Cuba: Regresa la “Estrategia Balseros”

Compartir

Cuando, en enero de 2017, Barack Obama anuló la política de “pies secos, pies mojados”, que otorgaba el asilo automático a quienes, desde Cuba, llegaban, por cualquier vía, legal o ilegal, a EEUU, el número de balseros se redujo en más del 90%.

Aquel dato –silenciado por la prensa internacional- demostró que el privilegio migratorio era el estímulo principal para las salidas ilegales desde Cuba.

Al llegar a la presidencia, Donald Trump no reinstauró el asilo automático, que habría sido contradictorio con su política anti-inmigración. Pero maquinó una estrategia contra Cuba mucho más maquiavélica. Cerró el Consulado en La Habana y obligó a cubanas y cubanos a desplazarse a las embajadas estadounidenses en países como Colombia o México, para tramitar sus peticiones de visa. Esto redujo al mínimo las solicitudes, y el compromiso firmado con Cuba, por los gobiernos anteriores, de otorgar, al menos, 20 mil visas anuales, quedó en papel mojado.

Impedir la emigración legal y, a la vez, aplicar un paquete de más de 200 nuevas sanciones económicas a la Isla, buscaba un efecto combinado evidente: generar una nueva crisis migratoria de salidas ilegales, que justificaría declarar a Cuba una “amenaza a la Seguridad Nacional” y presentarla como nación necesitada de rescate humanitario.

El impacto brutal de la pandemia sobre un país turístico como Cuba ha hecho el resto. Y la prensa aliada de Washington lo celebra con titulares de impacto: “Cada vez hay más balseros cubanos. ¿Se aproxima otra crisis como la de los 90?”, “Dos muertos y 10 desaparecidos al volcar balsa con inmigrantes cubanos”…

“Aumenta un 80% el número de balseros cubanos que intentan alcanzar EEUU”, leemos en medios que, en su día, no dijeron una palabra sobre la reducción de un 90 % de los balseros tras el fin de la política de asilo automático .

¿Y leemos alguna referencia al bloqueo económico, a las sanciones o a la suspensión de visas por parte de EEUU? Nada. A lo sumo, que el gobierno cubano “deplora el cierre consular” o “critica” por ello a la Casa Blanca. La sentencia de culpabilidad está escrita de antemano. Para France 24, los balseros “buscan escapar de la isla comunista”. Para el Nuevo Herald, lo hacen de la “peor crisis en tres décadas, provocada por la ineficiencia de una economía de corte soviético”, así como del “incremento de la represión” .

La guerra contra Cuba es implacable, cruel y en todos los frentes. En el mediático, persisten en ocultar el brutal impacto económico y humano del cerco más largo contra un país que haya existido en toda la historia de la humanidad.

Tomado de Cubainformación/ Foto de portada: Scott McIntyre / Archivo The New York Times.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: