La farsa del asilo: La vieja jugada sucia de Estados Unidos contra el béisbol cubano

Compartir

Se repite la jugada, una vez más. Tres integrantes de la selección de béisbol de Cuba se quedan en EEUU tras pedir asilo político.

Pero, si en Cuba no sufrían persecución ideológica de ningún tipo, ¿será que su federación les impedía fichar por equipos extranjeros? No: de hecho, dos de ellos ya estaban jugando en las ligas de México y Japón, y decidieron, sin previo aviso, incumplir el contrato con sus clubs por una mejor oferta en EEUU.

Entonces, ¿será que, para jugar en las Grandes Ligas de EEUU, solo lo pueden hacer pidiendo antes el asilo? Así es. Pero… curiosa paradoja. El gobierno que les otorga el asilo político es el que les impide jugar en su territorio, a menos que cumplan las siguientes condiciones: deben romper toda vinculación con la Federación Cubana de Béisbol y su selección nacional; dejar de pagar impuestos en su país; residir fuera de él; y reconocer que no militan en el Partido Comunista. Así, sin coacciones, en plena libertad, tendrán contratos y mucho, mucho dinero.

Recordemos: en diciembre de 2018, gracias a una licencia especial firmada, dos años atrás, por el gobierno de Barack Obama, las Grandes Ligas y la Federación Cubana de Béisbol firmaron un acuerdo histórico para que los beisboleros cubanos pudieran fichar en los 30 equipos de EEUU, sin ruptura alguna con su país. Cuba recibiría un pequeño porcentaje de las fichas, para financiar el deporte base en la Isla y reparar instalaciones. El acuerdo no llegó a ponerse en práctica: fue anulado por Donald Trump, a exigencia de los senadores de la ultraderecha cubanoamericana.

Pero los medios de comunicación lo ocultan, legitimando esta farsa política y repitiendo el tópico de la supuesta “huida” del régimen cubano. “Pese al miedo, pelotero cubano se fuga”, “Sigue la estampida en el béisbol cubano”, “Parte del equipo cubano de béisbol aprovecha (…) para fugarse y buscar asilo” o “La estrella del béisbol cubano que logró huir del régimen”, son algunos de los titulares más recientes.

El gobierno de EEUU asfixia la economía de la Isla, pero los medios endosan las carencias creadas al gobierno cubano. Washington obliga a los beisboleros cubanos a romper con su país para jugar en las Grandes Ligas, pero en los medios leemos que de quien escapan es del “régimen de La Habana”.

En este campeonato del cinismo, la medalla de oro se la lleva la CNN: “Los jugadores cubanos se han quejado durante mucho tiempo del bajo salario que reciben por jugar en la isla, lo que ha llevado a muchos a desertar”. Las jugadas sucias del gobierno de EEUU contra Cuba no serían posibles si la opinión pública internacional no estuviera anestesiada por este periodismo cómplice y cobarde.

Tomado de Cubainformación/ Foto de portada: Prensa Latina.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: