El drama de la migración ilegal fomentada por EEUU desde Cuba

Compartir

Por Orlando Oramas León (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano Cuba

Hace 21 años el regreso del niño Elián González a su patria y familia cerró un capítulo desgarrador de la emigración ilegal que el gobierno de Estados Unidos promueve hacia Cuba, hoy todavía un asunto sin resolver en las relaciones entre ambos países.

El pequeño de seis años volvía a la tierra natal luego de perder a su madre en un naufragio, permanecer secuestrado en el estado de Florida y tras siete meses de disputas legales y políticas entre las naciones separadas por 90 millas.

Más de dos décadas después, y aquel niño hoy convertido en padre e ingeniero industrial, Cuba continúa sus esfuerzos en aras de garantizar un flujo migratorio regular, ordenado y seguro frente a las medidas del gobierno estadounidense que siguen poniendo en peligro la vida de quienes intentan cruzar el Estrecho de la Florida.

Resulta un mecanismo macabro por el cual Washington busca a toda costa asfixiar al pueblo de la isla antillana y, al mismo tiempo, le niega las visas comprometidas para un flujo regulado y seguro de la migración.

Al respecto el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, señaló en su cuenta en Twitter el incumplimiento del compromiso estadounidense de otorgar 20 mil visas anuales para migrantes cubanos.

También refirió la vigencia de la llamada Ley de Ajuste Cubano que, aunque derogada por el presidente Barack Obama, se aplica a discreción para incentivar la riesgosa travesía que tantas vidas cobró.

Rodríguez denunció el recrudecimiento del bloqueo contra su país, con más de 240 medidas, muchas de las cuales alientan la migración insegura, irregular y desordenada mediante la política de «echar presión a la caldera», léase prohibición de remesas, suspensión de servicios consulares y otros castigos que van directo contra la población, incluso el sector privado de la economía cubana.

Su suma además la suspensión de las visitas temporales de cubanos a Estados Unidos y del otorgamiento de visas múltiples por cinco años, que ahora solo se conceden por una vez, para un período de estancia no mayor de tres meses.

A esto se suman los inconvenientes y gastos que entraña que deban ser tramitadas en un tercer país, debido a la suspensión de las actividades consulares en Cuba. Una medida adoptada bajo la excusa de misteriosos “ataques sónicos”, cuya naturaleza sigue sin ser demostrada a ciencia cierta.

Las medidas vigentes de EE.UU contra Cuba impiden el flujo regular e institucional de remesas a las familias cubanas, asestan duros golpes al sector cuentapropista o privado, obstaculizan vínculos con los cubanos residentes en ese país y la reunificación familiar, suscribió el canciller de la mayor de las Antillas.

Hace 21 años retornó Elián González a su terruño en Cárdenas, pero el drama de la migración ilegal fomentada desde Washington registró otro naufragio en el que murieron dos personas y otras 10 continúan, un mes después, desaparecidas en el Estrecho de la Florida.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto ilustrativa de portada: Pixabay

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: