El dólar y el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba

Compartir

Por Orlando Oramas León (*)/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El reforzamiento del cerco financiero, componente de la política de bloqueo de Estados Unidos, obligó al Banco Central de Cuba (BCC) a suspender temporalmente los depósitos en efectivo de dólares estadounidenses a partir del 21 de junio.

Las instituciones bancarias y financieras de la isla detendrán la aceptación de depósitos de la divisa verde en efectivo, lo que atañe a las personas naturales jurídicas tanto nacionales como extranjeras.

Según explicaron directivos del BCC la medida resulta indispensable ante las afectaciones provocadas por el bloqueo. Por esa causa los bancos e instituciones financieras de Cuba han visto restringida, hasta extremos inusitados, la posibilidad de depositar los billetes en dólares recaudados en el territorio nacional.

A Cuba le resulta difícil encontrar bancos dispuestos a recibir los dólares estadounidenses por los efectos extraterritoriales del cerco, que impone sanciones a terceros por sus vínculos con la nación caribeña. 

En comparecencia televisiva la vicepresidenta del Banco Central de Cuba, Yamilé Berra, aseguró que desde 2005 más de 35 bancos han cerrado sus operaciones con la mayor de las Antillas; 24 de ellos lo hicieron a partir de 2017.

La persecución al sistema financiero cubano se incrementó a finales del mandato del presidente Barack Obama (2009-2017), tuvo una escalada significativa durante la administración de Donald Trump (2017-2021) y se mantiene en la época de Joe Biden, argumentó.

Según Berra, en los últimos cuatro años 106 instituciones cancelaron las claves de mensajería Swift a Cuba, una de las redes más usadas para las transferencias bancarias. Además, «solo en 2020 unos 95 bancos extranjeros realizaron más de 190 acciones contra la banca de la isla», refirió. Explicó que entre los principales factores se encuentran la limitación en la operaciones y el recrudecimiento en el impedimento del uso del dólar.

«Restringen servicios, se niegan a realizar transferencias de fondos desde o hacia Cuba, cancelan las corresponsalías, no emiten cartas de crédito, interrumpen operaciones que no llegan a su destino», enumeró la vicepresidenta.

Berra mencionó también que muchos bancos solicitan documentos adicionales para realizar cualquier tipo de operación con Cuba, «lo cual es una manera de dificultar las tramitaciones». Agregó que los obstáculos para usar el dólar en las relaciones internacionales aumentan los costos de los movimientos financieros,  porque estos tienen que hacerse en otra moneda.

Ante el recrudecimiento del bloqueo, muchos bancos nos catalogan como un «país de riesgo«, subrayó.

La decisión cubana ocurre luego de varias medidas coercitivas decididas por Washington en el propósito de asfixiar la economía de la vecina isla y someter a penurias a sus habitantes, aún en el contexto de la pandemia por la Covid-19. Se trata de un camino que fue cerrando el envío de remesas a Cuba y transitó también por la inclusión de entidades cubanas en listas negras unilaterales de Washington que les impiden operaciones y transacciones con otras internacionales.

Así ocurrió con la firma Fincimex y luego con American International Services y el 1 de enero último incluyó al Banco Financiero Internacional, con sede en La Habana. Además, el 11 de enero el Departamento de Estado incluyó a Cuba en la lista de países que no cooperan con el terrorismo, un pretexto para estrechar el cerco económico, financiero y comercial.

 

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: El Confidencial. 

 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: