Ecuador: Lenín Moreno abandona presidencia sin rendir cuenta y entrega informe con tardanza y desprecio por el legislativo

Compartir

Por Liset García (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano Cuba.

En medio de las pujas a lo interno de la Asamblea Nacional de Ecuador, el corrimiento de las bancadas y el cúmulo de legislaciones pendientes de aprobación por el anterior mandato de ese órgano, el expresidente Lenín Moreno dejó su silla de primer mandatario de la nación sin rendir cuenta de su gestión ante el Legislativo. El informe llegó por escrito cinco días después, lo cual es violatorio de la Constitución

Ahora, dicho informe será analizado por la Comisión de Régimen Económico, según una propuesta de la diputada Paola Cabezas, jefa de la bancada de la Unión por la Esperanza (UNES), aprobada este jueves. Su moción obtuvo el respaldo de 130 asambleístas de todas las bancadas, y una abstención, la del exsocialcristiano César Rohón.

Presentado a destiempo por el expresidente, ahora esa comisión legislativa se encargará de elaborar, en 30 días, un informe que revise el cumplimiento del Plan de Desarrollo y el plan de gobierno.

Según refieren varios medios de prensa, el 24 de mayo, fecha de la toma de posesión del nuevo presidente electo Guillermo Lasso, Lenín Moreno estuvo 42 minutos en la Asamblea Nacional y por primera vez en sus cuatro años de gestión no hubo discurso. Este hecho ocurre con el agravante de que le correspondía rendir cuenta no solo porque es práctica hacerlo anualmente, sino porque además era el término de su gestión.

De acuerdo con la norma, el Presidente de la República debe presentar anualmente la información acerca del cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo. Pero la responsabilidad por el incumplimiento de esos deberes que impone la Carta Magna, cae también el nuevo Legislativo, inmerso ahora en una voluminosa carpeta de leyes pendientes y la revisión de otras aprobadas a última hora por el Ejecutivo anterior, que son dañinas a la población, la que sigue a la espera de la puesta en práctica de las promesas del nuevo presidente Guillermo Lasso.

Es por esto que el legislador y miembro del Consejo de Administración Legislativa (CAL), Ronny Aleaga (UNES), envió una carta a la titular del parlamento, Guadalupe Llori, para convocar a Moreno a rendir cuenta. Lo mismo pidió a Lasso, pues de acuerdo con la Ley de Participación Ciudadana, todas las autoridades elegidas por votación popular están obligadas a informar de su gestión.

Los asambleístas que intervinieron durante la sesión, exigieron la entrega de información, que debía ser ante el Pleno de la Asamblea y no por escrito, como hizo Moreno, en actitud de desprecio a las autoridades. Sin embargo por eso ya no es sujeto de juicio político pues la Constitución no lo contempla en caso de mandatarios que ya no están en el cargo.

La asambleísta por Creo y también miembro del CAL, Nathalie Arias, considera que el informe a la Nación es un tema pendiente y que deberá ser tratado por la Asamblea, porque es una deuda de cara a la ciudadanía.

Mientras tanto, los diputados tratan de ordenar todo lo que heredaron del anterior período: 423 proyectos de ley en trámite. La Asamblea aún no ha definido las prioridades de su agenda de trabajo. El período legislativo comenzó lento, según advierte un reporte de Primicias.

“Los legisladores llevan ya tres semanas en funciones, sin mayor avance en sus labores debido, en parte, a la gran carga heredada de la anterior Asamblea, pero principalmente a la falta de definiciones. Las 15 comisiones han mantenido reuniones para empaparse del trabajo que tienen pendiente. Algunas incluso han invitado a las anteriores autoridades de las mesas legislativas para conocer sobre el trabajo represado”.

Solo una comisión, la de Régimen Económico, está tramitando el veto total a las reformas a la Ley de Régimen Tributario Interno, que envió Lenín Moreno días antes de dejar la Presidencia. Entre los 423 proyectos de ley en trámite, hay iniciativas que tienen más de ocho años sin respuesta.

Al propio tiempo, algunos legisladores han abandonado sus bancadas. Omar Cevallos es uno de ellos, renuncia que dejó a Pachakutik sin ningún representante en la provincia de Guayas. Cevallos se declaró independiente.

Además, el bloque de la Izquierda Democrática también sufrió su primera baja a menos de una semana de posesionados los asambleístas. Amada Ortiz fue notificada con la separación de su bancada por haber votado a favor de la candidatura de Henry Kronfle (PSC) a la presidencia del Legislativo.

César Rohon, otro asambleísta electo por Guayas, amenazó y cumplió  con el abandono del PSC, por los diálogos entre su partido y Unes para lograr la presidencia de la Asamblea.

Hasta ahora el bloque mayoritario, el de Unes, seguidor del expresidente Rafael Correa, continúa monolítico con sus 49 asambleístas.

(*) Periodista cubana. Colabora con Resumen Latinoamericano.

Foto de portada: EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: