Cuba: Ecosistemas boscosos de Lebrije apuestan al futuro

Compartir

Por Oscar Alfonso Sosa.

Un importante proyecto para el enriquecimiento del bosque semideciduo mesófilo comenzó a ejecutarse en la Reserva Florística Manejada (RFM) Lebrije-Arroyo Blanco, de la empresa para la Protección de la Flora y la Fauna de la provincia de Sancti Spíritus.

Camilo Herrera Brito, técnico en silvicultura de la unidad ubicada en el poblado de Arroyo Blanco, en el municipio de Jatibonico, precisó a la ACN que la intención es llevar a esa área protegida unas 10 000 posturas de árboles maderables y frutales para rehabilitar el ecosistema. Subrayó que la prioridad son los frutales, prácticamente desaparecidos por el actuar negligente del hombre, en un escenario geográfico donde antes abundaban.

El especialista argumentó que ya crecen en viveros los primeros lotes de posturas de mamey colorado o zapote, níspero, caimito de Cartagena verde y morado, aguacate, guayaba y mango, hasta llegar a la cifra de 7 000 posturas que enriquecerán el bosque.

Mayelín Riviaux Atie, técnica en educación ambiental de la RFM Lebrije-Arroyo Blanco puntualizó que con el fomento de los frutales se pretende también crear reservas suficientes de alimentos para beneficio de una fauna rica en aves fundamentalmente, como el tocororo, los pájaros carpinteros, los zorzales, pitirres y arrieros.

El proyecto incluye llevar al bosque semideciduo mesófilo unas 3.000 posturas de cedro, baría y bijaura, especies que mejor se adaptan a ese ecosistema y donde se pueden encontrar colonias bien desarrolladas.

Riviaux Atie indicó que esta acción incidirá favorablemente en las familias de la jutía, el majá de Santamaría, los venados y reptiles menores que forman parte del ecosistema del lugar.

Además del proyecto de enriquecimiento de bosques, la Reserva Florística Manejada desarrolla una iniciativa para la protección y mejoramiento de suelos a partir del uso de barreras vivas y otras con piedras que han frenado el efecto devastador de los arrastres de agua en la montaña y premontaña.

Precisamente en ese escenario natural existe una colonia de más de 5 200 ejemplares del Melocactus guitartti de león, especie de la flora en peligro crítico de extinción, y que es uno de los objetivos prioritarios en los programas de conservación de la entidad.

Más allá de la protección de la flora y la fauna, la Reserva Florística Manejada Lebrije-Arroyo Blanco incursiona en la producción de carbón vegetal, en la cría de las razas de caballo criollo de trote y patibarcino, de vacunos raciales y no raciales, y en el fomento del ganado menor, los cerdos y los mulos.

Tomado de Cubadebate/ Con información de ACN/ Fotos: Oscar Alfonso /ACN.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario