Junio en las agresiones contra Cuba

Compartir

José Luis Méndez Méndez (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano

La historia de las agresiones contra Cuba constata, con sobrados ejemplos, que cada día de todas las semanas, durante meses y años, en más de seis décadas se ha urdido, fraguado, o ejecutado un acto hostil. El mes de junio no ha sido una excepción.

El 5 de junio de 1959, el cónsul cubano en Miami, Alonso Hidalgo Barrios, es agredido por varios contrarrevolucionarios, le causan heridas graves.

También en Estados Unidos se promueve el bandidismo y los criminales alzados en Cuba, reciben su apoyo logístico. El 29 de junio de ese año un avión procedente del norte deja caer paracaídas con pertrechos bélicos en la finca Molino, Consolación del Sur, Pinar del Río.

Hasta la ruptura de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, la sede estadounidense en La Habana, fue un centro de actividades conspirativas, así después de varias advertencias diplomáticas el 15 de junio de 1960, son detenidos y expulsados del país los funcionarios de Estados Unidos Edwin L. Sweet y William G. Friedman, quienes amparándose en su condición, conspiraban para realizar actividades terroristas, ambos eran miembros del FBI.

Ese mismo día, la organización contrarrevolucionaria La Cruz infiltra por Punta Hicacos, Varadero, Matanzas, a los contrarrevolucionarios Mario Tauler Sagué y Armando Cubria Ramos para atentar contra la vida del entonces Primer Ministro, Fidel Castro Ruz.

El hostigamiento a las representaciones diplomáticas y comerciales cubanas, en países de América Latina, que no habían roto las relaciones con la joven Revolución cubana, se incrementó. El 4 de junio de 1961 tirotean la embajada de Cuba en Ciudad Panamá, Panamá y se realiza una provocación contra la sede diplomática cubana en La Paz, Bolivia.

También ese día, se produjo un ataque aéreo por medio de un avión procedente de Estados Unidos contra el central La Reforma en Las Villas.

El día 24 del propio mes se realiza otro ataque incendiario y tiroteo contra la embajada de Cuba en Ciudad Panamá, Panamá.

Después del fracaso de la invasión mercenaria, los sectores agresivos en Estados Unidos, urden nuevas operaciones subversivas y realizan disímiles actos hostiles. El 3 de junio de 1962, se produce la infiltración de tres agentes de la CIA, para activar sus contactos con organizaciones en Cuba. Cinco días más tarde resultan muertos, en similar intento, los terroristas Santiago Veta Díaz y José Miguel Delgado Martínez cuando se infiltraban por Baracoa, Oriente. Mientras, el día 10. la organización Frente Unido Occidental, FUO realiza una infiltración para sacar del país a tres de sus miembros.

Al romperse las relaciones diplomáticas el 3 de enero de 1961, la ilegal base norteamericana en Guantánamo, Oriente, incrementa su accionar subversivo, así el 29 de junio de 1962, son capturados los agentes de la CIA Julio José Wright Simón y Ardecales Garzón Ávalos, que se habían infiltrado desde la mencionada base militar, se le ocuparon armas y explosivos.

Después del estrepitoso fiasco de la llamada Operación Mangosta, en 1962, la CIA continuó sus acciones agresivas contra el territorio cubano en el marco de la denominada Operaciones Autónomas o de Múltiples Vías, sombrilla debajo de la cual se realizan decenas de actos de terror dentro y fuera de la Isla.

El 10 de junio de 1963, la organización terrorista Movimiento de Recuperación Revolucionaria, MRR, realizó un desembarco en Cayo Blanco, Varadero y atacó por sorpresa a una patrulla de cuatro marineros. Secuestró a dos de ellos y asesinó a otro.

Además, ese día, se infiltra un grupo de agentes de la CIA para sabotear la fábrica de ron Arrechabala en Cárdenas, Matanzas, el enemigo no solo se vale del bloqueo para afectar a la economía cubana, sino también emplea los ataques directos contra las instalaciones industriales.

También, un barco procedente del norte ataca a la zona de Río del Medio, Las Villas. Cuatro días después, un equipo de la CIA, promueve la fuga marítima del terrorista jefe de la organización Frente Unido Occidental, FUO, quien era buscado por las autoridades por ser el autor de numerosos crimines en la provincia de Pinar del Río.

Siguiendo la línea agresiva de afectar la economía nacional, el día 15 del propio mes, una lancha de la CIA tripulada por los llamados grupos élites de esa agencia los Comandos Mambises ataca la planta química de sulfometales en Santa Lucía, Pinar del Río. Cuatro días más tarde se produce el segundo ataque desde un barco de la CIA contra la mencionada fábrica de productos químicos.

El 20 de junio es infiltrado en el territorio nacional el agente principal de la CIA Clemente Inclán Werner para realizar contactos con uno de los organizadores de los grupos terroristas en el país y preparar la salida ilegal por vía marítima de otros criminales buscados por las autoridades, hecho que se produce el 21, cuando un equipo de esa agencia saca a sus agentes Esteban Marques Novo, y a los hermanos Ricardo, Orlando y Gilberto Ulloa.

La actividad pesquera generadora de rubros exportables es también afectada por el terrorismo. El 22 de junio del mismo año son atacadas por una lancha de la CIA cuatro embarcaciones pesqueras del tipo Sigma, la agresión ocasiona daños considerables.

El 23, un comando de los grupos élites de la CIA realizan una infiltración de terroristas con armas y explosivos. Al regreso se produce la salida ilegal del terrorista Félix Sebastián Enríquez.

Si el año 1963, fue muy activo en agresiones contra Cuba, el siguiente lo superó. El debilitar la capacidad de captura pesquera siguió siendo una prioridad para la CIA. El 8 de junio se produjo el ataque al pesquero Armando II a doce kilómetros de Cayo Blanquizar, Rancho Veloz, en la costa norte de Las Villas por una lancha artillada de la CIA. Resultan heridos Luis y Juan A. Cuadrado Broche, además hunden la embarcación. Se producen pérdidas por un valor de 71 334,74 dólares.

El día 19 de junio un comando terrorista combinado del mencionado Movimiento de Recuperación Revolucionaria, MRR y los llamados Comandos Libres Nacionalistas, CLN ataca, por vía aérea, al central “Marcelo Salado” en Caibarién, Las Villas, lo cual ocasiona daños considerables. Es derribado el avión agresor. Al día siguiente, se produce un ataque marítimo contra el puesto avanzado de observación de la defensa costera en Bahía de Cádiz en la costa norte de la provincia de Las Villas.

El 16 de junio de 1966, es atacada y secuestrada la embarcación Reina de los Mares de la cooperativa pesquera de Caibarién, Las Villas y el 30 del mismo mes es secuestrada a 15 millas de la propia localidad una embarcación auxiliar del barco soviético Vladimir Secenco.

El primero de junio de 1968, es atacado por segunda vez el puesto avanzado de observación de la defensa costera en la zona de Bahía de Cádiz, Las Villas y el 4 el mencionado grupo extremista Poder Cubano envía un telegrama amenazando de muerte al entonces Presidente de México por mantener, ese país, relaciones comerciales con Cuba.

El 21 y 23 de junio de 1968, la organización terrorista Poder Cubano coloca y hace estallar una bomba en la oficina de turismo de España en Estados Unidos y otra contra las instalaciones de oficinas de viajes de México en Miami, Florida, con el deliberado interés de atemorizar a esos países por mantener relaciones con Cuba.

Dos días más tarde la misma banda criminal coloca y estalla una bomba en un hotel donde se celebraba un evento en el cual participaba una delegación cubana.

El 27 estos delincuentes estallan una bomba en el garaje de la residencia del Cónsul de México en Miami, Florida y ese mismo día detonan otra bomba contra el hotel Biscayne en Miami, Florida, por anunciar un evento con la participación de delegados de Cuba.

El 20 de junio de 1969, los intolerantes miembros de los llamados Comandos Libres Nacionalistas, CLN realizan una provocación en Estados Unidos, contra la misión soviética ante la ONU por la presencia de una flota naval de ese país en La Habana y el 23, los mencionados terroristas de Poder Cubano lanzan artefactos incendiarios contra la misión de Cuba ante la ONU en la ciudad de Nueva York. Estos delincuentes hicieron estallar, con total impunidad, entre 1967 y 1968, 82 bombas en doce ciudades estadounidenses, record criminal no superado.

El 21 de junio de 1973, en los días previos al golpe fascista, terroristas cubanos colocan una bomba en la Oficina Comercial de Cuba y en la residencia de Michel Vázquez, consejero de esa entidad en Santiago de Chile. El 23, terroristas de la banda Omega 7, incendian un auto de la misión de Cuba ante la ONU en la ciudad de Nueva York.

En los albores de la Operación Cóndor, el 25 de junio 1975 terroristas de origen cubano asesinan en el puerto de Chimbote, Perú, al ingeniero cubano Pedro Rangel Genís, perteneciente a la Flota Pesquera de Cuba en ese país.

El 6 de junio de 1976, cuando en Cuba se conmemoraba un lustro de la nacionalización de la enseñanza y de la creación del ministerio del Interior, la organización terrorista Omega-7 hizo detonar una potente bomba contra la misión cubana Cuba ante la ONU en la ciudad de Nueva York.

Como parte del empleo del terrorismo para consolidar el bloqueo genocida el 8 de junio de 1977, la organización extremista Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas, CORU, amenaza con colocar bombas contra los cruceros del emporio estadounidense Carras Lines, que decide ante ese riesgo suspender sus viajes a la Isla.

El 21 del propio mes, la mencionada banda Omega-7 coloca bombas contra el depósito de una compañía estadounidense que intentaba comerciar con Cuba y en una agencia de viajes de Miami, Florida; contra un emigrado cubano en Elizabeth, Nueva Jersey, quien después es asesinado y se adjudica una amenaza de bomba contra otra agencia de viajes de Miami, Florida. Corría la administración demócrata de James Carter, quien había decidido la apertura de Secciones de Intereses en ambas capitales, además se habían sostenido conversaciones entre representativos de la Nación y su emigración, que permitieron los viajes entre Estados Unidos y Cuba de emigrados, así como la realización de varios emprendimientos comerciales de mutuo interés, que apenas debilitaban el bloqueo contra Cuba, pero los terroristas hacían esfuerzos por mantenerlo.

Así el 8 de junio de 1978, la mencionada banda criminal CORU se adjudica la colocación de una bomba contra la Sección de Intereses de Cuba en Washington, Estados Unidos.

Seis días después y como resultado de los intercambios culturales entre Estados Unidos y Cuba, se produce la visita del Ballet Nacional de Cuba al Lincoln Center de la ciudad de Nueva York. Contra sus presentaciones se pronuncia la organización extremista Abdala, que se atribuye una provocación contra los artistas cubanos.

La caída del Campo Socialista y su impacto negativo para Cuba, ilusiona a los terroristas, quienes estaban persuadidos de la inminente derrota de la Revolución y para ello incrementan sus preparativos y realizan actos de terror. El 2 de junio de 1993, son detenidos en Miami, Florida, los miembros de la organización terrorista Comandos F-4 Rodolfo Frómeta Caballero y Fausto Marimón, cuando intentaban comprar armas y explosivos, con fines violentos, a agentes encubiertos estadounidenses, reciban benignas penas de prisión.

El accionar terrorista, se registra a lo largo de más de seis décadas y continúa.

(*) Escritor y profesor universitario. Es el autor, entre otros, del libro “Bajo las alas del Cóndor”, «La Operación Cóndor contra Cuba» y «Demócratas en la Casa Blanca y el terrorismo contra Cuba». Es colaborador de Cubadebate y Resumen Latinoamericano.

Foto de portada: Granma

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: