Honduras: El segundo juicio por Berta Cáceres listo para sentencia

Compartir

Por Martintxo Mantxo.

Tras 44 días de juicio contra uno de los coautores del asesinato de la activista hondureña Berta Cáceres, hoy, sus familiares, abogadas y compañeros del COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) organizaron una rueda de prensa para comunicar sus sensaciones y primeras conclusiones a falta de que se dicte sentencia. El desayuno informativo al que asistimos varios representantes extranjeros se celebró a las 8:00 de la mañana, 4:00 PM hora europea. Fue moderado por el hijo de Berta Cáceres, Salvador Zúñiga, y en él participaron también sus hijas y su madre. Mientras se terminaba el evento, la delegación zapatista a Europa pisó tierra después de un periplo de 47 días por el mar, después de 2 días de aguardar en el puerto de Vigo, para ser recibidos por cientos de simpatizantes de este continente. Que sepamos, la coincidencia no fue premeditada. Y tampoco sabemos si ese momento lo recoge el calendario maya, ni con que b’aak’tuune corresponde. En este solsticio de verano, Sack Q’ijUdaburua – aquí y allá. Pero sin duda son hitos de la resistencia milenaria de Abya Yala que confluyeron en la historia, y con nosotras; y que marcarán el camino.

Tras el juicio en 2018 que declaró culpables a asesinato de Berta Cáceres a siete personas, el juicio contra uno de los co-autores intelectuales del crimen, David Castillo, se inició el 6 de abril 2021. El acusado del asesinato de Berta Cáceres es David Castillo, el que fuera director de la empresa DESA (Desarrollos Energéticos S. A.), responsable por el proyecto hidroeléctrico Aguas Zarca al que se oponía Berta Cáceres, el COPINH y la comunidad lenca. Pero además David Castillo es oficial de inteligencia militar entrenado en los EEUU, en West Point. Se le acusa de planificar el asesinato de Berta Cáceres.

Como ayer explicó Bertha Zúñiga, hija de Berta, y como también lo hizo en el juicio, su madre ya le había hablado de la responsabilidad de Castillo en la represión que sufrió previa a su muerte, y en otros ataques. El abogado de la familia, por otro lado, explicó que ahora queda que dicten sentencia pero que las pruebas presentadas son rotundas y así lo confirman. En el juicio se presentaron 62 pruebas de la implicación de David Castillo en el crimen. Muchas de ellas llamadas teléfonicas a las que hubo acceso, de Castillo al organizador de los sicarios, Douglas Bustillo.3 Porque éste último realizó monitoreo y vigilancia a Berta que luego notificaba a Castillo.

Según el abogado de la familia, Víctor Fernández, las pruebas contra Castillo son sus propias comunicaciones y el contexto que aportó la acusación, como que Castillo fue culpable de “actos delictivos desde que miembro de la Junta interventora de la ENE cuando se aprobó el proyecto Agua Zarca”. También explicó Fernández, que en el juicio quedó probado que el 5 de febrero se iba a cometer un atentado contra Berta en el que iba a participar 4 militares y David Castillo, que también es militar. “Castillo fue notificado que no se iba a ejecutar el crimen por dificultades de logística”.

En este sentido el abogado Víctor Fernández fue rotundo al afirmar que los dueños de la empresa DESA, la familia Atala, son los siguientes en responsabilidad. Los Atala, son los dueños de DESA. José Eduardo Atala fue además el director de BCIE (Banco Centroamericano de Integración Económica) en Honuras. BCIE centralizaba la inversión del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca proveniente de otros financiadores. Como explicó Fernández, la razón del crimen fue que Berta junto al pueblo lenca, organizado en el COPINH, habían puesto en riesgo esa inversión millonaria que reportaría grandes beneficios a los Atala. El proyecto hidroeléctrico Agua Zarca estaba valorado en 44 millones de dólares. En 2013 ya tuvo que ser cambiada su ubicación por las movilizaciones. Las movilizaciones continuaron en 2015. El eliminar a Berta fue la forma que entendieron de parar ese movimiento y asegurar esa inversión de la banca unilateral. Finalmente los bancos FMO (Holanda), FinnFund (Finlandés) y el Banco Mundial abandonaron el proyecto.

Este ha sido un largo proceso para la familia de Berta Cáceres que una vez más se tienen que enfrentar a estos trágicos recuerdos, pero sobre todo, a las personas y a la estructura que las ampara y que les provocaron daño irreparable. Pero también un largo periodo de enfrentarse a un aparato que no dudó en utilizar las fórmulas más violentas contra la oposición organizada, y cuyo poder y contundencia todavía son presentes en la región. No en vano, Laura Zúñiga, otra de las hijas, denunció que durante estos días en los que transcurrió la audiencia ellas han seguido siendo criminalizadas y “sufriendo procesos de estigmatización culpando a nosotras cuando los criminales son otros”.

En este sentido se posicionó también la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara, quien recordó que desde el asesinato de Berta otras 40 activistas han sido asesinadas en Honduras. En los 5 años de movilización desde el asesinato de Berta se han sucedido las amenazas y la criminalización. Guevara denunció también la “falta de voluntad política” para esclarecer los hechos, que se han evidenciado en la dilatación y obstaculización de los abogados del acusado, y la falta de transparencia de esta audiencia. Asimismo, subrayó también que pese a ese ambiente hostil y de impunidad, el COPINH y la familia han seguido movilizándose.

Debemos recordar que este crimen ocurrió en 2016, pero que en 2009 se dio en Honduras un golpe de estado contra el democráticamente electo gobierno de Mel Zelaya. Aunque desde entonces se han organizado elecciones, cada una de ellas ha sido denunciada por amaños, provocando la reacción popular y fuertes disturbios. Desde el golpe de estado, el gobierno ha estado en manos del Partido Nacional, que claramente favorece a una minoría, a una élite que incluye a la familia Atala. Así lo afirmó el periodista Christian Duarte5 en el aniversario del homicidio el pasado 5 de marzo: “Luego del golpe de Estado de 2009, el evento Honduras Is Open for Business [Honduras está abierta a los negocios], impulsado por las familias mencionadas (incluida la Atala), permitió el reparto de los recursos naturales del país cual botín de guerra, incluido Río Blanco en el que se proyectaba Agua Zarca. Otra expresión de estos recursos es el intercambio de favores entre la élite y políticos a escala local” y nacional, y a los que hay que añadir la contribución militar como es el caso, o internacional.

La situación de expolio continúa en Honduras. Actualmente hay una oposición fuerte por parte del pueblo garífuna (afrodescendiente) contra los ZEDES o Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, que son esquemas neoliberales propuestos tras el golpe de estado para arrebatar aún más territorio y recursos.

Buen ejemplo de esa movilización incesante por derechos básicos y por lo que Berta representa(ba) es el Campamento Feminista Viva Berta, que se instaló fuera de la Corte Suprema de Justicia. En el desayuno informativo también participó una representante de ese campamento, Yessica Trinidad. El Campamento se ha mantenido durante dos meses, hasta ahora, y se clausurará cuando se lea el veredicto. Por él han pasado muchas mujeres, manteniéndose actualmente unas 150. Según Trinidad las mujeres continúan alzadas animadas por el ejemplo de Berta Cáceres. Este es otro ejemplo de que pese a las dificultades y la intimidación7, la única forma de conseguir justicia real es recordándoles a cada minuto que somos conscientes de sus tretas y que el pueblo no permitirá ser engañado.

La comparecencia terminó con la participación de la madre de Berta Cáceres, Austra Bertha Flores, vía vídeo, deseando no morir “sin antes ver castigados a todos los viles que asesinaron a Berta Isabel que era una defensora de los derechos de los pueblos indígenas, defensora de la Madre Tierra y de los ríos”. Como también pidió “espero que continúen acompañando esta lucha para que sirva de ejemplo, para que no se continúen esos asesinatos crueles contra los defensores de la Vida y los derechos humanos”. Ahí seguiremos.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina/ Imagen de portada: Brenda Miralda.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario