquí hasta la fase II que son reconocidos por las autoridades iraníes y además los niveles de seguridad que se han visto en la vacuna allá.

“Yo pienso que lo que están esperando es que haya un autorizo de emergencia conjunto porque hay un nivel de interacción y de comprensión importante de las dos autoridades regulatorias”.

Al hablar de las ventajas que tienen las vacunas cubanas con respecto a las otras, el Dr. Eduardo Martínez refirió que “una de ellas es la cadena de frío porque pueden ser almacenadas de dos a ocho grados y la otra es que van a poder tener después dosis de refuerzo».

“Hay vacunas de origen de adenovirus que tienen las limitaciones de poner dosis sucesivas, que no es el caso de las que hemos estado desarrollando nosotros. No se sabe aún, pero lo que parece que va a ocurrir es que será necesario hacer reactivaciones de las vacunas contra la COVID-19 y en este caso, las nuestras cuentan con esa posibilidad».

En cuanto a las nuevas variantes, manifestó que “hasta el momento ninguna de las que han surgido del virus escapan a la protección de las vacunas que existen, según reportes internacionales. Como se ha dicho en otras ocasiones, los estudios clínicos de los candidatos cubanos se han realizado en escenarios donde existen varias variantes del virus, incluyendo las de mayor preocupación».

“Sin embargo, nos hemos estado preparando para la posibilidad de que sí puedan aparecer variantes que escapen a la protección con las vacunas actuales. Hasta ahora las mutaciones que han ocurrido los anticuerpos que generan estas vacunas todavía las reconocen y neutralizan al virus. Si apareciera una de esas variantes tenemos todas las capacidades para rápidamente obtener un antígeno específico relacionado con ella. Incluso poseemos el antígeno de la variante que se aisló inicialmente en Sudáfrica».

“Aunque no es necesario adicionarlo a la vacuna ni hacer una con él porque las actuales protegen. Lo que sí se conoce e internacionalmente se ha reportado y nosotros lo estamos estudiando, es que la capacidad de neutralización de los sueros de las personas vacunadas disminuye ligeramente, pero siguen haciéndole frente al virus”.

Tomado de Juventud Técnica/ Foto de portada: BIOCUBAFARMA. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: