Espectáculo anticubano en el parlamento europeo: Antecedentes

Compartir

Por Froilan González y Adys Cupull.

A principio de diciembre de 1984 viajamos a Buenos Aires para continuar las investigaciones históricas sobre el Comandante Ernesto Che Guevara, entre ellas una entrevista con el expresidente Arturo Frondizi, para conocer acerca de la conversación privada que sostuvo con el Che, en agosto de 1961.

El Comandante Guevara se encontraba en Montevideo, presidiendo la Delegación Cubana a la Conferencia Interamericana del Consejo Económico, en Punta del Este e invitado por Fronzidi, viajó de forma secreta a Buenos Aires. Nuestra reunión se logró a través de las gestiones de Alicia Más, esposa del embajador cubano Fernando López Muiño, a quienes conocíamos desde México cuando ocupaban igual responsabilidad y nosotros trabajamos como diplomáticos en dicho país. Frondizi nació en octubre de 1908 en la provincia argentina de Corrientes, era el hijo número 13 de un matrimonio de origen italiano, abogado, periodista, docente, su hermano Silvio, un año mayor fue un destacado político y abogado, teórico del trotskismo y asesinado en 1974 y el hermano menor Risieri, filósofo y rector de la Universidad de Buenos Aires. ​ Frondizi fue un destacado líder de la Unión Cívica Radical, detenido en dos ocasiones y en un incidente político, agredido a disparos, resultando herido en un hombro. Fue Diputado y presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical y en 1958 elegido presidente del país y durante su gobierno trató de tener una política exterior menos dependiente de Estados Unidos, buscó acercarse a la administración demócrata de John F. Kennedy y mantuvo una línea independiente con relación a la Revolución Cubana, recibió a Fidel en Buenos Aires y profundizó vínculos con países asiáticos y firmó acuerdos económicos con la Unión Soviética. Nuestra entrevista se realizó en su domicilio, estaba acompañado de su señora esposa, Elena Faggionato quien contó la visita del Che y relató las simpatías y la calidez del encuentro, también la Profesora Emilia Menotti, que tomaba nota. La presentación fue: “Mucho gusto, soy argentino, católico, apostólico y romano, por tanto, anticomunista. Le expresamos «el gusto es nuestro, somos cubanos, investigadores históricos, martianos, fidelistas y comunistas”. Respondió: “Encantado, ahora que nos conocemos podemos comenzar a hablar.” Entre los elementos expuestos estuvo que la iniciativa del encuentro con el Che no fue suya, respondió a una solicitud personal del presidente norteamericano John F. Kennedy, formulada a través de un enviado especial, quien le manifestó que el Presidente estaba dispuesto a mantener conversaciones con el Gobierno Cubano para recomponer las relaciones y quería que ese mensaje lo trasladaran a Castro, a través del Che. Afirmó que según el enviado especial norteamericano y en una conversación posterior con Kennedy, el presidente le dijo, que los cubanos opuestos a Castro en Estados Unidos y la CIA lo engañaron, le suministraron informes falsos y alejados de la realidad, donde le garantizaban que la invasión a Cuba sería el fin de Castro, porque no contaban con el apoyo de la población.

Reiteró que Kennedy quería que Argentina, Brasil, México, Canadá e Inglaterra mantuvieran las relaciones con Cuba hasta que ellos, los norteamericanos, pudieran recomponerlas. Consideraba que, si aislaban a Cuba del sistema interamericano, la empujaban a caer en los brazos del Pacto de Varsovia, y que Argentina debía mantenerlas hasta que Estados Unidos las recompusiera, e igual solicitud les había formulado a los presidentes de Brasil y México, y contaba con el apoyo de Canadá e Inglaterra. Indicó Frondizi que el Vaticano tenía una percepción similar y en ese sentido recibió un mensaje del Sumo Pontífice, sugiriendo no romper relaciones con Cuba. Explicó la forma como se organizó el viaje secreto del Che, y para ello envió a Montevideo al doctor Julio A. Pueyrredón, Ministro Plenipotenciario, para otorgarle la visa y la entrada al país por un aeropuerto alterno, aspectos recogidos en nuestro libro “Un hombre bravo”, publicado por la Editora Capitán San Luis en 1994.

Manifestó que la CIA era contraria a las posiciones de Kennedy, con relación a un entendimiento con Cuba y al confirmar la visita privada del Che a Buenos Aires y el motivo de ésta, utilizó al Ejército para exigirle la renuncia, que unido a otras causas, fue el detonante para el Golpe de Estado del 29 de marzo de 1962, que se ejecutó de forma precipitada, sin juicio previo y estuvo en prisión durante 18 meses. También como, el 2 de abril de 1964, fue derrocado el presidente de Brasil João Goulart, por un grupo de militares apoyados por la CIA, a través de la Operación Brother Sam, encargada de asegurar el éxito del golpe. Añadió Frondizi que con México, Estados Unidos no logró sus propósitos, porque las Fuerzas Armadas de ese país no eran lo suficientemente fuertes para derrocar al presidente Adolfo López Mateo, y además el pueblo mexicano era un profundo defensor de Cuba y su Revolución. En el caso de los países de Europa Occidental y en especial España, señaló Frondizi que preferían mantenerlos alejados y no ocuparan el espacio perdido por ellos, porque a Cuba la consideraban como una propiedad, desde que derrotaron y desalojaron a España después de la Guerra de 1898.

Expresó que Francisco Franco, independientemente de sus ideas anticomunistas y los crímenes reales y otros añadidos, era un caudillo inteligente, antinorteamericano, nacionalista y velaba en primer lugar por los intereses de su país, y no estaba dispuesto a subordinarse al gobierno de Estados Unidos. Contó una anécdota de la siguiente forma: El Embajador norteamericano en Madrid se reunió con Franco, para pedirle romper las relaciones con Cuba y el Caudillo respondió, que no podía, porque Cuba era como una hija para España. El Embajador le respondió que esa hija estaba descarriada y le ripostó. «Entonces menos. Un padre nunca abandona a una hija en esas condiciones».

Esta conversación con Frondizi y los actuales acontecimientos en el Parlamento Europeo, y la actitud de algunos de los llamados Eurodiputados españoles, nos hizo escribir este mensaje. A esos diputados es mejor calificarlos como Diputados de la CIA, al servicio de los apetitos norteamericanos, sin la capacidad, inteligencia e independencia del Caudillo criminal. Tal vez la opinión de Kennedy y del Vaticano, de que la política de aislar a Cuba era llevarla a los brazos del Pacto de Varsovia, se repita y sigan fracasando como sucedió desde hace más de 60 años, y conlleve a que los vínculos con Moscú y Beijín se fortalezcan, cimentados por las profundas relaciones de amistad y solidaridad con esos pueblos. Cuando analizábamos estos elementos, recibimos un mensaje de un amigo español, donde señaló que la principal figura utilizada por la CIA, para organizar el espectáculo dentro del Parlamento Europeo contra Cuba, fue Hermann Leopoldo Tertsch del Valle-Lersundi, nacido en 1958, periodista, escritor y diputado por el partido fascista Vox. Su padre fue un periodista austriaco colaborador del jefe de prensa del régimen de Adolfo Hitler en Madrid. Profesionalmente se inició en una empresa periodística familiar, llamada Spanish Economic News Service, luego trabajó en la Agencia EFE, como corresponsal en Viena, ocupándose de los países de Europa Central y Oriental. En 1985 trabajó para el Diario El País, como corresponsal en Bonn y Varsovia, cubrió las Guerras en Yugoslavia como enviado especial, y al regresar ocupó la subdirección del Diario y responsable de la sección de opinión. En 1996 dejó la subdirección, pero se mantuvo con una columna de opinión hasta 2007, que por sus posiciones abiertamente pro israelíes y contra los Palestinos, dañaba la credibilidad del órgano informativo. Trabajó en la radio y en Tele Madrid, cadenas vinculadas al Partido Popular de José María Aznar. Se afirma que es agente de la CIA y de los servicios de inteligencia de Israel. Desde 2007 es columnista del fascista y reaccionario Diario ABC. En 2019 fue elegido diputado al Parlamento Europeo y designado vicepresidente del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos en la Euro Cámara. Se integró a la Comisión de Asuntos Exteriores y a la Comisión Parlamentaria Mixta UE-México y en la Asamblea de Parlamentario Europea Latinoamericana, donde ejerce una de las vicepresidencias y respondiendo a las directivas de Estados Unidos, fue un severo crítico contra Cuba, Venezuela, Nicaragua, el Brasil de Lula, la Bolivia de Evo Morales, el Ecuador de Correa y el Uruguay de Mujica.

Defensor de Piñera en Chile, Uribe-Duque en Colombia, Macri en Argentina, Peña Nieto en México y Lenin Moreno en Ecuador. ​ Está considerado como la cara de la extrema derecha de Europa, miembro de un grupo fascista y pro nazi polaco y de reaccionarios flamencos. El 8 de diciembre de 2009 en horas de la madrugada, medio ebrio o drogado al salir de un conocido piano-bar madrileño, un individuo le propinó una golpiza que le provocó varias contusiones, dos costillas rotas y una vértebra y un pulmón dañados. Llamó la atención a sus colegas, que no presentó denuncia por la agresión, aunque los medios de derecha lo presentaron, como un ataque por sus ideas políticas ultra reaccionarias. Se abrió una investigación policial donde se denunció a Ramón Narváez, un empresario del ocio nocturno, como el agresor y fue detenido el 7 de enero de 2010, como presunto autor de la misma, quedando descartada la hipótesis del móvil político. En 2017 fue condenado por un delito de intromisión al honor, en relación a un artículo con informaciones falsas publicadas en el Diario ABC donde acusaba al abuelo del líder de izquierda Pablo Iglesias de haber participado en asesinatos de civiles inocentes. Fue juzgado y condenado a pagar una indemnización de 12.000 euros, así como los gastos del juicio. ​ En 2019 recibió una nueva condena, por un delito de intromisión ilegítima y una vulneración del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen de Francisco José Iglesias, padre de Pablo Iglesias, al que acusó falsamente de participar en el asesinato de un policía en 1973. Fue condenado a pagar los gastos del proceso, una indemnización de 15 000 euros y a publicar el fallo en su cuenta de Twitter. Lo han denunciado de enviar correos electrónicos a todos los eurodiputados y a sus colaboradores sobre acontecimientos en España, plagados de inexactitudes y falsedades sobre el anteproyecto de ley de Memoria Democrática, donde compara la profanación de la tumba de Francisco Franco con la persecución de los cristianos en los años treinta del siglo pasado y afirmó que los socialistas, comunistas y anarquistas en España asesinaron a más de 12.000 sacerdotes y monjas, decenas de obispos y altos clérigos. Ese Eurodiputado apoyó el Golpe de Estado en Bolivia contra Evo Morales, envió periodistas y especialistas para denigrar y calumniar al líder indígena y a otros altos funcionarios de su Gobierno, manteniendo estrechos vínculos con la presidenta de Facto, Jeanine Añez, su Ministro del Interior Arturo Murillo y otros funcionarios. Es profundamente racista, odia y desprecia a los indios, negros, palestinos, gente de izquierda, comunistas, latinoamericanos, africanos, ruso y chinos.

Varios amigos españoles sugieren para los demás eurodiputados anticubanos hay que analizarlos individualmente, porque lo integran, mafiosos, tránsfugas, resentidos político, oportunistas, corruptos, mentirosos, anticomunistas y todos obligados por la CIA a bailar desnudos, sin caretas, plumas en la cabeza, lentejuelas, a calzones quitados, porque en ese momento, así conviene a los asalariados de Pompeo, en la política de Estados Unidos contra Cuba, no importa que la imagen sea grotesca, vulgar y que hayan convertido al Parlamento Europeo en un Departamento de la Secretaria de Estado de Estados Unidos.

Foto de portada: Dursun Aydemir/Agencia Anadolu.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: