Disidente marroquí denuncia desde Argentina la persecución y violaciones de DDHH por parte del régimen

Compartir

El disidente marroquí residente en Argentina, Driss Mrani, dijo que la situación de los derechos humanos en Marruecos está en continuo declive, y a un ritmo que se acelera día a día, señalando que el escenario imperante es evidente y es como que «Marruecos ha regresado a los años del plomo «.

Driss Mrani dijo, en una declaración a (la Agencia de Noticias Argelina), que la situación actual de los derechos humanos en Marruecos nos recuerda «aquellos arrestos que prevalecían en la época del difunto Hassan II, que eran coercitivos y sin juicio», agregó «. Y hubo secretismo en los lugares de detención, además de torturas.

El portavoz continuó: «Pero después de que Mohammed VI asumió el poder en Marruecos y firmó un decreto real o dahir, la Comisión de Equidad y Reconciliación se estableció en 2004, para llevar a cabo la rehabilitación de las víctimas y pagar una indemnización por las violaciones cometidas por el Majzen (término utilizado antiguamente para referirse al Estado marroquí y en la actualidad a su oligarquía o gobierno en la sombra) contra ellas. . «Sin embargo, tal comportamiento» no significó que la situación de los derechos humanos mejorará con Mohammed VI, pero el tiempo ha demostrado que la forma de abordar el asunto ha cambiado solo para estar en conformidad, aunque sea parcialmente, con el Pacto de Derechos civiles y políticos.

El Sr. Mrani se refirió a la «fabricación de cargos criminales» contra militantes y periodistas, en lugar de perseguirlos directamente «porque expresan posiciones de oposición, entre ellos los periodistas Taoufik Bouachrine, Slimane Raissouni y Omar Radi por cargos sexuales, el historiador Maati Monjib cargos por corrupción de financiera, y el YouTuber Mohamed Sekkaki conocido como / Moul Kaskita. / Bajo cargos de posesión de drogas, insultar a los marroquíes e insultar a las instituciones constitucionales ”, agregó,“ En cuanto a la tortura, continúa, y la mejor evidencia de esto es el caso de Nasser Zefzafi , el líder del movimiento Rif «.

En cuanto a la trascendencia de la decisión de entablar una denuncia contra los opositores marroquíes residentes en el extranjero, Driss Mrani dijo que «el régimen marroquí hizo esto para limitar el grado de influencia de las voces libres, y es una guerra psicológica sobre todo contra la oposición en el extranjero para intentar crear un estado de «Paranoia en todos los oponentes que trastocará sus ideas y, en consecuencia, su desempeño».

Añadió: «Personalmente, no creo que lo que han hecho se materialice, dado que la mayoría de los opositores extranjeros viven en países democráticos que están comprometidos con el respeto de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y no buscan formas de defraudarlo, como está sucediendo en Marruecos ”.

El portavoz dijo que la región del Rif siempre había sido «marginada y abusada debido a su posicion oponente, y también el lugar de nacimiento de Muhammad Ibn Abdul Karim al-Khattabi», y agregó: «El régimen marroquí se enfrentó con el movimiento pacífico, llevando acabo una serie de arrestos que afectó a adultos y niños, y al final el estado no cumplió con las demandas de los manifestantes sino que aumento su sufrimiento».

Sobre el hecho de que las autoridades no llevaron a cabo las investigaciones adecuadas sobre lo que circula sobre la tortura de Nasser Zefzafi y otros, Driss Mrani respondió: “Este es un comportamiento muy normal que proviene de un régimen como el régimen marroquí, pero si queremos saber la verdad, si hay casos de tortura realmente, entonces todo lo que tenemos que hacer es volver a los informes de Amnistía Internacional».

Hablando de la normalización del régimen marroquí con la entidad sionista, Driss Mrani consideró que el régimen marroquí «se metió en la boca del lobo» al normalizar con la entidad sionista, y que las consecuencias de eso serán nefastas.

Mrani destacó que la posición del pueblo marroquí sobre el tema de la normalización es clara, aunque «el régimen marroquí, cuando violó el alto el fuego en Guerguerat, al moverse militarmente, no vino de la nada «, explicando que «el majzen» inició una guerra psicológica contra el pueblo marroquí para convencerlos de que la alianza con la entidad sionista será «la salvación” en el tema del Sáhara Occidental.

Tomado de Resumen Latinoamericano

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: