Gail Walker: Frustrante política de Estados Unidos hacia Cuba

Compartir

Por Deisy Francis Mexidor.

Gail Walker, directora ejecutiva de la Fundación Interreligiosa por la Organización Comunitaria (IFCO)-Pastores por la Paz, advirtió que la actual administración de Estados Unidos persiste en algunas de las viejas políticas que tienen un enfoque de confrontación hacia Cuba.

Es una de las imprescindibles amigas de Cuba. En entrevista concedida a Prensa Latina durante su más reciente visita a La Habana recordó que Joseph Biden hizo planteamientos diferentes durante su campaña electoral y es “frustrante porque después de cuatro años con Donald Trump esperábamos una actitud diferente hacia Cuba, una política diferente hacia Cuba”.

Consideró que el mandatario demócrata podría levantar algunas restricciones para aliviar el dolor y el sufrimiento de las familias cubanas y mencionó que diferentes miembros del Congreso estadounidense han presentado iniciativas legislativas en ese sentido y contra el bloqueo impuesto a la nación caribeña por más de seis décadas.

Walker lamentó que pasados cuatro meses de la llegada del presidente Biden a la Casa Blanca aún permanezcan las 243 medidas coercitivas impuestas contra Cuba por Trump (2017-2021).

Es doloroso, es frustrante, pero el comportamiento de Biden no es una sorpresa, subrayó tras insistir que en Estados Unidos la política hacia Cuba en muchos aspectos la dirige un sector influyente de los cubano-americanos más conservadores de Miami.

También criticó los pronunciamientos del gobierno de su país respecto a la cooperación de la isla en los esfuerzos contra el terrorismo, lo cual “es increíble cuando pensamos en el tipo de políticas que el gobierno de Estados Unidos apoya en todo el mundo”.

Por ejemplo –enfatizó-, lo que está sucediendo ahora en Palestina me rompe el corazón. Ese pueblo es tratado como los negros de Sudáfrica durante el apartheid. Es un apartheid moderno lo que está sucediendo en Palestina y el gobierno de Estados Unidos sigue apoyando a Israel.

Es muy contradictorio que el gobierno de Biden afirme que Cuba no está apoyando los esfuerzos para luchar contra el terrorismo, y eso me recuerda la detención injusta de los cinco cubanos en Estados Unidos, añadió.

Los Cinco (Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González) son verdaderos patriotas. Durante años desenmascararon en Estados Unidos quiénes eran los reales terroristas, expresó Gail al insistir que “la contradicción es simplemente increíble”.

Por eso opinó que hay que ayudar a la gente a entender. “Existe gran cantidad de información errónea sobre Cuba en Estados Unidos”.

La caravana anual que organizamos y nuestros jóvenes que estudian aquí son los verdaderos embajadores entre Estados Unidos y Cuba. Son los que contribuyen a exponer la realidad cubana de primera mano.

Fotos: Deisy Francis Mexidor.

VUELVE LA CARAVANA

Gail anticipó que la pandemia no hará posible “que viajemos en julio como lo hemos hecho durante muchos años así que nuestro plan es que sentimos que es realmente importante venir a Cuba en 2021”.

Fundada por su padre, el desaparecido reverendo Lucius Walker  en 1992, la caravana Pastores por la Paz no pudo realizarse por primera vez en 2020 debido a la pandemia, pero “estamos decididos a venir este año en el otoño, sobre octubre o noviembre para traer la mayor cantidad de gente posible a Cuba”.

Así que otra razón para viajar en esta ocasión, además de visitar a los estudiantes de Estados Unidos que se forman en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) “es empezar a hacer planes para la caravana porque es importante que no dejemos pasar otro año sin estar aquí en solidaridad con nuestra familia cubana, estamos cumpliendo casi 30 años de caravanas”.

Es muy importante –agregó- que sigamos ilustrando que el pueblo de Estados Unidos tiene una opinión opuesta al bloqueo contra Cuba y las caravanas expresan ese rechazo.

Dijo que actualmente hay 56 jóvenes de su país en la ELAM y muchos de ellos no han visto a la familia en casi dos años debido a la situación epidemiológica.

Walker calificó de maravilloso este programa que desde su inicio en 2001 permitió a 196 jóvenes estadounidenses cumplir el sueño de hacerse médicos y expresó sentirse honrada por darle continuidad a este hermoso proyecto ideado por el líder de la Revolución cubana Fidel Castro y los esfuerzos de Lucius.

Afirmó que esa fue una oportunidad ofrecida a “nuestros jóvenes que tenían la pasión de convertirse en médicos, pero no el cuarto de millón de dólares necesarios para estudiar medicina en los Estados Unidos”.

Para la directora ejecutiva de IFCO los “estudiantes están recibiendo la formación que sólo Cuba puede proporcionar” y puedan llevar lo aprendido de vuelta a las comunidades pobres y que carecen de servicios de salud en Estados Unidos.

DIMENSIONES DEL AMOR

El cuidado de la salud en Estados Unidos se basa en tener dinero, si cuentas con un seguro podrás acceder a un buen doctor y puedes obtener una buena atención, reflexionó Gail Walker.

Sin embargo, Cuba posee un sistema de salud pública que no se puede comparar con nada en el mundo que cubre a todos desde la cuna hasta el anciano, reconoció.

Es un sistema –dijo- que pone por delante a las personas y no al lucro, ni al dinero y desafortunadamente nuestro Sistema de Salud se enfoca más en pagar.

Es un ejemplo de por qué hay tanto respeto y reverencia por la nación caribeña, comentó la copresidenta de la Red Nacional de Solidaridad con Cuba en Estados Unidos.

Tenemos una responsabilidad especial de ser solidarios con nuestra familia cubana porque es el gobierno de Estados Unidos causa tanto dolor y sufrimiento con este bloqueo injusto, inmoral, lo peor de la humanidad, recalcó.

“No puedo decir mi gobierno, pero sí que el gobierno del país donde vivo ha impuesto su política”, sentenció al puntualizar que desempeñan una tarea difícil en “muchas otras organizaciones, individuos, en las iglesias y sindicatos donde trabajan para apoyar una relación diferente con Cuba”.

Confesó que Cuba está en su corazón porque representa muchas cosas hermosas.

No será un país perfecto, pero tiene un lugar preferente cuando pensamos en la salud, la educación, el cuidado de los ancianos o los niños, el medio ambiente, la agricultura, la sostenibilidad y cuando no se ve el número de personas que viven en las calles como ocurre en Nueva York, donde resido.

Por eso es tan importante para nosotros regresar a Cuba y estamos agradecidos por esta oportunidad para jóvenes nuestros no solo de convertirse en médicos, sino que vuelvan a casa y sirvan a las comunidades donde más se necesitan con un verdadero compromiso de ofrecer una atención de salud revolucionaria y transformadora.

Foto de portada: Deisy Francis Mexidor.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario