Uruguayos en pie de lucha frente a la pobreza, el mal manejo de la pandemia y la impunidad de la pasada dictadura

Compartir

Por Liset García (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano Cuba.

La central sindical única de Uruguay llamó esta semana a un paro nacional en protesta por la situación de pobreza que ha generado el azote de la pandemia, sumada al mal manejo gubernamental de la enfermedad, que ha dado lugar al incremento escalofriante de contagiados y decesos por Covid-19.

Tal panorama de descontento existente en el país se agravó tras denuncias y exigencias al Estado nacional para que obligue a los militares a entregar los archivos de la dictadura, se conozca adónde fueron a parar centenares de desaparecidos en la década de los 70, y cese la impunidad.

De acuerdo con la convocatoria al paro de 24 horas, «la inequidad es inaguantable» y el «paro contundente» defiende «a quienes la están pasando mal». Así lo manifestó el Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores, conocidos por sus siglas PIT-CNT.

Marcelo Abdala, secretario general de esa organización, señaló que el paro activo será contra «el hambre, contra la desigualdad, por trabajo, por salario y contra la discriminación y persecución sindical».

Fernando Pereira, por su parte, de la dirección del PIT-CNT, señaló que «cuando decimos que paramos contra la pobreza, nos referimos a que hoy en Uruguay 100.000 montevideanos se alimentan en ollas populares y otro tanto en el interior del país». Y la población es de poco más de tres millones de habitantes, así que no son datos menores.

Este fue el primer paro de mayor contundencia contra el Gobierno de Luis Lacalle Pou, que ha permitido el aumento de la pobreza mientras unos pocos “depositaron en el exterior y en el Uruguay varios miles de millones de dólares», al tiempo que llegan a casi 340 mil los enfermos de Covid, y más de cinco mil fallecidos, muchos de los cuales no recibieron o fue deficiente la atención médica.

Además de ser un paro contra la desigualdad, la dirección del PIT-CNT indicó que «también es contra la Ley de Urgente Consideración (LUC)», frente a la cual continúa la recogida de firmas para convocar a un referendo revocatorio de parte de su articulado, abiertamente contra los beneficios alcanzados por el pueblo durante los períodos de mandato anteriores del Frente Amplio.

Abdala advirtió que «para los que se pregunten qué pasará después del paro general, les adelantamos que va a haber lucha, va a haber movilización y lucha”.

El paro tuvo lugar justo un día después de hacerse público una solicitud  ante un organismo internacional de Derechos Humanos de investigar las dificultades en el acceso a la Justicia para ventilar el tema de los desaparecidos. El asunto volvió a la palestra pública luego de varios hallazgos de restos de detenidos, desaparecidos durante la dictadura, los cuales suceden gracias a filtraciones de información militar.

La integrante de la Asociación Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, Elena Zaffaroni, afirmó durante la audiencia de la causa que investiga esos hechos que el Estado nacional debería obligar a los militares a entregar los archivos operativos de la dictadura. Porque el «Estado tiene la responsabilidad de proveer acceso a la verdad a través de los medios judiciales«, agregó.

Zaffaroni clama por los restos de su esposo y denunció la connivencia entre el poder militar y el poder político, por lo que se hace necesario un quiebre que deje definitivamente atrás al terrorismo de Estado y permita cesar el crimen de la desaparición.

(*) Periodista cubana.

Foto de portada: EFE. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: