USAID invertirá 115 millones de dólares en ayudas para El Salvador con el ánimo de frenar la migración

Compartir

Estados Unidos destinará 115 millones de dólares en ayudas para El Salvador. Así lo informó este lunes la administradora de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), Samantha Power, en el marco de su visita a Centroamérica.

De acuerdo con Power, el presupuesto se distribuirá para cubrir diferentes falencias a nivel social, cuyo tratamiento podría incentivar una disminución en la migración irregular de familias centroamericanas hacia territorio estadounidense. De este modo, la Administración de Joe Biden invertirá 30 millones de dólares en capacitación laboral, 35 millones para la prevención de violencia de género y los 50 millones restantes en prevención de la violencia en las comunidades, recoge la agencia AP.

Asimismo, se destinarán otros 12 millones de dólares a la recuperación de pequeñas y medianas empresas afectadas por la pandemia de coronavirus en la región. En casi dos años, aseguró la funcionaria, la USAID ha prestado apoyo para la creación de 10.000 nuevos empleos, apoyando a más de 6.000 pequeños y medianos empresarios.

Power explicó que esa inversión forma parte de los 4.000 millones de dólares contemplados por la Administración de Biden para contribuir al desarrollo económico de El Salvador, Honduras y Guatemala. 

«Oportunidades económicas»

Durante un evento realizado en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, la directora de USAID destacó la importancia de la inversión en capacitación laboral, que, según indicó, busca «preparar a los salvadoreños para tomar ventaja de las oportunidades económicas».

En este aspecto, Power destacó que el Gobierno estadounidense trabaja en la creación de oportunidades de empleo para ayudar a las familias centroamericanas y así evitar que emprendan «viajes peligrosos» rumbo a EE.UU.

«Podemos trabajar con socios locales en Centroamérica, para expandir oportunidades para la juventud y ayudarlos a alejarse de la violencia», apuntó.

Desencuentro con Bukele

La visita de Power despertó controversias en El Salvador, debido a que USAID anunció el 21 de mayo que retiraría los fondos que otorgaba a instituciones públicas —incluyendo la Policía Nacional Civil (PNC)— para destinarlos a organizaciones de la sociedad civil que promueven la transparencia, combaten la corrupción y monitorean los derechos humanos en la nación. 

USAID tomó esa determinación luego de que la Asamblea Nacional de El Salvador —de mayoría oficialista— decidiera usar sus facultades constitucionales para destituir a cinco miembros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y al fiscal general, Raúl Melara. Tal acción fue vista con preocupación por Washington, que alertó sobre la necesidad de preservar la división de poderes en una democracia. 

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, respondió airadamente al anuncio de USAID sobre el redireccionamiento de los recursos: «Qué bueno que reciban financiamiento extranjero, porque del pueblo salvadoreño no recibirán ni un centavo. Cada quien invierte en sus prioridades», sostuvo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Durante su discurso en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, Power envió un mensaje sobre el combate a la corrupción en la región.

«Si se permite que la corrupción sea desenfrenada, si no se respeta la independencia judicial, si se desmantelan las instituciones anticorrupción, los gobiernos locales terminarán obstaculizando las aspiraciones de su propia gente», afirmó la directora de USAID. 

Tomado de RT/ Foto de portada: Secretaría de Prensa de La Presidencia/ Reuters.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: