El Grupo de los Siete no cumple con el Acuerdo de París

Compartir

Por Patricia Guerra Soriano (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

En diciembre de 2015, a los siete países más industrializados del mundo (Canadá, Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido), además de poseer un determinante desarrollo económico y militar, los unía su condición de signatarios del Acuerdo de París; en 2021, es otro el vínculo: ninguna de esas naciones ha sido capaz de cumplir con las disposiciones del reconocido tratado internacional sobre el cambio climático.

De acuerdo con un informe preparado por la organización Carbon Disclosure Project (CDP) con la coautoría del Pacto Mundial de la Organización de las Naciones Unidas, sus índices bursátiles no se alinean con los objetivos de reducción de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Las compañías incluidas en estos registros están en una trayectoria que elevaría la temperatura media mundial 2, 95 °C por encima de los niveles preindustriales para finales de siglo, muy lejos de la meta fijada por el pacto de mantener el aumento por debajo de 2 °C y limitarlo a 1, 5 °C.

Los índices clave evaluados en el informe comprenden las acciones de las empresas más grandes que cotizan en las principales bolsas de valores de las naciones del G7, que- según la organización Science Based Targets (SBTi), otra de las autoras del análisis-agrupa a países que cubren casi el 40 por ciento de la economía global y alrededor del 25 por ciento de las emisiones globales de los gases propiciadores del efecto invernadero.

Actualmente, los índices SPTSX 60 de Canadá y el FTSE 100 del Reino Unido poseen las peores clasificaciones con trayectorias que superan los 3 °C. Mientras, en el DAX 30 de Alemania y el CAC 40 de Francia, el 50 por ciento o más de las empresas puntúan por debajo de los 3, 2 °C, aunque sin cumplir con los acuerdos climáticos establecidos.

Para SBTi, la mayor brecha entre los mejores y peores comportamientos está al considerar, como parte de la evaluación, las emisiones de alcance tres, las cuales son atribuibles a las empresas por los materiales que adquiere, los servicios contratados y los productos que vende.

La dependencia a los combustibles fósiles es otra de las barreras que impide limitar el aumento de temperatura a 1, 5 °C. El informe es explícito al respecto cuando evidencia que en los países miembro del G7, un pequeño número de empresas de alta emisión en las industrias de fabricación y combustibles fósiles están dominando la proporción del total de emisiones contaminantes.

Lila Karbassi, jefa de programas del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y presidenta de la Junta de SBTi, dijo que las empresas asociadas al G7 tienen el potencial de causar un “efecto dominó” de cambio positivo en la economía global, por eso instó a que sean reforzadas las acciones climáticas de las que coticen en bolsa.

“La falta de ambición es clara”, afirmó la directora ejecutiva del Pacto, Sanda Ojiambo, durante una conferencia de prensa en Naciones Unidas, al lamentar que un porcentaje muy alto de estas grandes entidades financieras se resistan aún a comprometerse.

El documento presentado este jueves también enfatizó en la urgencia de que los Gobiernos y las firmas trabajen “para aprovechar un ciclo de retroalimentación positiva mediante el cual las acciones privadas y las políticas se refuercen” y establezcan objetivos a corto y a largo plazo basados en investigaciones científicas.

La posibilidad de concretar algunas de estas soluciones será discutida en la cumbre del G7 que se desarrolla desde hoy hasta el domingo, y que prioriza conversar sobre la vacunación contra la COVID-19 en el mundo, los efectos del cambio climático y la revisión de la fiscalidad internacional.

(*) Periodista cubana, escribe en Cubaperiodistas, sitio web de la Unión de Periodistas de Cuba.

Foto de portada: AFP/ Archivo.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: