Cuba: Concluye intervención sanitaria en la Isla de la Juventud, más de 52 mil pineros recibieron tres dosis de Abdala

Compartir

Por Ana Esther Zulueta.

La intervención sanitaria con el candidato vacunal cubano anti-COVID-19 Abdala concluyó hoy en Isla de la Juventud, con el 95,6 por ciento de la administración de las tres dosis a 52 mil 866 pineros, universo determinado por el Ministerio de Salud Pública.

Se aplicó el inmunógeno a la mayoría de la población local -en las edades de 19 y más años- supuestamente sana o controlada cualquiera de las enfermedades que pudiera padecer, dijo a la Agencia Cubana de Noticias el doctor Víctor Doeste Hernández, coordinador de la comisión municipal para este abordaje.

El galeno ponderó la calidad del ejercicio respaldado por trabajadores y estudiantes del sector -entre los cuales destacó en materia de organización la policlínica «Juan Manuel Páez Inchausti»-, organismos participantes en el proceso, así como la población que acudió disciplinadamente a los más de 30 sitios clínicos habilitados.

La inmunización a buena parte de los 83 mil 479 residentes locales habla de confianza en el sistema de salud cubano y refuerza la favorable situación clínico epidemiológica de la ínsula, cuando Cuba muestra un adverso escenario por la circulación de variantes del virus SARS-CoV-2 altamente contagiosas, enfatizó Israel Velázquez Batista, director municipal del ramo.

Foto: ACN

Destacó que hace 14 días consecutivos el territorio no reporta nuevos casos positivos en coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, gracias a las medidas de contención adoptadas, el trabajo en equipo, la disciplina en la población y el control en las fronteras marítima y aérea.

Precisamente, cuando el país abrió las fronteras, los viajeros se aislaban en viviendas o puntos de destino, y en ellos recaía la responsabilidad de velar por su estado de salud, pero indisciplinas en torno al hecho y violación de la bioseguridad provocaron el incremento de casos en Cuba, y la Isla de la Juventud no estuvo exenta, comentó.
Recordó que tras seis meses sin nuevos contagios, en noviembre último se produjo el rebrote y para entonces no se pudo garantizar la transportación aérea con la misma frecuencia, hubo dilación en el traslado y resultados de las muestras procesadas en el laboratorio de referencia del Instituto Pedro Kourí (La Habana) y en consecuencia la epidemia ganó terreno.

Se registraron entonces más de 400 infectados con el SARS-CoV-2, cinco eventos y la segunda tasa de incidencia más alta de Cuba después de la capital; tratar a los sospechosos como casos positivos fue la clave del éxito, tal como nos indicó el entonces vice primer ministro Roberto Morales Ojeda, apuntó.

Refirió que cuando aplicaron esa metodología, en mes y medio se limitó la cadena de contagios, igual procedimiento sirvió para cortar rápidamente la transmisión que aportó 23 enfermos en la última etapa, lapso en el cual se contaba ya con el laboratorio de biología molecular en el territorio.

Viabilizaron el control el establecimiento del flujograma desde la atención primaria en las comunidades hasta la atención secundaria, la disponibilidad de 92 camas en el único hospital para la atención a los enfermos de COVID-19, y otras 750 para aislar contactos y sospechosos y la inmovilización -cuando fue necesario- del municipio, subrayó.

Agregó que, del 4 de abril de 2020 a la fecha, Isla de la Juventud acumula 540 enfermos, de ellos cuatro estuvieron en estado crítico y seis reportados graves, se lamenta el fallecimiento de dos pacientes, la tasa de letalidad de 0,4, en tanto, la de incidencia acumulada asciende a 516 por cien mil habitantes.

Zunilda García Garcés, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primera secretaria en el municipio especial, reconoció la unidad que caracterizó el actuar de los integrantes del Consejo de Defensa a esta instancia y ahora del grupo temporal de trabajo para el enfrentamiento a la pandemia.

La mayoría de la población ha tenido una actitud responsable, precisamente en correspondencia con su estado de opinión en el territorio somos rigurosos con el uso obligatorio del nasobuco (mascarilla), apuntó.

Acotó que mantener controlada la transmisión del coronavirus coadyuvará a implementar de manera correcta la estrategia de desarrollo integral, para lo cual se cuenta con el respaldo de la dirección del país, e instó al pueblo a involucrarse en el movimiento popular Atrévete a ser más… a fin de gestionar el desarrollo local.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: Minsap.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: