China compara las acusaciones de creación del coronavirus con las mentiras sobre las armas de destrucción masiva de Irak

Compartir

El portavoz de la Embajada de China en Estados Unidos, Liu Pengyu, comparó las afirmaciones de que el coronavirus se originó en un laboratorio del país asiático con las falsas acusaciones contra Iraq acerca de su supuesta posesión de armas de destrucción masiva.

«La campaña para politizar el estudio de los orígenes y desprestigiar a China no es diferente de las mentiras acerca de que Irak poseía armas de destrucción masiva», escribió el vocero en su cuenta de Twitter.

«Los orígenes del covid-19 son una cuestión de ciencia y deben ser estudiados conjuntamente por científicos de todo el mundo en lugar de politizarse», defendió el funcionario chino, agregando que «cualquier conclusión debe ser sacada de acuerdo con los procedimientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y siguiendo métodos de base científica».

La invasión de Iraq de 2003 vino precedida por una campaña en la que EEUU y Reino Unido, entre otros países, acusaron a Saddam Hussein de poseer un arsenal secreto de armamento nuclear, químico y biológico. Sin embargo, tras derrocar al presidente iraquí, las fuerzas estadounidenses no encontraron ninguna de estas armas de destrucción masiva que habían servido de pretexto para iniciar la guerra.

A finales del mes pasado, el presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó a la inteligencia de su país iniciar una investigación para determinar si el SARS-CoV-2 surgió por primera vez en China a partir de una fuente animal o de un accidente de laboratorio.

La decisión de Biden fue criticada por la Embajada de China en Washington como una «campaña de desprestigio y transferencia de culpa». En un comunicado, la misión diplomática tachó la hipótesis de la fuga de laboratorio como una «teoría de la conspiración», afirmando que «politizar el rastreo del origen» del coronavirus no solo dificultará encontrarlo, «sino que dará rienda suelta al ‘virus político’ y obstaculizará gravemente la cooperación internacional en torno a la pandemia».

El 28 de mayo pasado el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, subrayó que la decisión del Gobierno de EE.UU. de encargar a sus servicios de inteligencia que investiguen los orígenes del covid-19 demuestra que Washington está más obsesionado con culpar a China que con llegar a la verdad.

Según las conclusiones del equipo de la OMS que se desplazó a la ciudad china de Wuhan para investigar los inicios de la pandemia, la transmisión de animal a humano a través de un intermediario es la hipótesis «más probable» del origen del coronavirus. La fuga de un laboratorio fue considerada por los expertos como «extremadamente improbable».

Tomado de Russian Today/ Foto de portada: Aly Song

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: